ManoBook > Romances > Tal vez no sea tan malo estar contigo

   Capítulo 3 Todo en esta vida tiene su porqué.

Tal vez no sea tan malo estar contigo Por Pep_cake Palabras: 8743

Actualizado: 2021-02-18 21:21


Ese hombre y yo nos estuvimos viendo por unos minutos, en completo silencio y él esperando una respuesta de mí, la cual no sé responder.—Hyun Joon... ¿Por qué me tienes aquí?—Cambie un poco el juego.Joon me sonrió, sentí al ver su perfecto rostro coreano, como lo de los dramas, su sonrisa de galán de telenovela, provocaron que mis mejillas se encendieran, poniéndose completamente rojas y provocando que la cara me ardía, como si me hubieran echado mucho fuego.—Buena pregunta—se dirigió hacia mí y se sentó en la cama.-Soy gay...—¿Qué?...No supe qué responder a eso, me tomó por sorpresa, ya que ser gay en Corea, todavía no es bien visto y sé que tienen su día del orgullo. Pero mirando cómo este hombre vive, cualquiera cree que es un poderoso Ceo, un hombre asquerosamente rico..."Pero es gay" y eso provoca que mis miedos suban, se eleven por los cielos y me hagan imaginar muchas cosas, malas.—Como lo oíste. Soy el primer, heredero rico, en declarar su homosexualidad a los cuatro vientos: el primero, en incrementar los derechos de los homosexuales y sus derivados. —Se levantó y se acercó a mí. —Me enamore de ti, cuando estaba en estados unidos.

Mi mente está en un limbo el cual no creo que salga así como así. Lo miré y lo primero que se me pasó por la mente fue: "¿Nos conocimos?, ¿Dónde?, ¿Cuándo?, ¿Cómo?, ¿En qué momento? Y ¿Por qué no lo recuerdo?" me sumergí en mis propios pensamientos, ignorándolo por completo, no sé qué hacer, no sé cómo pensar bien y que puedo hacer para que esto se acabe de una vez, (Aunque dude, que esto se acabe). Joon chasqueo sus dedos repetidas veces en mi cara, hasta por fin poder, entrar en razón y comprender lo que está pasando y lo que va a pasar.—Yo no soy gay—le respondí.Él se colocó frente de mí y la diferencia de nuestra estatura, es algo abismal, ya que él es por lo menos 20 centímetros más alto que yo y más imponente. Lo mire a los ojos y él hizo lo mismo conmigo, pasó su dedo índice, por el lado izquierdo de mi cara, con mucho cuidado, como si fuera una persona de cristal que él puede romper en cualquier momento (Pero por pura curiosidad de la vida, él es mucho más blanco que yo), sentí esa sensación, pensé: "¡Está loco! ¿Qué quiere de mí?".—No me importa.—¿Eh?Le dije confundido.—No me importa si lo eres o no. Te quiero solamente a ti-se acercó un poco más a mí.Mire sus oscuras intenciones a través de esos aterradores (Pero lindos) ojos rasgados. Aparté mi rostro antes de que él pegara sus carnosos labios con los míos. Me aleje unos pocos centímetros, algo aterrado. — ¿Pu... puedes irte? —Le pregunté muy asustado.—Está bien.Él se apartó de mí con algo de lentitud, me miró por unos pequeños segundos y camino directo a la puerta. Al llegar la abrió y antes de salir del cuarto, se volteó a verme.—Nos veremos, después... Andrew—cerró la puerta y no escuche ningún ¡Clic! O algo que me indicara de que la puerta la había cerrado.Con mucho temor y mis piernas y manos temblando, como si me fuera a derrumbar, me acerqué a la puerta y gire un poco el pomo de la puerta (Sin abrir la puerta) para comprobar que no la ha cerrado. Me recosté de la puerta y fui cayendo al suelo lentamente, mientras mis lágrimas resbalaban por mis mejillas y caían al suelo al igual que yo: “No te desmorones ahora, no es el momento”, pero decirlo no es fácil. “Por culpa de ese maldito hombro y su maldito capricho de niño rico, estoy así. Pero esta me las va a pagar...”

+

Pasaron dos largos días desde que volví a ver a Joon, no sé a parecido y agradezco que no lo haga, ya que su presencia me pone nervioso a un nivel fuera de este mundo, me hace sentirme muy mal; le tengo miedo, estoy asustado y no lo puedo controlar más. Siento que algo malo va a pasar en cualquier momento y no lo voy a poder parar.Me levanté con mucho cuidado de la cama, encendí la tv y comencé a ver una de mis series favoritas y a la cual sigo desde que comenzó, ya que me llamó demasiado la tensión "Steven Universe" (sé que es infantil, pero me gusta) comencé a ver mi serie, cuando escuché unos pasos venir hacia el cuarto, mi cuerpo se tensó. Seguí como si nada, pero la puerta se abrió y pude verlo, su cara luce algo roja y su respiración está algo agitada. No le doy mucha importancia y sigo viendo la tv, pretendiendo que él no está aquí, jodiéndome la vida como suele hacerlo.Se sentó al lado mío; ape

sta demasiado a alcohol, como si hubiera bebido en exceso o mucho peor, como si se hubieran echado todas las botellas de alcohol encima. Se arrimó muy cerca de mí, tan cerca, que se situó a mi lado, apoyó su cabeza en mi hombro y subió su pierna izquierda en mi pierna derecha, acortando el poco espacio que hay entre nosotros.— ¿Por qué haces esto?—Le pregunté, mientras observaba la tv y sin darle ni un poquito de interés a sus actos.—No lo sé...—me respondió.—Quiero ir a casa—él se río de mí.— ¿Cuál casa?, si tus padres te vendieron a mí: no tienes un hogar ni un lugar donde llegar. Ahora eres huérfano, ¿Adónde piensas llegar cuando estés allá? ¿Dónde vas a vivir?, ¿Cómo vas a vivir? ¿Acaso morirte de hambre y fracasar en la vida? ¡¿EH!?Sus palabras me dolieron, me dolieron demasiado. Quité su pierna de encima de mí y aparte su cabeza de mi hombro. Me levanté disgustado por sus palabras tan brutales las cuales no tengo que escuchar para nada del mundo. Me levanté para ir al baño y después acostarme, me encaminé para el baño, pero antes de poner la mano en el pomo de la puerta para abrirla, el me agarro con mucha fuerza de la muñeca, me jalo hacia él, pero después me lanzo al suelo, provocando que cayera en mi trasero y que sintiera un dolor muy horrible.— ¿¡Qué te pasa!?—Le vociferé molesto, por su acto de agresión repentina.—Solo una noche—me susurro al odio.—¿De qué hablas? —Le pregunté confundido.—Solo te voy a pedir que te calles, que no grites ni te comportes de un modo agresivo que me haga lastimarte—no entendí para nada sus palabras incoherentes y el tono en que me habla es realmente raro, no sé si es su borrachera, o es que ya ha perdido la cabeza.—De verdad ya has perdido la cabeza—me levanté dispuesto a ir al baño. Pero antes de hacerlo él me volvió a lanzar al suelo se posiciono arriba de mí— ¿¡Qué haces!? ¡Quítate!—Trate de alejarlo pero es completamente inútil.Joon, me inmovilizo en el suelo, colocó su trasero en aquella parte muy sensible de mi cuerpo, agarró mis dos manos y las apretó con mucha fuerza con una de las suyas y las colocó encima de mi cabeza, mientras que con su otra mano, subió un poco mi camisa, dejando expuesto un poco de mi abdomen y pecho. Lo mire por un segundo a los ojos; lujuria, pasión y deseo, con esas tres características me miraba, mi cuerpo nadie lo puede culpar de temblar un poco, debajo de él. El miedo se subió a mi cabeza y no quería dejarme ir, "¿Me va a violar?" me pregunté con el corazón a mil y a punto de salirse de mí pecho y escapar a un lugar muy lejos de aquí, donde nadie lo pueda encontrar.Intenté apartarme de él, lo quise patear pero no pude, en la posición en la que esta no puedo hacer eso y su fuerza es un poco más grande que la mía y no me deja moverme. Yo lo volví a mirar y esta vez, el agarro y me beso, abrí de inmediato los ojos y lo quedé viendo. Por un momento me paralice por aquel acto en contra de mi voluntad y al cual no me puedo resistir. Sus labios aprisionaron los míos algo brusco y de una manera muy frenética. Me dejé llevar hasta que él se cansó de besarme, se separó de mí y al hacerlo inconscientemente me puse a llorar, las lágrimas descendían por mis mejillas hasta caer al suelo. Lo mire por unos segundos, él comenzó a besar mi cuello, sin importarle si a mí me gusta o no me gusta, se separó un poco de mí y hay mire la única oportunidad que tengo para salir de aquí.Me miró de nuevo y se acercó para besarme, pero fui más rápido y le di un fuerte cabeza. Él de inmediato me soltó y me levanté, salí corriendo hasta el gran armario, pero me agarró del cuello de la camisa y me la estiro, me di la vuelta y su expresión es muy fría y distante, yo me lo quite de encima, empujándolo lejos de mí y entre al armario, le pase seguro a la puerta y me deje caer al suelo.— ¡Abre!—Le dio un fuerte golpe a la puerta.— ¡No!.. ¡Vete, maldito violador!—Le grite furioso.Joon pateó la puerta varias veces, hasta cansarse, escuche como salió de mí cuerpo, pero el miedo no me dejó salir del armario. Me abracé a mis piernas y las lágrimas ya no salían a pesar de estar por dentro hecho un mar de lágrimas.—Ya no puedo seguir así. Yo no… no permitiré que esto vuelva a pasar-me limpie los ojos—me canse de ser muy bueno, de llorar y de que hagan lo que quieran conmigo. Ya no dejaré, ni que él ni nadie juegue conmigo.Continuará....

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir