ManoBook > Romances > No Más Mentiras

   Capítulo 29 Fiesta de compromiso

No Más Mentiras Por Dimas Favela Palabras: 6172

Actualizado: 2021-04-06 04:45


"De acuerdo, abuelo", concedió Blake.

El hombre que se había comprometido con Helen era Rory. Apenas se hubo enterado de la noticia, su sangre comenzó a hervir.

'No tienes idea de lo mucho que duele la traición, Madeline, pero pronto lo sabrás', pensó.

"¿Cuándo tendré que dejar de cuidarte, Blake? ¿Acaso no puedes concentrarte en tus estudios y adquirir los conocimientos para poder dirigir esta empresa?", cuestionó Yosef con convicción.

"Usted ya tiene a Bryan, ¿o no?", dijo Blake, a modo de respuesta.

Esas estúpidas insinuaciones impacientaron a su abuelo, quien dijo: "Con el tiempo, se te entregará la empresa. ¿De verdad creíste que Bryan sería quien heredase todas las propiedades que tanto me costaron ganar?".

"No, abuelo, pero ahora lo comprendo. Él dirigirá la empresa por mí durante los próximos dos años, hasta que yo termine de lanzar mi carrera. Después de eso, yo mismo me encargaré de hacer el trabajo por usted", explicó.

"Tu ingenuidad me resulta insoportable. ¿Acaso no piensas que quiere quedarse con la empresa? ¿Esperas que te la entregue como si fuera un mero juguete?", preguntó Yosef. El anciano se sentía por demás decepcionado.

"¿Qué tan descarado es Bryan como para reclamar la empresa como suya? Sé que usted ya no la supervisa, pero sigue siendo el mayor accionista. Solo transfiera las acciones a mi nombre, y todo estará bien", dijo su nieto.

Blake sonrió con una convicción inquebrantable. Sin embargo, Yosef sacudió la cabeza, negándose a aceptar aquella confianza.

¡En ese momento, el anciano se preguntó qué diablos había hecho mal como para merecer un nieto tan ignorante!

El césped era abundante, y las olas del mar color azul cerúleo rompían en aquella brillante playa blanca.

Los invitados eran recibidos por dos hileras de lirios de colores vibrantes, que perfumaban la costa con su esencia flotando en la brisa. También había una puerta en forma de arco, adornada por pequeños capullos de rosas que se extendían hasta donde alcanzaba la vista.

El evento tenía lugar en Sanya, la ciudad costera más impresionante de todo China.

El vuelo matutino de Madeline arribó temprano. Se suponía que ella y Blake asistirían a una fiesta de compromiso en aquella ciudad.

Sin embargo, no lo había visto en ningún momento desde su llegada.

Se topó primero con Bryan. El hombre se veía increíblemente atractivo. Estaba vestido con un traje blanco, combinado con una corbata celeste.

"¿Usted también ha venido?", le preguntó ella, tan pronto como lo hubo alcanzado.

"Sí", respondió, asintiendo.

Por curiosidad, Madeline quiso preguntarle si le había pasado algo recientemente. No obstante, una repentina voz la interrumpió.

"¡Conque aquí estabas, cariño! ¿Cómo estuvo el vuelo? ¿Estás cansada?", le preguntó de la nada un hombre inesperado, cuya conocida voz hizo que un escalofrío le recorriera el cuerpo a la muchacha.

Varias miradas intrigadas se posaron en ella, mientras finalmente se daba cuenta de que era Blake quien la había llamado con emoción.

¿Qué había sucedido con él?

Com

o los ojos que la observaban se entrecerraron, ¡Madeline tuvo que forzar una incómoda sonrisa sorprendida!

Era la primera vez que veía a su esposo desde que lo había amenazado con suicidarse usando un cuchillo.

"Tengo una sorpresa para ti más tarde", le susurró Blake al oído.

Aquellas palabras tan íntimas la incomodaron, por lo que dio unos pasos hacia atrás.

Ante los ojos del resto, la pareja era el epítome del amor.

"Gracias, pero no creo que sea necesario", replicó ella, mirándolo a los ojos.

A regañadientes, Blake negó con la cabeza y le dijo: "Esto es algo que jamás podrás rechazar".

El desprecio se ocultaba en la expresión del hombre, que parecía como si estuviera a punto de utilizar algunos trucos mágicos. Sin dudas, no tramaba nada bueno.

En ese momento, Madeline se percató de que Bryan se había marchado. Había desaparecido de su campo visual.

La ceremonia comenzó con la revelación de los recién comprometidos a todos los presentes.

Esperen un segundo... ¿Acaso Madeline estaba soñando?

Helen, que había salido de detrás de las cortinas, le tomó la mano a un hombre que no era otro que... ¿Rory?

¡Sí, era él!

De repente, Madeline se quedó sin palabras. ¡Tenía pinta de haber sido petrificada por un rayo!

'¿Cómo es posible esto?

¿Qué diablos está pasando?', pensó, incrédula.

"¡Felicitaciones por su magnífico compromiso, señor Rory Fu y señorita Helen Luo!", exclamó el maestro de ceremonias.

Aquella voz chillona se le clavó en el pecho cual sable, desgarrándole el corazón a la muchacha.

Las piernas le flaquearon, e intentó no terminar cayéndose al suelo. Entonces, su padre salió al escenario sonriendo ampliamente. Emilee lo seguía, llevando en su cara la sonrisa más orgullosa del mundo.

Al final, Madeline se había enterado de cuál era la gran sorpresa.

Tras respirar profundamente, gritó a todo pulmón: "¡Esperen!". A la vez que su voz resonaba por el lugar, caminó con paso rápido hacia el centro del escenario.

Nadie dejó de mirar cómo su esbelta figura se dirigía a pararse frente a los prometidos.

Su desfachatez había dejado pasmados tanto a Lyle, como a la madre de la novia.

"¿Qué quieres?", demandó una nerviosa Emilee.

Madeline se la quedó mirando, y, sin inmutarse, le respondió: "Me parece que aquí tenemos algo para discutir".

"Podemos hablar al respecto más tarde, después de que termine la fiesta", devolvió la otra, inquieta.

Desafortunadamente, Madeline sacudió la cabeza e insistió en resolver el problema de una vez por todas. "No, pondremos las cosas en orden ahora mismo", dijo.

Un momento después, sus ojos buscaron a Rory. "Dime, ¿te amenazaron para que aceptaras este compromiso?", demandó.

El aludido apartó la mirada, y no le respondió. No obstante, Helen rompió el silencio y habló: "¿Qué dices? Rory y yo estamos enamorados".

Ninguno de los invitados sabía cómo reaccionar ante esa escena dramática e incómoda.

"¿Enamorados?", preguntó Madeline. Luego, miró a Rory con prudencia y presionó: "Rory, ¿en verdad estás enamorado de ella?".

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir