ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 27 A mamá le gusta Emma

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 7950

Actualizado: 2019-03-13 00:11


Después de que el bebé se durmió, Luna lo puso en el medio de la cama. Colocó un edredón a lo largo del borde de la cama en caso de que el bebé girara y cayera, luego, bajó las escaleras.

En la cocina, las criadas seguían ocupadas trabajando. Cuando entró, la ignoraron por completo.

Debido a la actitud de Violeta, las criadas no la trataron de manera justa.

Sabía de sus actitudes pero no dijo nada. Sacó una botella de leche de la nevera y vertió un poco en una olla para calentarla.

Una de las criadas no estuvo de acuerdo con eso y murmuró: "Acabo de lavar esa olla..."

Estaba enojada, así que, se dio la vuelta y la confrontó: "¿Y qué? ¿No puedo usar la olla que acabas de lavar?".

La criada curvó sus labios y se fue sin más palabras.

Luna miró atrás y respiró hondo. ¿Por qué todos la trataron de una manera tan desagradable? Dondequiera que iba, siempre la despreciaban.

Cuando llevó la leche caliente al dormitorio, Samuel justo salió del baño.

Llevaba una bata gris y se secaba su cabello corto con una toalla.

"Samuel, acabo de calentar leche para ti. Por favor, bébela mientras aún está caliente". Caminó hacia él con cuidado y le ofreció la leche.

Samuel miró la leche, frunció el ceño y le dijo: "No tienes que hacer estas cosas. Déjaselas a las criadas." Lo que le trataba de decir era que ella era su esposa y que no era necesario que hiciera estos quehaceres ella misma.

Sin embargo, Luna hizo una pausa. Pensó que no le gustaba que hiciera estas cosas por él. "¡Ah, está bien!".

Samuel tomó la leche y arbitrariamente colocó la taza sobre la mesa junto a él. Tenía la intención de beberla después de secarse el pelo.

Luna confundió su comportamiento y confirmó que no le gustaba que ella hiciera esas cosas por él. Miró la leche y luego lanzó una mirada triste a su hijo que estaba dormido. Se sintió un poco deprimida cuando entró en el baño.

En el dormitorio, el teléfono de Luna sobre la mesa comenzó a sonar.

Samuel bebió la leche y levantó el teléfono. Vio el nombre de la persona que llamaba y su rostro se tornó sombrío al instante.

"Señor Su". Él contestó el teléfono.

Adrián se sorprendió bastante al escuchar la voz de un hombre. Se detuvo por un segundo y luego preguntó directamente: "Señor Shao, ¿dónde está Luna?".

'¿Luna? ¡Cómo se atreve a llamarla así!' Samuel habló con desprecio: "Mi esposa está en la ducha. ¿Qué quieres? Si no tienes nada importante que decir, también me voy a bañar".

Adrián escuchó el tono despectivo de su voz y supo exactamente de qué presumía. Se detuvo por un segundo y luego dijo: "Bueno, cuando termine, dile que me devuelva la llamada. Tengo algo importante que decirle".

¿Devolverle la llamada? Samuel pensó que Adrián se había vuelto loco. "Puedes decírmelo".

"¿Se lo digo a usted? ¿Está actuando en nombre de Luna ahora?".

"¡Por supuesto!" Respondió Samuel sin vacilar.

Adrián se detuvo de nuevo y luego dijo: "Entonces la llamaré mañana." Luego, colgó el teléfono. Samuel miró el teléfono y luego bloqueó el número de Adrián.

Cuando Luna salió del baño, no le mencionó nada.

Luna echó una mirada al hombre que navegaba con su teléfono y luego caminó hacia el otro lado de la cama. Se arrodilló allí y puso cuidadosamente al bebé entre ellos.

Abrazó a su hijo y cerró los ojos. Estaba por quedarse dormida.

De repente, el bebé se alejó de su pecho. Abrió los ojos y vio a Samuel poner a su hijo al otro lado de la cama.

Luego, se inclinó y la abrazó con fuerza.

Luna olfateó su olor corporal y su respiración se hizo más pesada. Su Samuel no hizo nada y allí estaba ella, ya enamorada de él. Era irresistiblemente carismático.

"Hablemos".

"¿Hablar?" La imaginación de Luna estaba descontrolada. '¿De qué quería hablar con ella?'.

Samuel vio la expresión nerviosa en su rostro en la tenue luz y sintió pena por ella.

"No pienses demasiado." La besó en la frente y tiró su flequillo hacia atrás. La miró a l

os ojos y dijo: "Me casé contigo. Por eso, ya no quiero tener ninguna relación con Emma." Le tomaría algún tiempo olvidarse de ella, pero estaba dispuesto a hacerlo.

Luna levantó la vista y vio su rostro. Parecía muy sincero y serio. "Pero a mamá no le gusto..." A Violeta le gustaba tanto Emma que hacía que Luna se sintiera realmente mal consigo misma.

"No pasa nada. Entonces solo necesitamos evitarla". El hecho de que su suegra prefería a Emma siempre estaba dando vueltas en su mente y, simplemente, no se le iba por ahora. Sin embargo, él haría un esfuerzo para mejorar las cosas.

Luna se sintió aliviada por sus palabras. Lo rodeó con sus brazos por la cintura y colocó la cabeza en su hombro. "Bien." Sus labios se curvaron hacia arriba.

"Pero..." Samuel abrió la boca de nuevo. De alguna manera la ponía nerviosa.

"Necesitas alejarte de Adrián." Parecía enojado y esto la hizo confundir bastante. ¿Por qué mencionaba ahora a Adrián?

Pero asintió con suavidad y respondió: "Claro." Cualquier cosa que él dijera, ella estaba dispuesta a obedecerlo.

Las palabras reconfortantes de Samuel la hicieron mucho más encantadora. Luna tímidamente besó su barbilla. Su barba incipiente le hizo cosquillas.

Rápidamente se recostó sobre la almohada y levantó el edredón para cubrirse la cara.

Samuel estaba bastante entretenido. Levantó el edredón con una sonrisa, la miró alegremente y dijo: "¿Estás tomando ahora la iniciativa?".

Luna sacudió la cabeza precipitadamente. Estaba de buen humor.

Samuel llevó a su hijo a la cuna, apagó la luz de la mesilla y regresó a la cama para abrazarla.

No fue hasta la madrugada que finalmente se durmieron.

Luna se despertó por la mañana con el llanto fuerte de su hijo.

Abrió sus ojos adormecidos, notó que Samuel ya se había levantado y cuidaba a su bebé.

Samuel sacudió suavemente a Gerardo para detener su llanto y luego, lo puso en la cama, justo al lado de Luna.

"Puedes descansar un poco más. Voy a preparar leche para él".

Luna abrazó felizmente a su hijo y lo vio alejarse.

Hacía frío. Cada vez más frío. Samuel todavía estaba bastante ocupado con su trabajo. Si no se hubiera encontrado con Emma en la empresa, Luna se habría olvidado de su existencia.

Samuel fue tan amable que ahora había olvidado todas sus preocupaciones. Su mundo solo estaba lleno de alegría y felicidad.

La mujer que estaba parada frente a ella llevaba un maquillaje muy delicado en su rostro. Vestía un traje verde, corto y calzaba un par de zapatos negros de tacón alto en sus pies.

Parecía encantadora y madura, como una verdadera mujer de negocio independiente.

La miró fijamente mientras la mujer miraba hacia atrás.

Emma no veía a Luna desde hacía tiempo. Ella radiaba ahora de felicidad.

Tenía su largo cabello simplemente atado en un moño, en su cabeza. Solo llevaba una base de maquillaje ligera en la cara y sus labios resaltaban con un color anaranjado. Luna vestía un traje amarillo claro y calzaba un par de zapatos con taco chino blanco en sus pies.

Se vestía de forma casual y, sin embargo, se veía increíblemente hermosa.

Especialmente la felicidad que brillaba en su rostro, lastimó profundamente a Emma.

"Señora Bo, tuve una reunión con Samuel hace un momento. Me temo que lo veré en el futuro con mucha frecuencia." Emma sonaba muy arrogante.

Luna se controló, a pesar de que estaba muy enojada, aún así, sonrió y respondió: "Señora Gu, no necesita informarme de sus problemas personales. Debe saber que la única razón por la que tiene alguna posibilidad de hacer negocios con Samuel es porque él obedece a su madre".

Samuel tuvo una gran discusión con Violeta cuando le propuso realizar una cooperación empresarial con Emma. Violeta se desmayó debido a su presión arterial alta y esto hizo que Samuel se rindiera.

Samuel le contó todo ayer a Luna.

Estaba muy contenta de que Samuel compartiera sinceramente todo con ella. Confiaba en él.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir