ManoBook > Fantasía > Broken

   Capítulo 3 Decidido.

Broken Por Pep_cake Palabras: 15085

Actualizado: 2021-03-01 12:08


Otra semana ya a pasó y Luke no podía dejar de verse al espejo como un idiota. Vamos a recapitular para que entiendan, hace unos cuantos días, Luke comenzó a notar ciertos cambios en sí mismo ( incluso sus amigos ya se lo hacían notar) la primera y la más evidente es que ahora hable; tiene una voz muy dulce, bastante grave y un poco ronca y le sienta bien por su aspecto físico, (por allí todo bien) pero no es solo que ahora pueda hablar, también puede cantar, tiene una voz melodiosa, rítmica, en poco tiempo puedo desarrollar un rango vocal amplio, (¿no les parece algo loco?) volviendo a lo que vamos. Hoy al despertar, Luke se levantó para ir a clase (nada fuera de lo común) pero al entrar al baño y lavarse bien la cara, notó algo extraño en su cabello.—¿Qué es esto? —Fue lo primero que se preguntó. Se agarró un mechón de cabello de la parte derecha de su cabeza—. Yo no me hice esto ¿en qué momento? —trató de mantener la calma, en anteriores ocasiones le habían pasado cosas más raras que está. Luke vio su cabello, que es tan negro como la noche misma o más, incluso hace que su piel blanca resalte por lo negro de su cabello, pero lo que no cuadra en toda esa ecuación, es el mechón de color azul marino que le apareció de la noche a la mañana (literal) como si fuera normal que el cabello se tiñera solo.—¿Ahora que hago? ¿Cómo ocultaré esto? —Luke trató de pensar en cómo haría para ocultar su “pequeño” problema y recordó que su hermano tiene una colección de gorras, pasamontañas, sombreros en su cuarto.Con cuidado salió de su cuarto sin que sus padres lo vieran o lo escucharan, no quiero que le preguntara porque si anoche su cabello era todo negro, ahora tiene un gran mechón azul. Entro al cuarto de su hermano y abrí su closet, observé todas las cosas que tenía allí y se sintió nostalgia, a su hermano le otorgaron una beca bastante importante y se fue a vivir a otro país, la última vez que lo vieron fue hace ocho meses y desde allí no se ven. Sonrió con algo de melancolía, porque si su hermano estuviera aquí, ya le hubiera contado todo lo que le está sucediendo y de seguro lo hubiera llevado al psicólogo para que descarten que está loco.Tomó una de las tantas gorras que había en ese closet y con bastante cuidado salió del cuarto, no quería hacer ningún ruido para que no supieran que estaba allí adentro. Él rápidamente fue a su cuarto y se vistió apurado, se colocó una chaqueta de Matt y listo para comenzar el día.Bajó hasta la cocina y no vio a ninguno de sus padres, lo único que encontré fue el desayuno en la mesa.—Seguro ya se fueron—se sentó y comenzó a comer el desayuno que su madre le dejó.Todo en su vida ha pasado demasiado rápido, sus emociones están un tanto confusas e inestables, el hecho de que cosas extrañas le están pasando provocaba en él ciertas emociones que todavía no puede explicar o él no sabe cómo aclararlas correctamente. Ahora ¿cuál es la mayor pregunta que él se estaba haciendo? “¿Quién soy?” Luke está a punto de cuestionarse todo a su alrededor, no se conocía bien y se siente confundido. El timbre de su casa sonó y él se levantó a abrir la puerta, se colocó su bolso, porque seguro es Matt o Robín que vienen a buscarlo (o eso piensa él), Luke abrió la puerta y se al abrirla se topó con un chico que no conocía, pero que al mismo tiempo su cara se le es demasiado familiar.—¿Hola…? —lo saludo.—Hola, ¿cómo estás Luke? —Le preguntó el chico extraño con una linda sonrisa en su rostro.—¿Quién eres? — fue lo primero que le preguntó ignorando su pregunta. Ya para este punto no confía en nadie—Oh, sí, lo siento, a veces se me olvida presentarme—se disculpó el chico extraño, con una sonrisa un tanto nerviosa—. Me llamo Dante—le extendió la mano a Luke y el chico pudo notar como sus ojos brillaban y eso bastó para que le cerrara la puerta en la cara.—Mierda—su corazón se le retumbaba muy rápido y frenético, se puso algo pálido y pensó por un momento que iba a vomitar su corazón—. ¿Por qué le cerré la puerta? ¿Vino a llevarse mi alma? No lo creo… ¿Oh sí? —ya Luke estaba paranoico, más que sus nervios estaban a mil y eso lo pudo percibir Dante a través de la puerta, así que para “tratar” de tranquilizarlo le dijo:—Luke… ¿No me voy a llevar tu alma? —él chico se río—. No soy la muerte— Luke respiró y abrió la puerta bastante apenado.—Lo siento.—No te preocupes, son cosas que pasan. No todos los días un extraño viene a tocar la puerta de tu casa—por un momento hubo un extraño silencio entre ambos—. Bueno, vine hasta acá porque necesito que vengas conmigo—Dante sabía que decirle eso a un chico asustadizo y de una manera tan directa lo iba a poner peor—. No, no es por nada malo… solo que ya llego tu momento—la cara de Luke fue todo un poema, se nota a miles de kilómetros que está asustado.—Tengo una pregunta—Luke para este punto su curiosidad es más grande que su miedo, necesita saber qué juego va a comenzar a jugar, cuáles son las reglas que tiene que seguir y a qué bando tiene que ir—Por supuesto, puedes preguntarme lo que sea—le dijo el chico de cara y ojos bonitos.—¿Soy humano? —Dante lo vio con los ojos bien abiertos, pensó que le preguntaría otra cosa, así que se echó a reír—¿Por qué te ríes? —le preguntó Luke molesto.—Pensé que me preguntarías otra cosa—le respondió todavía con la sonrisa en su cara.—Solo necesito saber eso—Danto lo miró a los ojos azules marinos de Luke y soltó un suspiro.—Si, eres o, mejor dicho, somos humanos. Puede que seamos un poquito diferentes, pero al fin y al cabo somos carne y huesos, como lo son todo el mundo—esa respuesta basta que Luke se sintiera bastante conforme (por los momentos) tengo que recalcar.—Ok, te acompañaré.Luke se acomodó bien su bolso, agarró las llaves de su casa y se fue junto a Dante. Sin percatarse de que alguien a lo lejos observó como los dos chicos se fueron juntos. + —Comprendo que estés bastante confundido, en su momento también lo estuvo. No es fácil despertarse un día y enterarte: “mira ahora tienes poderes y tienes que liderar una guerra de milenio” pero son cosas que se escapan de nuestras manos y dan miedo e incluso puedes llegar a ser un peligro—Los dos se encontraban caminando por las calles de la ciudad—. Pero para eso te ayude cuando estabas en peligro en el callejón— Eso tomó por sorpresa a Luke, pero al mismo tiempo supo porque se le hacía tan familiar—. Vine a ayudarte y a darte las respuestas que necesitas—para Luke eso es perfecto.—¿Qué somos? —Fue lo primero que le preguntó.—Somos hijos de la luz.—¿Cómo así? —le volvió a preguntar Luke.—Hace miles de años, toda la energía de las estrellas se concentró en un solo brillante punto, esa energía calidad, brillante y poderosa, contenía todo lo necesarios para crear y destruir vidas. Ese poder que vino de los cielos y dentro de él se encontraban las fuerzas del bien y del mal, el cual se le fue otorgado a una pequeña niña terrestre. Ella fue creciendo al igual que esos poderes y con esa misma magia ella le dio habilidades a ciertos humanos, luego esos humanos pasaron a ser criaturas un tanto especiales, que se mezclaron con personas normales, pero un día por los celos de una persona llena de codicia y que quería tenerlo todo para él, se dispuso a acabar con la vida de todos. Ella al ver que no iba a poder pelear sola esta batalla, creó sus propios guerreros, hechos de la misma energía de la cual provenía ella, dándole a cada uno un poder para que pudieran defender a todos de las garras de la oscuridad—Dante detuvo a Luke al sentir una extraña pr

esencia.—¿Qué pasa? —miró hacia todos lados y al no ver a nadie, miró al más joven con algo de pena.—Nada, sigamos—los dos siguieron caminando, mientras Luke seguía escuchando la historia—. Pero tristemente ambos lados no pudieron llegar a un acuerdo y se terminaron destruyendo unos a los otros. Nosotros al morir en combate renacemos cuando es el momento y ahora llegó el momento—los dos llegaron a la biblioteca pública.Los dos pasaron y Dante llevó a Luke hasta el último rincón de la biblioteca—. Listo—mentiría si dijera que Luke no tiene miedo, pero ya está aquí y no va a dar marcha atrás.—Estoy listo—Dante le hizo una seña para que se echará hacia atrás y él retrocedió unos pasos.Dante extendió sus manos, cerró con sus ojos, inhalo tomando todo el aire que sus pulmones le permitieron y comenzó a recitar palabras en un lenguaje bastante antiguo, sus manos comenzaron a brillar y los estantes donde están los libros fueron formándose varios círculos alrededor con diferentes símbolos que a Luke se le hicieron conocidos. Una puerta tras dimensional se abrió, Dante bajó sus manos y miró a Luke, él un tanto agotado porque abrir un portal así no es tan fácil, le extendió su mano a Luke.—Vamos, nos están esperando—un tanto inseguro, Luke tomó la mano de él extraño y juntos cruzaron esa puerta.Una ráfaga de viento los envolvió a ambos y sintieron como alguien los jalaba hacia adentro del portal que de inmediato al ellos pasar, él se cerró. Luces, esferas de colores, brillos mágicos, fue lo que los ojos de Luke vieron al pasar ese túnel. Parpadeo varias veces hasta que sus ojos fueron dejando de ver tantas chicas de colores, cerró los ojos y luego lo abrió para encontrar para visualizar que estaba en una base la cual tiene un mueble en forma de media luna, mesa de comedor, una gran plasma, observó un pasillo con bastantes puertas y una gran escalera en forma de caracol.—Bienvenido—Luke trató de salir de su asombro, nunca se imaginó que iba a estar en un lugar así.Luke se siente bastante extraño, todo en ese sitio se le hace demasiado familiar, como si ya hubiera estado aquí muchas, el pasillo con las puertas, todos esos recuerdos estaban en su mente.—¿Estas bien? —Le preguntó Dante al ver que tenía una mirada perdida.—Si, solo ¿Yo ya estuve aquí?—Sí, este lugar siempre nos ha unido, hemos estado viniendo al mismo sitio por siglos—Luke le iba a preguntar algo cuando escuchó la voz muy familiar de una mujer.—¡Viniste! —exclamó una chica la cual él reconoció al instante.—Hola…—los saludo ambos chicos que reconoció de inmediato a pesar de que se veían bastante diferentes.—Hola, sé que la última vez no nos presentamos, pero soy Marín y él es Joás—ella señaló al chico alto, de cabello rojo con toques anaranjados que parece que está esta como de mal humor.Luke le dio las manos a cada uno de ellos y se sintió raro, ese momento lo había vivido tantas veces que hasta le es bastante gracioso.—Espero poder llevarnos bien todos.—No te preocupes, tenlo por segundo—le dijo la chica de cabello y ojos plateados.—Bueno, tenemos que irnos. Nos vemos después Luke—ella le dio unas palmaditas en su hombro y él chico alto le sonrió para luego abrir un portal e irse.—Ven, te voy a dar un pequeño tour.Dante guio a Luke por todo el lugar. Primero subieron al pasillo de los recuerdos, donde el pudo ver las imágenes de sus vidas pasadas y de las vidas pasadas de los otros chicos, el pasillo era bastante grande y espacioso, observó como toda la habitación es de un color blanco y tiene bastante luz. Luego, fueron al salón donde se encontraban todos los objetos mágicos y antiguos, luego subieron a la biblioteca la cual Luke se quedó impresionado al ver lo grande que es toda esa biblioteca.—Tengo algo que darte—Luke siguió a Dante hasta llegar a un gran estante forrado de libros, él vio como el chico sacó un libro de color azul oscuro y se lo entrego.Luke miró con curiosidad ese libro, el cual es de pasta gruesa, se ve bastante desgastado por los años que tiene, un símbolo de gota de agua adorna su portada, él abrió el libro y una voz le susurro al oído: “No lo obras” y de inmediato lo cerró.—¿Pasa algo?—No, nada—le mintió, no quería que se preocupara y todavía no han terminado su recorrido.—Seguimos—Luke asintió y fue tras de él.Ellos dos bajaron hasta el pasillo donde se encontraba todas esas puertas, Luke miró que cada una de las puertas eran bastante grandes, con una decoración de mosaico, cada uno con las figuras del elemento que representan, ellos dos se detuvieron en la puerta de Luke, la cual tiene una figura echa de mosaico de una diosa marina la cual sostiene una perla en sus manos. Con mucha curiosidad Luke se acercó a la puerta, posó sus dedos en el dibujo de la puerta y automáticamente cada una de las piezas que conforman el mosaico, fueron desapareciendo hasta que la habitación se abrió.—Entremos.Los dos pasaron al cuarto y de inmediato la puerta se cerró. La habitación se encuentra completamente vacía, no había nada y cuando les hablo de nada es nada.—Aquí puedes crear lo que tú quieras con solo pensarlo. El límite es infinito. En este lugar puedes recrear hasta un mundo en su totalidad—a Luke le pareció interesante.—¿Es normal tener tanto miedo?—Todos tenemos miedo, creo que esa es la parte más bonita del ser humano. Yo desde que supe que era el elegido, tuve mucho miedo y todavía lo tengo si te soy sincero, yo me acuerdo que me preguntaba: “¿Por qué esto me tiene que pasar a mí? Yo no quiero esta responsabilidad “era horrible. Pero me di cuenta de que no es tan malo, nacimos con un propósito y necesitamos mantener un equilibrio, entre que queremos ser y que es lo que vamos a transmitir—Dante miró a Luke a los ojos y tocó sus hombros—. Recuerda que la vida no se trata de si eres bueno o malo, se trata de seguir nuestro propio destino, escribir nuestra propia historia a pesar de que alguien más la escribió para uno—Dante le guiño el ojo y allí Luke pudo ver ese mismo brillo que vio antes.—Lo haré, aprenderé lo que me tengas que enseñar y me volveré parte de usted—eso alegró bastante a Dante, el cual no pudo evitar regalarle una sonrisa.—Perfecto, entonces comenzamos mañana—Luke asintió y en eso se dio cuenta de que no había ido a clases.—Mis clases, me tengo que ir.—No te preocupes, aquí el tiempo se encuentra detenido. Estamos en medio de la nada, literalmente—no sabía si eso lo tranquilizaba o no, pero mientras no llegara tarde a sus clases todo bien.Dante lo acompañó hasta la salida y volvió abrir otro portal.—Los portales los puedes abrir mientras tengas ese brazalete—Luke miró el brazalete que no se pudo quitar—. Solo tienes que dirigirte a algún punto que haya en la ciudad y listo, podrás ingresar a este sitio. El portal que te abrí te llevará a la biblioteca de tu escuela, así que nos vemos pronto LukeLuke vio como Dante subía las escaleras y se perdía en una de las habitaciones. Su mirada se posó directamente en ese portal, se acercó y luego metió un brazo, luego la mitad de su cuerpo y al final entró al portal. Sus ojos viajaron de nuevo por un sinfín de brillos mágicos, esferas, chispas, luces y otras infinidades de cosas que sus ojos vieron, el portal se abrió en la biblioteca de su escuela y el volvió a abrir y a cerrar los ojos, no sabía si se iba acostumbrar a toda la magia que salía de allí. Él se talló los ojos para ver con claridad y una vez que recuperó la visión quedó paralizado.—¿Luke? —vio a Robín al frente de él—¿tú de dónde rayos acabas de salir?

Continuará…

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir