ManoBook > Romances > YUANFEN

   Capítulo 3 ¡¡HERMANO!!.

YUANFEN Por Anva_rs Palabras: 12250

Actualizado: 2021-02-21 06:20


Me separo rápidamente de la persona que estaba abrazando y lo observo, lo primero en lo que me fijo es en sus hermosos ojos celestes, tan claros que se podrían confundir con plomos, tez blanca, labios carnosos, cabello negro que lo hace ver increíblemente bien, él estaba a otro nivel de hermosura, era un maldito Dios griego.

Miro a mi alrededor y veo a mi hermano con una gran sonrisa en su rostro y con los brazos abiertos, esta vez no lo confundo y corro a sus brazos.

Lo había extrañado tanto...

Mi hermano regreso, es... ¡increíble! está muy alto y su cabello creció un poco, esperé tanto para volver a verlo que ahora no se si llorar o sonreírle y golpearlo por no decirme que se iba.

-Neithan, no traigas a tus putas aquí. -suelta molesto el chico que abracé segundos atrás por accidente, suelto a mi hermano y miro a aquel chico imbécil, observa mis ojos inexpresivamente.

-Cuida tus palabras James.-lo reprende Neithan con una mirada asesina y con la mandíbula apretada. Alex se acerca a nosotros con cautela.-hablas con mi hermana.-finaliza hostil.

James, es un lindo nombre, lástima que no se puede decir lo mismo de la persona.

Ahora no es momento.

James mira a Neithan con la misma inexpresiva mirada con la que me miró a mí, como si no le importara en lo más mínimo, Hyung por otro lado se arrima a la pared y le da una calada a su cigarrillo con una sonrisa ladeada, al parecer todo esto le causaba gracia.

Alex y Hyung son los mejores amigos de mi hermano, los conozco desde primaria y prácticamente son mis hermanos, por eso a veces agradezco que ellos también se hayan desaparecido antes de que las cosas se salieran de control.

-¿Tu hermana? ahora así es como las llamas.- ironiza con una pequeña y falsa sonrisa - escucha, sí fuera tu hermana te habría reconocido ¿no lo crees? Inventa algo mejor.- sus ojos que antes se veían celestes pasan a ser dominados por el plomo, y su semblante cambia drásticamente, parecía querer soltar a los demonios que llevaba dentro. Por un minuto sentí miedo, pero no iba a dejar que eso me dominara.

-Un estúpido más... pensé que el mundo tenia salvación.- murmuro molesta -¿Me conoces? ¿Alguna vez cometí la equivocación de acostarme contigo?.- me paro frente a él.

Si me llamaba puta seguro que debí acostarme con él y eso no ha pasado ni en mis pesadillas así que, si vuelve a decir una estupidez, le haré un favor al mundo y lo dejare sin descendencia.

-Ya entendí...siempre lo dejo claro ¿Por qué no lo entienden?.- pregunta con arrogancia.-nunca vuelvo a la misma cama, no vayas por las ramas, nunca volveré a acostarme contigo.-me mira tan convencido de que eso paso, que por un microsegundo hasta me lo creo.

¡Imbécil! Tú te lo ganaste.

Me acerco más a él, nos separan centímetros, sonrío victoriosa y mirándolo a los ojos, rodio su cuello con mis manos y...

-No hagas eso Andrea, te arrepentirás. -la voz de Hyung advirtiéndome fue baja pero logré escucharla.

Golpeo la entrepierna de James《de nada mundo, no tienes que agradecérmelo fue un placer.》segundos después cae al suelo, escucho las risas descontenidas de sus amigos, pero no tarda mucho en levantarse, lo que me asusta ya que le pegue con todas mis fuerzas, su mandíbula se tensa de inmediato y alza su puño para golpearme, no retrocedo, si llega a tocarme mi hermano lo matara, espero un golpe que nunca llega pues lo veo vacilar.

-¡¡Basta!! James ¿Acaso eres estúpido? ¡Contrólate!.-le grita Alex interviniendo y sosteniendo el puño inerte de James - Ella es una mujer.- le recuerda.

James suaviza su mirada y se zafa del agarre, me mira mal, y camina hasta desaparecer en el humo de los cigarrillos.

Estúpido niñito, es un maldito mocoso.

-Pídele a James que se controle, esto no puede volver a suceder. -le ordena Neithan a Alex, quien asiente con un leve movimiento de cabeza - Esta bien ¡Chicos!.-llama a las personas presentes con movimientos de mano para que se reúnan a nuestro alrededor, toma mi muñeca alrededor de su mano y me sonríe con confianza.

-Ella es mi hermana, Andrea.-resopla y les sonríe a sus amigos - como ya se dieron cuenta no se controla y eso es un problema así que les agradecería si la cuidaran.- todos asienten y yo me limito a sonreír con vergüenza, mi cosa favorita en el mundo ya no es estar bajo la vista de muchas personas, desvío la mirada de ellos y busco a Josi y Casy, que al parecer me abandonaron por lo cual decido quedarme con Neithan.

No pasa mucho y más miradas se hacen presentes, eran chicas, todas observaban de lejos, lo aceptaré, dan miedo.

Todos se dispersaron y yo me arrimo a una pared y observo a mi hermano, él lo nota y camina hasta mí.

-¿Me extrañaste?.-pregunta acercándose, estaba con un cigarrillo en la mano y me ofreció el vaso lleno de cerveza que tenía en la otra.

-¿Le estas ofreciendo cerveza a una menor de edad?.- me hago la ofendida - podrías ir a la cárcel.-cojo el vaso y le doy un largo trago, él imitó mi posición después de reír un poco.

-Hermanita...perdón por irme pero son la familia que debía proteger en ese momento.-mira a los chicos presentes.

Neithan y yo no tenemos una buena relación con nuestros padres, se podría decir que somos una decepción para ellos, supongo que es como dicen, los amigos también pueden llegar a ser familia.

-No estaba sola, tenía a Casy, aunque si me preocupe mucho.-Neithan soltó un suspiro melancólico, hace dos años mi hermano y la hermana mayor de Casy fueron novios, por lo cual nombrar a la familia Thompson le trae muchos recuerdos a Neithan, recuerdos de los buenos tiempos.

-Por cierto, ¿Cómo esta ella?.-pregunta mirándome de reojo.

Pues sus padres, las mejores personas en el mundo, murieron, ella está destrozada y llora seguido, está vez está siendo más difícil que la primera vez que tuvo que soportar la muerte de un integrante de su familia, sé que aunque diga que olvidemos el pasado, aunque lo intentemos, no lo haremos, esas maracas del pasado jamás se van a borrar, son cicatrices que nos marcaran de por vida.

No, jamás diría eso.

-Bien, ella esta... Bien.-le miento - y... ¿Por qué se

fueron?.-indago curiosa, jamás lo supe, no tuve la oportunidad de preguntar y ahora no me iba a quedar callada.

-¿Ves al imbécil de allá?. -señala a Hyung, asiento - tuvo sexo con la hija de una persona altamente peligrosa, y no teníamos suficiente dinero como para eso...protegí a mi familia, por eso no tuve tiempo de despedirme, apenas nos dijo tuvimos que salir del país.- Hyung se percata de que lo vemos así que me mira y yo le saco la lengua, me sonríe y yo a él.

Siempre supe que mi hermano estaba metido en cosas turbias, pues lo había visto varias veces escondiendo armas, en ese entonces me asustaba pero ahora ya no tanto, me encantaría que fuera una persona distinta pero...me consuela que él no sea un Narcotraficante aunque este cerca de ellos.

-¿Esa persona dejó de perseguirlos?.-pregunte tomando otro trago del vaso.

-No lo sé, pero ahora tengo el dinero, en fin, mejor háblame de ti, ¿Qué paso contigo cuando no estuve?, escuché rumores. -su voz tiembla un poco.

Seguramente le contaron mentiras, aunque no le contaron lo peor, se nota, conociendo a Neithan no me lo hubiera preguntado así de tranquilo, al menos estoy segura de que él no creerá lo que diga la gente.

-Te seré sincera, lo más que pueda, él se alejó de mi apenas te fuiste. -susurro lento, frunce el ceño - fue por los rumores, bueno, en realidad mentiras, pero lo entiendo, no estoy enojada, estoy feliz de que él quiera seguir adelante, en cuanto a las mentiras, son simplemente eso, mentiras.- miro al cielo con nostalgia y respiro profundo, recordar el pasado dolía.

-Está bien, no creí ningún rumor, te conozco y por eso decidí preguntarte a ti y no creer en lo que los demás dicen, en cuanto a él, si creyó en los demás y no te creyó a ti, no te merece, aunque bueno yo ya sabía eso, es un idiota. -dice y ahogo una pequeña risa acabando de un solo trago el vaso.

-Eso ya no es importante, no para mí, esta es una nueva yo.-le aseguro intentando convencerme de eso.

-No tienes que cambiar, porque no te debe importar lo que digan los demás, ellos no te conocen, no como yo.- me abraza y le correspondo, después nos sentamos en el suelo y coloco mi cabeza en su hombro.

-¿Y tú? ¿Qué ha pasado en el viaje, algo interesante?.-pregunto cambiando de tema.

-Bueno... No lo sé, conocí a alguien ¿sabes? Una chica. -comenta con una dulce sonrisa formándose en su rostro.

Eso no es normal.

Pensé que jamás se daría una nueva oportunidad y pensé que jamás volvería a ver una de sus sonrisas dulces ya que son poco comunes.

-¿Estás listo?.

Neithan amaba a la hermana de Casy y jamás dio indicios de haberla superado, las noches con chicas desconocidas hacían que él la recordara más, lo sabía porque cuando aquellas chicas se iban el limpiaba su cara en el lavabo y soltaba unas pequeñas lágrimas frente al espejo, a veces lloraba y se desmoronaba por completo.

Me rompía el corazón verlo así.

-No lo sé, pero la chica me hizo sentir cosas nuevas. -se sincera - La extraño, pero por más que la quiera aquí conmigo, sería imposible, ella vive en España.-intenta mantener la sonrisa pero al final se desvanece dejando una expresión de tristeza.

-Te diría que fueras a por ella, pero no quiero que el próximo año estés en mi curso.-bromeo riendo, finge una risa sonora.

El año que no estuvo aquí lo perdió y ahora lo está repitiendo.

-¡Ja! muy chistosa, pasando de tema ¿Cómo esta mamá?.-su tono fuerte al preguntar me hace tragar en seco.

-¿En serio estas preguntando por ella?.-retiro mi cabeza de su hombro con un poco de brusquedad y lo miro a los ojos - deberías olvidarlo, ella ya lo hizo y jamás pregunta por ti o por Casy.-los ojos me arden, no faltaba mucho para que una lágrima recorriera mi mejilla, solo con hablar de mamá mi día se arruinaba por completo.

Mi madre jamás ha sido una mujer de familia, desde pequeños Neithan y yo hemos vivido sin una madre, le disgustamos, es lo que demuestra, cuándo éramos pequeños jamás nos dio un beso, jamás nos leyó un cuento, jamás hubo algún tipo de afecto hacia nosotros, una mujer fría y controladora, sé que no mató a Marina directamente pero por su culpa ella murió, mi padre viaja todo el tiempo y cuando llega a casa solo son unos pocos días, ahora mismo está viajando. Mi hermano ha tenido muchos problemas con mamá, yo mientras menos pase en la casa es mejor.

-No puedo olvidarlo, no es fácil y siempre termino recordándolo, estar con Marina era lo mejor para mí, ella me la quito y creo que aún espero que se arrepienta, porque no puedo matarla. -suena dolido《Matar, me sorprende lo fácil que lo dice》bota el cigarrillo en sus manos y saca su celular para marcar un número, por suerte logre ver la pantalla.

¿Quién es Bry? ¿Y por qué le manda mensajes con corazones? ¿Esa es la chica?.

-Ella es uno de mis juguetes y necesito jugar, ya sabes vamos a...- para de hablar -me voy.-se pone de pie con una sonrisa en su cara.

-Espero te de clamidia.-bromeo sonriendo, se gira hacia mí y me pega en la frente, lo fulmino con la mirada - ¿Y la chica de España?.-pregunto como un inútil intento de que no se vaya.

-Ya la olvidaré. - con esto último camina hasta desaparecer del lugar.

-Siempre tan cabrón, necesitas un nuevo hermano.-bromea Hyung acercándose a mí.

-Sí. - asiento - lo necesito, oye ¿Cómo se conocieron?-pregunto sonriendo.

-¿Hablas de la chica?.-se rasca la nuca - No pensé que te contara de ella.

-Dímelo. - ordene amigable -quiero saber de la chica que devolvió la sonrisa dulce de Neithan y quiero que me digas hasta el último detalle, incluso lo menos importante. –me sonríe y se sienta a mi lado.

-Fue mientras huíamos por mi culpa, fuimos a España y nos hospedamos en un hotel frente al mar de platja Gran, sus vistas son fascinantes, yo hackeaba unas cuantas computadoras y él fue a dar un paseo al mar, me asomé al balcón y pude verlo hablar con una chica, con el cabello café oscuro, parecía como si se conocieran hace años, los dos tenían una chispa, no era igual a cuando estaba con Marina, era diferente, podría decir que el hilo rojo los unía.-finaliza, sin saberlo una sonrisa se formó en él, inconscientemente.

¿Hilo rojo?.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir