ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 44 Ella era un poco tonta

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 7464

Actualizado: 2019-03-19 00:11


Luna respiró hondo y miró a Catalina: "Trae al camarero aquí. Quiero enfrentarlo en persona". No podía simplemente permitir que la inculpara de esa manera.

Si esta vez dejaba que Emma y Catalina se salieran con la suya, habría una segunda y una tercera vez, hasta que finalmente Samuel ya no creería en ella.

Catalina dejó la grabadora rota sobre la mesa y miró con desprecio a Luna: "Lo asustaste. Cuando lo encontramos, se iba deprisa hacia la estación de tren. ¡Creo que solo tú puedes decir dónde está ahora!".

Luna aplaudió a Catalina, luego no pudo evitar levantar el brazo y darle una bofetada en la cara. Fue con tanta fuerza, que la cara de Catalina se giró hacia el otro lado. Estaba absolutamente sorprendida.

"Ven aquí". Samuel tomó a Luna de las manos y la atrajo hacia su lado. Al parecer, había perdido el control. ¿Y si Catalina la demandara por agresión?

Catalina se lanzó sobre Luna, pero Samuel la alejó a tiempo. Catalina no pudo agarrarla.

"Sam, ¿cómo pudiste tratar a mi prima de esa manera?". Emma salió de la cama y se enfrentó a Samuel con furia.

El ambiente era bastante intenso en la sala ahora. Se enfrentaban como dos equipos rivales.

Samuel miró fríamente a Catalina, que estaba muy nerviosa y pensó que mientras él estuviera presente, nadie le haría daño a Luna.

"Tú, ven aquí, ahora, y discúlpate con Emma". Tiró de Luna que estaba detrás de él y se dirigió a ella como si fuera una niña traviesa.

"¿Por qué tengo que disculparme con ella?". La desobediencia de Luna le hizo doler la cabeza.

Puso su brazo alrededor de ella y dijo: "¡Te disculpas cuando te equivocas!". Él no deseaba quedarse más tiempo aquí. Solo quería resolver el problema y salir lo antes posible.

Luna no sabía si se sentía feliz o triste por la actitud de Samuel.

Si realmente hubiera hecho lo que decían, la actitud de Samuel la conmovería.

¡Pero la verdad era que ella no lo hizo! "No hice nada malo, no voy a disculparme". ¡Era muy obvio que no debería disculparse por algo que no hizo!

Emma y Catalina, estas dos mujeres, eran sus enemigas! ¡De ahora en adelante, ya no dejaría que la intimidaran más! ¡No dejaría que eso vuelva a suceder!

"¡Luna!". Su tono ahora era severo, pero a

ejó de hablar. Era un poco tonta en comparación con su prima.

La sala quedó en silencio. Las dos mujeres ya no hablaban porque ambas tenían algo en mente.

Samuel intentó comunicarse con Luna por teléfono, pero ya estaba apagado. Samuel estaba tan enojado que casi quiso dejarla. Cuando su pequeño y hermoso rostro le vino a la mente, no podía simplemente dejar a un lado todo y no hacer nada.

Regresó a su apartamento y todo estaba muy oscuro. Parecía que ella aún no había regresado.

Entonces, solo existía una posibilidad: Se fue a la mansión de Shao.

Samuel marcó rápidamente el número de Milanda: "¿Cómo estás, abuela?". Saludó primero.

"¡Eres tú! ¡Casi nunca me llamas!". Milanda respondió con sarcasmo.

Samuel se sentó en el sofá con emociones contradictorias: "Abuela, ¿cómo está Gerardo?". También extrañaba mucho a su hijo.

"Tu hijo está jugando".

...

"¡Qué bien! ¿Está mi esposa allí contigo ahora?".

Milanda se alegró al escuchar que mencionaba a Luna como su esposa. Sin embargo, respondió: "No. ¿Qué pasa?". "¿Tuviste algún problema?".

"No. Todo está bien. Ella mencionó que iba a tu casa a visitar a Gerardo. Pensé que ya había llegado". Samuel inventó algo para evadir este tema.

Otra vez, marcó el número de Luna, pero no tuvo suerte.

En ese momento, su teléfono sonó. La persona que llamaba era Jorge.

"Jorge, ¿qué pasa? ¿Me extrañaste?". Contestó el teléfono con tono burlón. Mientras, estaba decidido a encontrar a su esposa.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir