ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 133 No era apto para ser padre

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 7743

Actualizado: 2019-04-12 02:30


Los tres niños y las dos mujeres se regocijaron en su reencuentro, abrazándose y gritando sus nombres el uno al otro con entusiasmo.

Milanda le dio una palmadita a Luna en la espalda y dijo con una sonrisa: "Luna, parece que estás muy ocupada últimamente, ¿eh?" Milanda siempre estuvo al tanto de las noticias de Luna. La abuela era testigo de primera mano de lo lejos que había llegado Luna en su nueva carrera.

"Sí, abuela. Pero ellos son mi sol. Me aseguraré de visitarte en el país C, para que no tengas que sufrir con un viaje tan largo". Entonces Luna levantó a Gerardo. Por desgracia, el niño había crecido tan rápido que ya pesaba un poco para ella.

"Mamá." Gerardo rodeó a Luna con sus brazos y apoyó la cabeza en su hombro.

"Mi niño, ¿me extrañaste?" Aunque llevaba una mascarilla que cubría su boca, Luna no dudó en besar su niño.

Gerardo asintió con la cabeza a la afirmativa. La extrañaba tanto que deseaba quedarse al lado de Luna para siempre.

Algo llamó la atención de Luna. La señora Qi no estaba acompañándolos esta vez, en su lugar, había una joven a quien Luna no conocía.

Al notar su desconcierto, Milanda le explicó: "La señora Qi no está aquí porque tiene algunos asuntos personales que atender. Esta chica es la nueva empleada y me ayuda mucho, así que le pedí que me acompañara en esta ocasión".

Luna asintió y se metió en su auto con los demás.

En el asiento trasero, Milanda estaba rodeada de tres niños lindos que rieron todo el camino hasta llegar a casa.

Luna se quitó la mascarilla y condujo con cuidado a la casa.

Daisy sabía que Milanda y Gerardo vendrían esa noche, así que salió del trabajo temprano y compró algunas cosas para preparar la cena para ellos.

Cuando Milanda y los otros llegaron a la casa, ya habían servido una comida deliciosa en la mesa.

Con los tres niños animados alrededor, todos estaban riéndose y hablando hasta que fue hora de irse a la cama.

Como Luna estaba demasiado ocupada en el trabajo, no solía regresar a casa por las noches, por lo general, Daisy arrullaba a los dos niños para dormir.

Pero esta noche, ya que Milanda y Gerardo estaban aquí, Daisy tomó a Gonzalo en sus brazos y regresó a su habitación.

Luna durmió con sus dos hijos, Gerardo e Irene.

Irene se quedó dormida a las 9:00 p.m., pero Gerardo

cimen de feto que podría engañar a Samuel.

Esto fue parte de la razón por la que ella salió del país C a toda prisa.

"¡Ese idiota! Solo mira a Irene, si Samuel no es su padre, ¿quién más podría serlo?" Irene se parecía mucho a Samuel, Luna lo supo bien desde el principio.

Luna inclinó la cabeza, "Abuela, por favor, perdóname. Aunque Irene es su hija, ella tiene que llevar mi apellido. No puede usar el suyo". Ella apreciaba la amabilidad y el apoyo de Milanda.

Milanda levantó la mano y puso el flequillo detrás de la oreja y dijo: "Mi querida, soy yo quien debería agradecerte por mantener a esta niña alejada de la familia".

Samuel debería ser castigado por su error, pensó Milanda, mientras trataba de controlar su ira.

"Mi compañía está cooperando con Manolo en una nueva película. Por lo tanto, tengo que volver y quedarme en el país C por un tiempo, pero no sé si debería llevar a Irene conmigo". Había estado indecisa durante mucho tiempo.

Irene se parece tanto a Samuel que Luna temía que alguien que la conociera le contara a Samuel sobre su hija. Si Samuel, que había anhelado tanto tener una hija, se enteraba, no la dejaría volver a Estados Unidos con Irene.

Ella preferiría morir antes que entregarle Irene a Samuel, porque fue él quien la obligó matar a su propia hija. No era apto para ser padre, solo por esa razón.

Milanda entendió su preocupación y pensó por un momento, "Lleva a Irene contigo. Tengo un familiar que vive en la ciudad. Me quedaré allí con Irene y Gerardo cuando vayas a trabajar".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir