MoboReader> Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 84 Hora de venganza

Enamorada del abogado By Bai Cha Palabras: 6677

Updated: 2019-04-01 00:18


Sin embargo, nadie le respondió.

Violeta se sentó en el sofá muy enojada, inmersa en sus pensamientos. ¿Qué podía hacer para que Samuel se divorciara de esta mujer? Esta mujer tenía infinidad de planes. ¡Cómo se atrevió a contratar gente para atacar a Emma!

¡Era una mujer muy rebelde! ¡De ninguna manera la toleraría! ¡Tenía que convencer a Samuel para que se divorciara de ella y se casara con su querida Emma!

En la habitación.

Samuel acomodó suavemente a Gerardo en la cama y lo cubrió con una manta. El clima estaba más frío últimamente.

Cuando vio el lado amable de Samuel, Luna se quedó sin palabras. Durante mucho tiempo, el hombre no había sido muy amable con ella.

Miró los ojos de Luna, entonces Samuel atenuó las luces en el dormitorio.

Las luces de la habitación se apagaron y la atmósfera se hizo más íntimo.

Luna se dirigió hacia el vestidor a toda prisa. Escuchó pasos atrás y esto hizo que su respiración se acelerara.

Cuanto más rápido caminaba, más rápido la seguía. Ya estaban a unos pocos pasos y Samuel se paró frente a ella y le bloqueó el camino.

Dio un paso adelante y miró a Luna que estaba muy nerviosa.

Sintió la agudeza en sus ojos y la mujer, asustada, dio un paso atrás.

Samuel siguió y dio un paso adelante mientras ella seguía alejándose. Pronto, no quedó espacio para moverse.

Samuel se quitó su chaqueta negra y la tiró sobre el sofá que había en la habitación. Llevaba una camisa blanca informal.

Estiró los brazos, sobre el armario en el que estaba apoyada Luna y la encerró entre sus brazos.

"Luna Bo, déjame vengarme''. Su voz era suave, pero tenía un indicio de peligro.

Luna negó con la cabeza de inmediato. Para evitar que continuara le dijo: ''¿No te sientes mal haciendo esto con una mujer malvada?".

"No. Yo te enseñaré a ser buena''. Declaró con seguridad y se acercó lentamente.

Ya no había más distancia entre ellos.

Luna sintió su aliento, respiró hondo y le dijo sarcásticamente: "¿Enseñarme? No

padre quisiera tener un hijo o una hija con otra mujer, ¿cómo te sentirías?".

Violeta estaba demasiado enojada para decir algo. ¡Qué hijo tan ingrato y despiadado! Se olvidó de su madre después de casarse.

Cuando vio a Samuel enfrentar tan bien a Violeta, Milanda sonrió en secreto. Se aclaró la garganta y le dijo: "Samuel, debes controlarte un poco, aunque eres joven. Todos en la mansión te oyeron anoche''.

"Abuela, te equivocas. La castigué porque me desobedeció. Si Luna se levanta antes del mediodía, avísame''. Apostó que ella no podía levantarse como siempre. Pero si se equivocaba, continuaría hasta que estuviera satisfecho con la hora en que ella consigue levantarse.

Vicente miró a su hijo de forma extraña y se preguntó cuándo Samuel se había vuelto tan descarado.

"Samuel, sé amable con Luna. No estés por ahí con mujerzuelas''. Como Samuel era un hijo excelente, Vicente rara vez lo regañaba.

"Lo sé, papá''. Samuel estuvo de acuerdo con eso. Estaba conforme con Luna en ese momento y dispuesto a suspender el divorcio.

Violeta se levantó y miró a su hijo con tristeza: "¡Samuel, sabes bien lo que Luna le ha hecho a Emma! Sabía que era alérgica a la pimienta e la puso en su comida intencionalmente. También, contrató a unos hombres para que la atacaran. Es una persona malvada. ¿Estás loco?".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top