ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 12 Con qué alimentar a su hijo

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 8084

Actualizado: 2019-03-03 14:10


Jenny dijo con un tono duro: "Samuel, si no deseas estar con Luna, la llevaré a nuestra casa tan pronto como se despierte. Mi hija es la niña de mis ojos. La criamos con gran atención. ¡No la dejaremos pasar ningún sufrimiento!"

Violeta escuchó la acusación y se molestó bastante. Antes de que Samuel pudiera decir algo, se acercó, se paró delante de él y respondió: "¿Qué quieres decir con todas estas palabras? ¿Qué clase de sufrimiento está pasando Luna ahora? ¿Quién le está haciendo pasar mal?" Luna debería haber estado hablando tonterías delante de sus padres.

Jenny miró la forma en que actuaba Violeta, grosera y aguda. No se parecía en nada a una elegante y encantadora gerente bancaria.

Samuel detuvo a Violeta y la hizo pasar a un lado. Se enfrentó a Jenny y respondió: "Mamá, lo siento mucho. Por favor, no te enfades más. Me aseguraré de que eso nunca vuelvan a suceder."

El tono sincero en la voz de Samuel hizo que Jenny se enojara menos. Pero cuando pensó en el hecho de que durante el embarazo de Luna, Samuel nunca apareció, simplemente no podía dejar pasar las cosas.

Jenny se llenó de ira y dijo bruscamente: "¿Tienes idea de lo difícil que es para una mujer pasar por un embarazo?" "Cuando Luna estaba en el apartamento, tú siendo su esposo, nunca estuviste allí, ni un solo día. ¿Qué estabas pensando?" "Si no estás contento con mi hija, solo dilo. ¿Por qué demonios la haces sufrir? ¿Nacimiento prematuro?"

Al escuchar sus comentarios, la familia Xue se sintió bastante avergonzada. Era cierto que habían descuidado a Luna en aquel entonces.

Samuel bajó la cabeza y aceptó la ira de Jenny. No dijo una palabra.

Ricardo se acercó a ellos. Aunque él mismo estaba bastante enojado, hizo un buen trabajo tranquilizándolos. Con la intención de mediar en la situación, le dijo a Jenny: "¡Basta, simplemente, olvídalo!" "Tanto tu hija como tu nieto están a salvo, no hay nada de qué enfadarse".

Jenny normalmente tenía buen genio, pero existía una cosa que no podía soportar: que trataran mal a su preciosa hija. Tiró el brazo de Ricardo, dejando muy claro que no estaba dispuesta a dejar que Samuel se librara del asunto.

"Mamá ..." La voz de Luna era tan suave y débil desde la cama de la sala. Su voz casi hizo llorar a Jenny. .

¡Su preciosa hija! ¡Nunca había dejado que su hija sufriera así o fuera maltratada así!

Samuel se acercó a la cama con Jenny. Las miró, mientras Jenny sostenía la mano de Luna con fuerza.

Ricardo también se acercó y miró a Luna con suavidad: "Mi querida niña, ¿acabamos de despertarte?"

Ella negó con la cabeza. Oyó la mitad de lo que decían, pero decidió fingir que no sabía nada al respecto. Levantó la vista y sonrió: "Mamá, papá, ¿cuándo llegaron? ¿Han visto a su nieto?"

Jenny levantó la cabeza y contuvo las lágrimas. Miró a su hija y negó con la cabeza: "Estaba ocupada viendo que estuvieras bien. Todavía no tuve tiempo para él. Ahora necesito echarle un buen vistazo al bebé".

Jenny soltó la mano de Luna y levantó al bebé dormido. Ricardo también se acercó y miró con cariño a Gerardo. Jenny se sorprendió y dijo: "Su linda y pequeña boca se parece a la de Luna, cuando ella era un bebé. Y la nariz, !el parecido es asombroso!"

Las palabras de Jenny pusieron a Violeta bastante molesta. Para ella, era obvio que el bebé se parecía a su hijo.

Samuel acurrucó sus labios con satisfacción. Luna era muy bella y era bueno que el bebé se pareciera a ella.

Milanda se sintió aliviada ya que los dos ya no estaban peleando. Hace un momento la conversación entre ellos era tan intensa que no pudo decir nada.

Sabía bastante bien qué tipo de persona era su nuera. Tenía la boca afilada y era demasiado obstinada para rendirse. Si no fuera por su carácter inflexible, ella no habría hecho enemigos en su trabajo y ya podría haber sido promovida de gerente de banco.

Ya se lo había advertido a Violeta muchas veces, pero nunca escuchaba.

Milanda tranquilamente tiró de la manga de Samuel y le guiñó un ojo.

Samuel miró a su

abuela en silencio, ya que no necesitaba que le dijeran qué hacer. Luego, se acercó a la cama de Luna y le preguntó: "¿Tienes sed?"

Luna miró al hombre cariñoso y sonrió. No lo rechazó y asintió suavemente.

Como acababa de ser operada, no era aconsejable que bebiera agua directamente. Así que Samuel usó un hisopo y lo sumergió en agua tibia para hidratar los labios agrietados de Luna.

Luna se mordió los labios de sed. Los labios agrietados ahora se veían mejor e hidratados.

Samuel hizo una pausa, ya que no pudo evitar pensar en la noche cuando se sintió encantado por su olor ...

Luna notó el calor de la mirada de Samuel y trató de esconderse en la colcha ya que era tímida. ¿Por qué Samuel la miraba así? Parecía... Un lobo que había visto a su pareja.

"Samuel..." Ella estaba a punto de llamarlo cariño. Pero se dio cuenta de que sus padres estaban aquí y no podía llamarlo así.

Samuel volvió a sus sentidos y continuó hidratando los labios de Luna. Sin embargo, en poco tiempo su mente se desvió de nuevo.

Luna miró a Samuel ya que aparentemente no se estaba enfocando en ese momento. Estaba confundida y pensó: "¿Qué le pasa a Samuel hoy?"

Finalmente, fue el llanto de Gerardo lo que hizo que Samuel volviera a la realidad.

Jenny le dio una palmadita al bebé por un tiempo, pero él simplemente no paraba de llorar "¡Debe tener hambre!" Milanda les recordó.

Esto hizo que Jenny se diera cuenta de la situación y rápidamente puso al bebé junto a Luna. Ricardo se sacó un cigarrillo del bolsillo y salió de la sala con Vicente mientras conversaban.

Luna miró a su hijo llorando y estuvo perdida por un momento. Miró torpemente a su madre y a su abuela. ·

Milanda se acercó rápidamente y dijo: "Deja que el niño coma algo".

Este comentario hizo que Luna se sonrojara. ¿Iba a amamantar al bebé? Pero Samuel estaba allí mirándola ...

Milanda miró a la apenada Luna con impaciencia y dijo: "¿Necesitas que la abuela te enseñe cómo alimentar al bebé?" Ella ignoró completamente la existencia de Samuel.

Jenny se acercó también. Sabía que esta era la primera vez que su hija hacía de madre. Estaba segura de que no entendía bien de todo sobre la maternidad.

"Ahora necesitas alimentar bien al bebé. Aunque todavía no tengas leche, debes dejar que succione. Con el tiempo vendrá la leche". Le impartió pacientemente su experiencia a Luna. ·

Luna seguro que sí sabía todo esto. Pero Samuel todavía estaba allí. Ahora estaba bastante avergonzada. Samuel estaba completamente confundido en cuanto a con qué alimentar a su hijo.

Mientras su madre y su abuela la miraban expectantes, Luna se preparó y levantó su ropa.

El bebé inmediatamente encontró su comida y dejó de llorar. Jenny y Milanda estaban bastante aliviadas.

Samuel vio todo esto y se quedó de piedra. Casi había olvidado que así es como comen los bebés.

Levantó la vista hacia la cara sonrojada de Luna y se dio cuenta de por qué estaba tan avergonzada.

Samuel se sintió incómodo y tosió un poco. Cogió su paquete de cigarrillos y caminó hacia la puerta de la sala.

Esta vez, Violeta, que estaba sentada en el sofá, lo llamó y le dijo: "Samuel, ahora que tienes un hijo, debes reducir el hábito de fumar. ¡Especialmente cuando el bebé está presente, no debes fumar en absoluto!"

Samuel escuchó el comentario y asintió. Pensó: "Voy a prestar más atención por el bien del niño".

Luna se sintió bastante aliviada cuando Samuel salió. Era realmente muy incómodo el rato que estaba.

Cuando cayó la noche, Samuel llevó su computadora a la sala y cuidó a la madre y al niño. Luna dormía la mayor parte del tiempo como su hijo, ya que estaba agotada por el parto.

Cuando eran alrededor de las ocho o las nueve de la noche, Luna se despertó debido al hambre. Abrió los ojos y vio la tenue luz. Se dio cuenta de que todavía estaba en el hospital.

Levantó la cabeza con esfuerzo y vio a su hijo profundamente dormido. Entonces vagamente vio a Samuel que estaba trabajando en su computadora en el sofá.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir