ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 71 Perdió el control.

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 7325

Actualizado: 2019-03-29 10:08


Mirando a su hijo dormido, Luna se quedó aturdida, sosteniendo sus mejillas en sus manos.

¿Por qué Gerardo había estado llorando? ¿A él no le gusta Emma? No, no podría ser eso. No había llorado cuando Emma lo sostuvo en la casa vieja la última vez.

De repente, la puerta de la habitación del bebé se abrió desde afuera. Sorprendida, Luna miró al hombre en la puerta.

Ella le dio un vistazo a su celular. Eran casi las 12 en punto. '¿Ha vuelto a casa para almorzar?'.

"Samuel...". Se levantó y caminó hacia él. Después de entrar en la habitación con unos cuantos pasos pesados, Samuel caminó directamente a la cuna de su hijo.

Ignorando a Luna, levantó la ropa del niño para mirarlo.

Desde el frente, el bebé parecía bien. Sin embargo, cuando Samuel le dio la vuelta y le quitó el pañal recién cambiado, se sorprendió al encontrar un gran moretón en su hijo.

Por lo que se veía, Catalina parecía estar diciendo la verdad. Como se esperaba, Emma había dicho la verdad.

Al descubrir Luna el moretón, finalmente entendió por qué el niño había estado llorando tan insistentemente. '¡Emma había pellizcado a mi hijo! ¡Qué cruel! ¿Cómo se atrevía a lastimar a un niño?' Pensó Luna.

"¡Esa Emma, voy a pellizcar todo tu cuerpo!". Rechinando los dientes con ira, Luna se acercó a su hijo y se movió para levantarlo.

"¡Mentirosa!". La sola expresión de Samuel hizo que Luna se estremeciera y se detuviera.

Con un mal presentimiento en el estómago, Luna sintió hormigas en su piel cuando vio la frialdad en los ojos de Samuel.

"Samuel, ¿de qué estás hablando?". Ella parecía haber oído a Samuel llamarla una mentirosa.

Al ver la honesta confusión en su rostro, Samuel casi creyó en ella.

"Luna, ¿de dónde vino este moretón?". La pregunta era retórica. Samuel solo quería escucharla explicarse a sí misma.

Al ver su expresión, Luna se estaba preocupando. Emma y su prima debieron haber estado diciendo mentiras a sus espaldas.

"Samuel, ¡yo no lastimé a Gerardo! ¡Tuvo que haber sido Emma! Gerardo no estaba llorando cuando ella llegó al principio, pero poco después, no pude para de llorar".

"Suficiente." Habiendo sido traicionado por ella antes, Samuel ya no

ó lentamente, envolviendo su rostro.

De repente, el teléfono de Samuel sonó. Rápidamente apagó su cigarrillo y contestó el teléfono. Era Anna.

"Hola".

"Señor Shao..." Anna pareció pausarse de una forma prolongadamente extraña.

Samuel la presionó para que hablara. "Sí, por favor continúa". Impacientemente, Samuel se pasó las manos por su cabello. ¿Dónde demonios estaba Luna?

Anna se aclaró la garganta antes de transmitir el mensaje que acababa de recibir. "Luna acaba de ir a un bar... Y... Bueno, ella peleó con Emma".

Samuel sintió un repentino y agudo dolor en sus sienes.

Se quedó en silencio por unos momentos antes de hablar. Justo cuando Anna comenzaba a preguntarse si la llamada se había desconectado, él habló. "¿Qué bar?".

Después de marcar la dirección en su GPS, Samuel condujo su Porsche rápidamente por un camino vacío hacia el bar Twillight.

Esta mujer... Siempre estaba causando problemas. ¿Cómo podría realmente pelear con otros?

En el bar Twilight.

Todo el bar fue destrozado. Triunfante, Luna estaba en medio de la barra rodeada por un grupo de extraños. Estaba mirando abajo hacia a otra mujer.

Emma estaba de cuclillas en el suelo. El cabello de ella era un lío de marañas, y su ropa estaba rasgada en retazos. Sus medias de seda estaban rotas y uno de los tacones de sus zapatos de diseñador estaba extraviado.

Luna colocó un taburete frente a Emma y se sentó. "Emma, discúlpate conmigo ¡Ahora!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir