ManoBook > Romances > Tal vez no sea tan malo estar contigo

   Capítulo 5 Usado

Tal vez no sea tan malo estar contigo Por Pep_cake Palabras: 8759

Actualizado: 2021-02-18 22:05


Nunca pensé que me sentiría tan incómodo estando con alguien. Pero Joon. Él es esa clase de persona que rebasa los límites; y vivir con él se volvió algo sumamente incómodo, raro, algo... No sé cómo explicarlo, pero me siento raro al estar en una situación como rehén y al mismo tiempo no, ¿Entiende? Ya que de verdad es complicado definir mi situación en este lugar; me contrató a alguien para aprender el idioma, me confesó su amor y todavía cree que lo perdonaré así de fácil él cree. Pues… está equivocado.Una maldita semana ha pasado, desde que se me confeso, mis sentimientos por él son igual que desde el principio; odio, rencor, desesperación por querer volver a mí vida, me dan ganas de ir y matarlo... Yo de verdad quiero ser libre, quiero volar lejos, no veo al caso de que yo esté aquí, sufriendo y sintiéndome de este modo, por un capricho: porque eso es lo que es, un capricho y ya no lo soporto. Buscaré la manera de irme, así sea que lo mate o yo matarme, pero nunca voy a aceptar lo que él siente por mí, ¡Jamás...!

+

Termine de repasar todo lo que la maestra me enseñó, el idioma a pesar de todo, lo estoy comprendiendo y me siento cómodo aunque creí que me llevaría más tiempo aprenderlo. Pero es fácil a pesar de todo es fácil y si algún día escapó ya sabré un idioma diferente al mío y eso me abrirá muchas puertas. Guarde mis cuadernos en la gaveta izquierda de mi escritorio, observe la hora en el reloj despertador digital, que marcan las 11:40 pm. Salí de la habitación, ya que algo que agradezco es que tengo la posibilidad de salir ahora, cuando me da hambre voy a la cocina y me preparan algo, puedo estar en el inmenso pateó, ayer estuve en su piscina e incluso de algunos recorridos por el lugar.Camine por el enorme pasillo y giré a la derecha para ir a la cocina observe la biblioteca y el cristal del vidrio está oscuro "¿De seguro está haciendo algo importante?" me pregunté: la biblioteca o mejor dicho toda la casa o todos los vidrios de la casa, funciona electrónicamente, con un control se puede oscurecer los vidrios para que nadie vea lo que haces allá adentro y por esas y muchas más razones, yo amo Corea. Al pasar por la puerta escuche unas voces, era él, pero estaba hablando con alguien tan tarde; por curiosidad (Si es que se le puede decir así) me acerqué a la puerta con mucho cuidado, para oír su conversación.— ¿Qué piensas hacer con él?—Escuché la voz de un hombre extraño.—No lo sé... De verdad me gusta. Pero no estoy avanzando con él y nos encontramos en un limbo donde si yo doy un paso hacia adelante el da tres hacia atrás—escuche como suspiro y tengo que admitir que eso me hizo sentir mal; pero no es mi culpa, que yo no pueda sentir nada por él.—No entiendo porque te complicas tanto la vida y tampoco entiendo ¿Por qué lo necesitas a él? Hay muchos chicos en este país ¿Lo sabes? Así que no logro comprender ¿Por qué estás tan encaprichado con él?—"¿Necesita"?—Porque es diferente. Él es diferente y me gusta. A demás, me da muchos puntos más que él sea extranjero, las relaciones interracial, podrían dar mucha credibilidad—"¿De qué está hablando este tipo? ¿Cómo qué "credibilidad" "interracial"?" realmente me sentí muy confundido, pero ya había avanzado mucho y no me puedo ir hasta escuchar el último detalle.—Estás yendo muy lejos y eso no me gusta. Entiendo que en Corea es tabú ser gay y que tú lo seas abiertamente, que seas un gran y respetado empresario y dueño de una gran fortuna en el país, además tu madre es alguien importante y...—Ya te entendí continua—Lo interrumpió Joon.—El punto es... Estás llevando las cosas muy lejos y estás usando a un niño, porque es mucho menor que tú. Para fines publicitarios y crear una imagen que no es. ¿Qué pasará, cuando los dos se cansen de esto? ¿Qué harás con él?, ¿Sabes qué le estás haciendo daño?—Me aleje de la puerta algo en Shock, no quería escuchar más, eso es muy seguro.Él ánimo se me vino al piso. Camine hasta la cocina y revise la inmensa nevera que siempre está llena comida y encontré algo de janchi guksu (잔치국수) que es: fideos finos de harina de trigo hechos a partir de un caldo de anchoas y a veces se puede sustituir con caldo de ternera. A parte agarre algo de kimchi: que está hecho de col china y es algo muy rico y para completar agarre dos bananas milk.Me senté en la enorme mesa, para más o menos 15 personas, retiré la silla y

vi la fina madera en que tallaron la mesa y del modo delicado que hicieron los adornos. Coloqué mi plato en la mesa y me metí el primer bocado a la boca; mis papilas gustativas volaron por los cielos al sentir ese delicioso saber en la boca, sin darme cuenta me acabe todo rápido, mire el fondo del plato y me sentí mal, muy mal, al ver que todas mis penas las estaba ahogando en comida. Mi cuerpo desde que llegué aquí ha cambiado mucho, primero baje algunos kilos y después los recupere y agregue algunos más, pero aunque no me viera gordo, el hecho de estar aquí, me hace sentir mal, muy mal y lleno de mucha ira.— ¿Está bueno?—Alce la mirada y me encontré con los ojos avellana de Joon y con los ojos oscuros de un chico, de traje con una pinta de modelo.—Sí—le conteste algo desinteresado.Solté un suspiro al ver cómo el ambiente se puso algo incómodo, así que decidí levantarme de la mesa, fui a la cocina y lave mi plato, me di la vuelta para irme a mi cuarto a descansar, agarre una leche de melón que hay por montón en la nevera, me di la vuelta para irme, pero él me detuvo para que no me fuera, se paró frente de mí y me sonrió como si todo estuviera malditamente bien.—Él es mi amigo y director general de economía de mi compañía, Sung Neul Hee—ese hombre me sonrió, me extendió la mano y yo la estreché cordialmente.Le eché una rápida inspección, lleva un traje azul, con corbata negra, algo muy clásico y aburrido para mi gusto, su cabello se lo pintó anaranjado y por su tipo de piel, pálida, pero no tanto le sienta muy bien. Sus ojos son algo pequeños y alargados a comparación de los de Joon, que son grandes, su nariz es perfilada y su sonrisa es amigable.—Esto es una mierda...—se me salieron esas palabras de la boca.— ¿Qué quieres decir con eso?—Los dos levantaron sus cejas y me miraron atentamente.—Yo... Pues...eh, ¡No es nada! Me iré a acostar, fue un gusto conocerte—hice una pequeña reverencia y salí de ahí antes de seguir metiendo la pata.Al cruzar el pasillo y perderlos de vista, corrí hasta mi cuarto, cerré la puerta con seguro, ya que él no sabe que yo sé, que él entra en el cuarto a verme a veces, es algo raro e incómodo tengo que admitir. Me lance a la cama y puse el pitillo (O popote) en mi leche y comencé a beberla mientras veía el capítulo nuevo de Star vs las fuerzas del mal, que para ser sincero, es increíble y me ha dejado con la boca abierta.—Los dos lucían tan bien-la imagen de Joon y Neul Hee se me vino a la mente.Suspire agotado, por estar pensando cosas innecesarias,—Esto es una mierda, ¿Cómo puede utilizarse así? —Me sentí dolido al recordar que me trajo aquí para abrirles la mente a la sociedad coreana. — Estoy cansado de todo esto... Quiero irme—deje el recipiente de leche en la mesa y frote mis ojos con cansancio.

+

Sentí unas manos frías acariciar mi rostro con mucha delicadeza. Se siente muy bien. Por alguna extraña razón mi cuerpo se siente demasiado caliente y cómodo, esas manos ayudan a no sentir tanto calor. Abrí los ojos lentamente, parpadee repetidas veces hasta que mi visión se volviera más lúcida y se acostumbrara a la poca luz del cuarto. De verdad nunca espere algo así, él interrumpe en mi vida, entra sin mi permiso a mi lugar, me lleva, me encierra y cuando trato de buscar la posibilidad de ahogar todo mi sufrimiento, él de todos modos busca la manera de estar en mi camino... ¿A...acaso yo soy el problema? Porque no puedo explicarlo, ¿Tan difíciles es el hecho de que él entienda que no lo quiero? Una persona normal lo puede entender, pero; ¿Por qué él no lo entiende? De verdad que no lo comprendo y eso me hace ponerme completamente ansioso.— ¡Quita tu maldita mano de mi cara! —Lo empujé y me levanté de la cama algo alterado. — ¿Qué crees que haces? ¿¡Vas a intentar abusar de mí de nuevo!? ¡Estás enfermo!—Le grité completamente enfadado. Las manos me comenzaron a temblar al igual que mis piernas; mi corazón se aceleró de golpe y verlo ahí, sin ninguna expresión alguna, de verdad me abruma y mucho.—Yo... Esa no era mi intención. Parecía que estabas teniendo una pesadilla, los quejidos se escuchaban a través de la puerta y por eso es que vine. —De repente me sentí muy incómodo y muy mal por comportarme como un idiota. —Andrew...-lo mire a regañadientes. — Si yo quisiera violarte... ya lo hubiera hecho hace mucho tiempo. Eso te lo aseguro.Continuará...

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir