ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 181 No quiero ser un monje

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 6956

Actualizado: 2019-04-21 00:44


Después de un momento, Luna se limpió las lágrimas de la cara y se alejó de Samuel, "Ahora estoy bien, y planeo tener una vida mejor para mí misma. Así que quiero que te vayas y nunca vuelvas a buscarme otra vez". Liberada del escepticismo de Samuel, o de cualquier otro, Luna finalmente podría vivir una vida feliz.

'¿Dijo que no quiere que la moleste?', murmuró Samuel. En ese momento, Samuel sintió un dolor en su corazón de nuevo.

"Samuel, por favor, sólo déjame en paz. Será mejor para los dos no volvernos a ver". Luna estaba realmente cansada de su desconfianza.

Samuel miró a su alrededor y vió un banco cerca de donde ellos estaban. Tomó a Luna por el brazo y la llevó hacia ahí.

Él se sentó primero y luego hizo que Luna se sentara sobre sus piernas. Recargo la cabeza de ella sobre su hombro, "Luna, estamos destinados a estar juntos. Eso es algo que no puedes negar". Sintiéndose culpable, acarició su largo cabello negro. Se sentía tan sedoso y suave, se preguntaba qué producto utilizaba esta mujer.

Al escuchar ésto, Luna lloró aún más y lo golpeó en el pecho

"No, estás loco. Te odio Samuel No quiero estar más contigo". Se sintió afortunada de haber huido con Daisy y haber tenido a Irene.

Ella amaba a su pequeña Ire más que a nada en este mundo, más que a su propia vida.

Samuel tomó a Luna por las mejillas y la besó en la boca, "Lo siento, Luna". En ese momento, Samuel juró nunca volver a desconfiar de Luna.

"¡Nunca te voy a perdonar!" Luna se soltó de sus brazos y se levantó.

Pero Samuel la detuvo antes de que pudiera dar un paso adelante.

"Luna, tú eras la que había ido detrás de mí, ¿recuerdas? Ahora déjame ser yo el que te conquiste, ¿de acuerdo?"

"¡Ni lo menciones! Fui una tonta". El costoso traje de Samuel estaba manchado con las lágrimas de Luna.

Él sonrió con amargura y le dijo convencido a Luna: "No fuiste ninguna tonta. Me hiciste el hombre más afortunado del mundo".

"Bueno, eso es cierto." Con las disculpas, el compromiso y las dulces palabras de Samuel, la atmósfera entre ellos se hizo más ligera, p

o que hizo que Luna pensara si lo que pedía era demasiado, ya que estas tres reglas eran para que no se acercara a ella.

Mientras ella consideraba si debía hacer algunos cambios a las reglas, Samuel dijo: "Ya veremos".

...

En un instante, el sentimiento de culpa en el corazón de Luna desapareció.

Mientras esperaban en un semáforo en rojo, Samuel miró a Luna y cómo ella ponía los ojos en blanco, la tomó desprevenida y la besó.

"Sam... Sam... " Luna estaba tan enojada que no podía terminar de pronunciar su nombre

"¡Concéntrate en la conducción! ¡Viejo descarado! "

¿Viejo? ¿Descarado? Samuel enarcó las cejas, "¿Luna, acabas de decirme viejo?" Justo el mes pasado alguien le preguntó si tenía 25 años.

"Tienes más de treinta. Por supuesto que eres viejo. Qué hombre tan desvergonzado, pretendiendo fingir ser más joven".

Luna vio que había comenzado a llover, algo que la hizo ponerse sentimental.

Ella no sabía si lo que dijo funcionaría, ya que Samuel no logró aligerar su descontento a pesar de su arrepentimiento y sus dulces palabras.

Sin embargo, si Samuel quisiera volver con ella, no tendrá que pasar por alto lo que ella sentía.

Estaba convencida de que si Samuel la volviera a tratar como lo hacía antes, lo va a dejar de forma definitiva.

Cuando llegaron al apartamento, Samuel tomó a Luna entre sus brazos y la cubrió con su abrigo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir