ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 167 Luna estaba enojada

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 7177

Actualizado: 2019-04-18 01:58


De repente se le ocurrió una idea y colocó el dedo índice allí. El dispositivo de huellas dactilares tintineó. Así, se abrió la puerta de la mansión.

Miró con asombro. Aunque esa casa ya no era de ella, ¿por qué su huella dactilar aún podía abrir la puerta?

Pensó en la actitud anterior de Samuel, negó con la cabeza e intentó dejar de hacer suposiciones irrealistas. Quizá se le olvidó de borrar la configuración.

Entró, encendió las luces y se puso las zapatillas.

Sabía que no podía escapar, tomó la iniciativa y se dirigió hacia el segundo piso.

Samuel, que estaba cerca, vio desaparecer su figura hacia allí y sonrió con satisfacción.

¡Bien hecho! ¡Por fin había progresado!

Dentro del dormitorio, Luna encontró un pijama y entró al baño.

Samuel quiso entrar pero la puerta estaba cerrada con llave. Dio dos golpes pausados y la amenazó: "Luna, ¡abre la puerta ahora o la tiraré abajo si no lo haces!''. Luego fue a buscar su bata y escuchó que la cerradura del baño se abría. Samuel sonrió placenteramente.

Ya era tarde, un poco más de la medianoche.

Samuel la llevó hasta la cama y la cubrió con una manta. Luego la besó en la frente y se dirigió hacia el estudio.

Después de que se fue, Luna abrió los ojos.

Tomó su teléfono, abrió el administrador de archivos y escribió la contraseña. Finalmente subió un vídeo.

Era la grabación de Emma con Félix que había tomado en la oficina la última vez.

Miró el teléfono por un rato y luego se quedó dormida. No se dio cuenta cuando su móvil cayó al suelo.

Temprano, a la mañana siguiente, Luna se despertó por el tono de su teléfono que estaba sonando.

Con los ojos cerrados, extendió la mano para agarrar su celular pero no pudo encontrarlo, en su lugar, notó algo muy extraño.

Se despertó enseguida cuando se dio cuenta de lo que era.

Abrió los ojos y miró los ojos juguetones de Samuel.

Inmediatamente retiró su mano con vergüenza, pero Samuel hizo un movimiento y se puso encima de ella.

"Vamos, no seas así. ¡Mi teléfono está sonando!''. Empujó a Samuel a un lado y tomó su celular del suelo.

Samuel la presionó de nuevo. Luna no era t

te vean conmigo?''.

Si se atrevía a admitirlo, Samuel detendría inmediatamente el auto y le daría un sermón.

"Samuel, ¡no te perdonaré aunque me persigas!". Respiró hondo y dijo lo que pensaba.

No sabía por qué se sentía incómoda y por eso esperó su respuesta muy nerviosa.

Samuel estacionó el automóvil a un lado de la carretera y la detuvo con la mirada.

Los ojos de Samuel estaban serios: "Luna, esta vez me toca a mí perseguirte".

Se sorprendida por las palabras del hombre. ¿Perseguirla?

¿Lo oyó mal? ¿Samuel acaba de decir que iría tras ella?

"Samuel, eres un idiota...'' La mujer negó con la cabeza muy triste. ''Estás comprometido y ahora vas a perseguir a tu ex esposa... Señor Shao, ¿quieres tener varias amantes al mismo tiempo?''.

Samuel recordó que Catalina también era problemática: "Escúchame, por favor. Catalina, ella solo...''.

"No quiero escuchar tu explicación y no tienes que poner excusas. Samuel, ¡eres un desgraciado!''. Luna interrumpió su explicación, se cubrió los oídos y se negó a escuchar.

Samuel se llevó la mano a la frente. Sus intenciones eran hacer que Luna se pusiera celosa, pero ahora también estaba enojada y ni siquiera escuchaba su explicación.

Le quitó las manos de las orejas a la fuerza y le dijo: "Luna, mi compromiso con Catalina era falso''.

¿Falso? Luna, de repente, se quedó en silencio.

Luego lo miró con asombro. ¿Qué quiso decir Samuel?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir