ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 120 Investigación rápida

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 6871

Actualizado: 2019-04-10 00:10


Como el bolso y el teléfono de Luna se perdieron, Samuel la llevó a comprar un bolso y un teléfono nuevo al centro comercial después de la cena.

Luna también eligió dos carteras similares en diseño y patrón, eran para parejas. Su cartera era blanca y la que escogió para Samuel era negra.

Samuel pagó todos los artículos. Así que eso fue un regalo para ambos.

Luna miró a Samuel para averiguar si le gustaba o no su elección. Su expresión no era impaciente sino relajada. Lo que hizo que Luna se sintiera aliviada porque reflejaba que a Samuel le gustaba su regalo.

Ella estaba encantada con su reacción.

Luego regresaron a la mansión después de las compras.

Con la calefacción encendida, la casa siempre estaba cálida incluso en invierno. Luna fue a buscar a Samuel al terminar de bañarse.

Después de revisar el calendario, se dio cuenta de que estaba al comienzo de su periodo de ovulación.

¿No quería Samuel tener una hija? Podrían hacerlo ahora, era el momento ideal.

Luna decidió actuar. Así que dejó de lado el teléfono y se estaba aplicando la crema hidratante que delante del tocador.

Incluso roció su perfume favorito, con un ligero olor a rosas, un regalo enviado por Lola desde Bulgaria.

Era extremadamente caro y a ella le gustaba mucho. Aunque no tenía costumbre de usarlo, por su querido Samuel, ella haría cualquier cosa que lo hiciera sonreír. ¡Y a él sí que le gustaba el olor del perfume en Luna!

La pequeña mujer sonrió y caminó hacia el estudio. Abrió la puerta y miró hacia dentro con cuidado.

Samuel estaba en el teléfono cuando Luna entró. Él sabía que era ella.

Luna abrió y cerró la puerta silenciosamente. Quería sorprenderlo, así que con manos cubrió sus ojos. Pero no sabía que Samuel estaba sonriendo. Él sostuvo sus manos y la atrajo a sus brazos.

Él besó su cabello y respiro su aroma, oliendo ese perfume con fragancia a rosa que le tanto gustaba.

"Sí, lo sé. Me pondré en contacto contigo mañana". Samuel no quería que ella escuchara de qué estaba hablando, así que colgó.

Luna

Luna.

Se veía bien, e irradiaba felicidad.

De hecho, él también quería saber qué le pasó a ella después de lo sucedido.

"Luna, ¿me creerías si te dijera que esos dos hombres me secuestraron y drogaron de camino al hotel? No tuve nada que ver con eso". Dijo en voz baja. Como un hombre, Adrián se avergonzó de haber sido drogado y secuestrado tan fácilmente.

Para su sorpresa, Luna asintió con la cabeza y dijo. "Si, lo sé. Te creo. Confío en que estás diciendo la verdad. Ellos hicieron lo mismo conmigo".

Adrián se sintió aliviado al escuchar su respuesta. Se aflojó la corbata y la puso en el sofá.

Pero estaba demasiado avergonzado para describir lo que sucedió después esa noche en el hotel.

Esa noche, se sentía tan débil que, siendo un hombre, no pudo levantarse en lo absoluto, tuvo que quedarse mirando cómo Luna salía corriendo de la habitación a pedir auxilio.

Y para colmo, una prostituta pasó por ahí y lo encontró en la habitación...

"¿Entonces ya estás bien ahora?" Luna culpó a Adrián al principio. Pero finalmente eligió perdonarlo ya que sentía que él también era una víctima.

Incluso parecía cansado y agotado, con los ojos rojos como si estuvieran llenos de sangre.

El camarero regresó a su mesa con el café que Adrián había pedido. Se lo colocó frente a él. "Gracias". Dijo Adrián suavemente, y bebió un poco de café.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir