ManoBook > Urban romance > Al Faro del Amor

   Capítulo 28 Su habilidad

Al Faro del Amor Por Luciana Palabras: 10559

Actualizado: 2019-05-30 00:21


El aire circundante se sentía extraño y tranquilo.

Ya eran las cuatro de la mañana. El amanecer se avecinaba.

La noche se les estaba yendo sin poder dormir y parecía que no lograrían cerrar los ojos.

"Si vuelves a preguntar, te besaré de nuevo. ¿Qué tal si me preguntas qué pienso después de eso?" Después de un momento de silencio, Hiram sonrió y observó que la cara de ella estaba radiante.

Rachel decidió no preguntarle después de escuchar su advertencia. En lugar de eso, se dio la vuelta y corrió rápidamente.

Entró a su habitación para tomar un descanso. Después de despertarse, se vistió y se fue a trabajar. Aquel domingo había pasado de la manera más "dramática".

Ella podría haber pedido un permiso para descansar y aclarar las cosas si esto hubiera sucedido antes. Sin embargo, ya había tenido una baja por enfermedad, y como era lunes, tenía mucho trabajo por hacer. Pedir otro día libre no sería una decisión acertada por su parte.

Además, el rendimiento de las ventas iba a anunciarse pronto. Si el Grupo A, que estaba bajo su cargo, no tenía un muy buen resultado, la próxima vez podría descender al Grupo B.

Si eso sucediera, se convertirían en el hazmerreír de toda la organización.

La compañía donde trabajaba Rachel había adoptado un sistema de actualización, y había Grupo A, Grupo B y Grupo C. Todos los miembros del personal habían comenzado en el nivel más bajo y gradualmente ascendieron a grupos más altos. En consecuencia, los salarios también variaban en los diferentes grupos. Los empleados eran evaluados a mitad de año y si fallaban, bajaban de nivel.

"Rachel, ahí tienes. Aquí está el rendimiento de ventas de este mes. Acaba de salir. Actualmente, estamos 30% por detrás del Grupo B. Sólo quedan unos pocos días. No creo que podamos lograrlo".

Fiona, una de los miembros del grupo, se acercó a discutir el informe de ventas con Rachel.

"Además, nuestro canal de distribución directo ya está saturado. Escaseamos de tiempo, a pesar de que nuestro plan de ventas esté mucho mejor y de que todavía podamos mejorar nuestra circulación. Temo que nuestra promoción no funcione como se espere y no se traduzca en crecimiento de las ventas...".

Rachel pensaba algo mientras sostenía el informe de ventas, "La razón de esta ineficacia podría deberse a la gran cantidad de procedimientos que tenía el proceso. Si hacemos un pedido directo, estoy segura de que podemos tenerlo en uno o dos días".

Al cabo de unos segundos, Rachel se puso de pie y les pidió a todos que vinieran, "Chicos, dejemos de lado nuestro trabajo por un minuto. Michael, ¿podrías revisar estas tres áreas por mí hoy? Tenemos que promocionar nuestros productos en todos estos centros comerciales lo antes posible".

"Fiona, esto es tuyo".

"Celine, tú estás a cargo de las áreas más grandes".

A otros miembros del grupo también se les asignaron sus respectivas áreas.

Celine tomó la lista de ventas y la miró, después asintió con la cabeza y mirando a Rachel con preocupación, dijo, "Aún así, quedan los dos centros comerciales más grandes y son los más difíciles de negociar. Tienen antecedentes importantes. Temo que las cosas no funcionarán".

"Sí, estoy de acuerdo con Celine. La última vez, el Grupo B realizó un arduo trabajo para convencer a sus gerentes de que promuevan nuestros productos. No creo que podamos hacerlo en una sola reunión", Fiona también negaba con la cabeza, expresando su preocupación.

En su compañía de ventas, todo versaba sobre la calificación y la aptitud. El ganador se consideraba a cualquiera que pudiera propiciar los negocios. No había piedad, solo competencia.

Los centros comerciales más pequeños eran fáciles de manejar. En realidad, las actividades de promoción de estos eran bastante atractivas, por lo que los centros estaban dispuestos a cooperar.

Pero estos dos centros comerciales eran diferentes. Dominaban todo el mercado de consumo de la ciudad H. Se necesitaría mucho tiempo y dinero para celebrar un evento de promoción.

"¡Los conseguiré!", dijo Rachel, mientras se levantaba y se asignaba las dos áreas más grandes y también las más desafiantes.

"Bueno, haz lo mejor que puedas pero no te exijas demasiado. No pasa nada si fallamos la evaluación de este mes. Estoy segura de que nos pondremos al día el próximo mes. Eso no es un gran problema", dijo Celine en un intento por aligerar el ánimo. En realidad, a fin de año, iban a ser evaluados de manera exhaustiva. No sería una situación decisiva todavía.

Rachel le aseguró y dijo, "Muy bien, muchachos, volvamos al trabajo".

Y al mismo tiempo, por la puerta de su oficina, un miembro del Grupo B salía en silencio.

"¿Qué?", Cuando Sandy, la líder del otro grupo, escuchó el informe por parte de un miembro de su grupo, dijo, "¡Qué mujer más estúpida! ¿En serio quiere intentarlo en este momento? ¡Sería una pérdida de tiempo!".

Pero también estaba un poco preocupada, pensando en eso. Así que salió a hacer una llamada telefónica.

"Hola, ¿puedo hablar con el gerente Zhang? Soy Sandy. ¿Recuerda que me prometió que cada vez que nuestra empresa quisiera promocionar nuestros productos en su centro comercial, yo sería la responsable del evento? ¿Sigues en pie su promesa?".

En general, la compañía as

ignaba dos grupos diferentes para el mismo evento y les pedía que hicieran una propuesta. Luego le tocaba al cliente tomar la decisión final.

Y el crédito iba para quien había ideado la propuesta utilizada.

"Bueno, ciertamente te extraño, y también creo en tus capacidades. ¡Tal vez podamos comer juntos algún día!".

Después de cortar la llamada, Sandy agarró su lima de uñas y regresó contenta a su oficina para hacerse la manicuría y dijo, "Mientras el Gerente Zhang no apruebe, no tengo que preocuparme por lo que hagan".

Ella ya había hecho un trato con el gerente. Ambos acordaron que ella estaría a cargo del evento promocional del próximo mes. De esa manera, el Grupo B no solo llevaría un gran trabajo ese mes, sino que también se asegurarían de ganar el del próximo mes.

El sol brillaba intensamente ese día y el cielo estaba despejado.

Con un calor abrasador, Rachel se acercó a las inmediaciones de uno de los centros

Comerciales más grandes de la ciudad H. Llamó al gerente Zhang unas mil veces sin no obtener respuesta, intentaba pero su teléfono estaba constantemente ocupado o no respondía.

Como no funcionaba con el celular, decidió ir a la oficina para reunirse con él personalmente.

Finalmente, a la hora del almuerzo, encontró al hombre que había estado esperando, "¡Gerente Zhang! ¿Podría darme cinco minutos de su tiempo, por favor? Traté de llamarle, pero no obtuve respuesta, así que decidí venir hasta aquí".

Mirando a su alrededor, el gerente Zhang trató de ignorarla. Agitó las manos y dijo, "¿Qué tal otro día? Estoy a punto de almorzar".

"Pero, gerente Zhang, hemos hecho un trato. ¿Qué le hizo cambiar de opinión?", Rachel lo miró de pies a cabeza y notó que él no solo estaba raro sino que su actitud era diferente.

"Oye, mira, se está preocupando por nada. Hoy estoy bastante ocupado con muchas reuniones. Y ahora me muero de hambre. Solo quiero comer mi almuerzo. ¡Eso es todo, nada de qué preocuparse!", el gerente Zhang trataba de explicarse.

Rachel asintió con la cabeza pero ya había descubierto lo que pasaba, "Gerente Zhang, parece que Sandy, de nuestra empresa, es amiga suya. Ustedes dos tienen una gran relación, ¿verdad?".

"¿Cómo dice?". Rachel lo había incomodado así que tosió y trató de explicar, "Srita. Rachel, no diga eso. Hemos cooperado durante más de un año. ¿No confía en mí?".

Rachel no pudo evitar reírse al escuchar todo eso. ¿Confiar en él?

La segunda vez que se habían encontrado, él había intentado acercarse a ella. Si no hubiera tomado la prueba de ello y si le hubiera advertido para que no lo hiciera de nuevo, él no habría aceptado cooperar con ella.

"¡Ciertamente confío en usted! Y no creo que sea el tipo de persona que olvida a sus amigos cuando está en una relación de pareja. Por lo tanto, le pido que eche un vistazo a esta propuesta de venta. Soy consciente de que últimamente hubieron noticias negativas sobre su centro comercial. Y mi propuesta no solo puede ayudarlo a manejar eso, sino que también puede aumentar sus ganancias", dijo Rachel, entonces le entregó los documentos.

"He simplificado muchos procedimientos. Sería más eficiente implementarlos. Además, creo que un hombre sabio, especialmente un hombre con metas ambiciosas, no pondría énfasis en las pequeñas ganancias, ¿verdad?".

Mientras ella hablaba, el gerente Zhang ya había mirado toda la propuesta de ventas, sabía que Rachel era una mujer hábil. La razón por la que estaba de acuerdo con la cooperación anterior era que cada idea de su propuesta era pertinente y podía traer resultados efectivos y rentables.

"Gerente Zhang, he visto la propuesta de Sandy. Parece bastante atractivo. Pero estoy segura de que un hombre de negocios inteligente como usted puede descubrir las falencias que hubieren. No es adecuado para una cooperación de largo plazo".

Rachel notó que él dudaba mientras ella hablaba, entonces aprovechó la oportunidad.

"Si me ayuda a celebrar este evento en dos días, me olvidaré, de todo... Y le juro que no se lo diré a nadie más. Aún continuaría siendo el honesto y recto gerente Zhang, ¿qué piensa?".

El gerente Zhang estaba estudiando su propuesta y dijo, "Está bien, sé qué hacer. Solo dame un tiempo para revisar tu propuesta. La llamaré esta noche".

"¡Pero! No tengo nada que ver con… Sandy. ¡Así que por favor, no hagas chismes sobre eso!".

Después de eso, el hombre avanzó hacia delante, entonces se detuvo para mirar a Rachel de nuevo.

Rachel sonrió y asintió con la cabeza, había entendido esa mirada.

Cuanto más intentaba esconderse, más se hacía presente. Si no fuera por negocios, definitivamente ella no tendría nada que ver con él.

Rachel finalmente consiguió lo que quería. Así que suspiró con gran alivio. Ahora que él le había dado la palabra, era la mitad del éxito conseguido.

Un hombre sabio sabe cómo sopesar los pros y los contras.

En el pasillo que conducía a la cantina del centro comercial, Rachel había logrado resolver un negocio muy complicado. Estiró los brazos y las piernas. A causa de la larga espera sus piernas estaban casi adormecidas.

Sacó de su bolso el bocadillo que había comprado en el camino. Comió un poco y escuchó un aplauso que venía de atrás.

"¡Qué gusto verte de nuevo!"

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir