MoboReader> Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 187 ¿Qué tal Samuel al vapor

Enamorada del abogado By Bai Cha Palabras: 7342

Updated: 2019-04-22 05:00


Al mirar a Luna delante él, Samuel sonrió maliciosamente, "Bien. Te mostraré lo indecente y lascivo que puedo ser esta noche. No te decepcionaré". Luego miró su reloj de pulsera y descubrió que era hora de ir a comprar algunos ingredientes para la cena. Pero Luna ya se había puesto su ropa de casa, así que se fue solo.

La mujer se sonrojó después de escuchar las palabras de Samuel y quería decirle algo. Sin embargo, Samuel salió de la habitación repentinamente, lo que confundió a Luna.

¿Por qué cerró la puerta? ¿Se fue?

¿Por qué? ¿Se debía a que ella lo describió como un hombre indecente y lascivo? ¿Estaba enfadado?

'Eso no podía ser', pensó Luna.

Mientras estaba perdida en sus pensamientos, recibió un mensaje de WeChat de Samuel.

"¿Qué quieres cenar esta noche?", preguntó Samuel.

Al ver su mensaje, Luna supo que Samuel había ido a comprar algunos ingredientes para la cena.

Eso la calmó. Luna sonrió y respondió: "¿Quieres que decida yo? Entonces... ¿qué tal Samuel al vapor?"

La respuesta de Samuel fue "Bien. Puedes hacerlo tú misma. Me lavaré."

...

Samuel hizo cuatro platos y un bol de sopa. Después de la maravillosa cena, Luna se frotó la barriga y se tumbó en el sofá. Somnolienta, vio a Samuel limpiando en la cocina.

Cuando Samuel terminó de limpiar, tiró de Luna hacia el balcón, para hacer un poco de ejercicio ligero.

Durante los siguientes días, Samuel usó la computadora de Luna todos los días, para contactar con sus colegas y clientes en País C y hacer su trabajo.

Al mismo tiempo, Luna compró dos billetes de avión a Gran Bretaña para ella e Irene, pero no le dijo nada a Samuel. Una mañana, cuando Samuel se despertó de un sueño profundo después de tener un sexo apasionado con Luna, notó que ya se había ido.

La llamó docenas de veces, pero su teléfono estaba apagado.

Por la tarde finalmente recibió una videollamada de ella.

Samuel se sentó en el sofá y miró la bonita cara de Luna en la pantalla de la computadora. "Hola señor Shao. Me he ido de Estados Unidos. No me preguntes dónde estoy. No voy a volver a País C contigo", dijo Luna, "Ah, y tampoco volveré a Estados Unidos. Será mejor que vuelvas de donde viniste

quería abrazarla, pero Luna la detuvo. "Anna, estás embarazada. Ire pesa demasiado. No creo que sea una buena idea levantarla", dijo Luna.

"Así es, tía. Soy fuerte ahora. Déjame abrazarte en su lugar", Ire sonrió. Gracias a Luna, ahora la niña de tres años pesaba más de 15 kg.

Ire trató de rodear la cintura de Anna con sus brazos, enterrando su cara en su vientre. También miró el gran vientre con curiosidad, preguntándose si realmente había un bebé dentro.

Anna miró a Ire de forma amorosa y dijo: "Ire, te extrañé mucho. ¿Por qué no me dijiste que llegarías hoy? Leandro y yo podríamos haberte recogido en el aeropuerto".

Jorgina tomó sus maletas y las puso a un lado. Luna agradeció a la empleada por su servicio y luego sonrió a Anna.

"Sé que Leandro está ocupado, no quiero causarle más problemas. ¿Está en casa ahora?", dijo Luna. Levantó la cabeza como si lo estuviera buscando.

Anna puso su brazo alrededor de los hombros de Luna. Le hizo un gesto a Luna e Ire para que se sentaran en el sofá de la sala y contestó: "Leandro está ocupado. Estuvo aquí antes, pero no se quedó mucho tiempo".

Jorgina puso un poco de fruta delante de ellas, y las dos comenzaron a charlar y a comer frutas.

Por la noche, Luna e Ire se quedaron en la casa de Anna.

Cuando Ire se durmió, Luna creó un grupo de WeChat y agregó a Lola, Laura, Daisy y Anna. Anunció que estaba de vuelta.

Daisy fue la primera que respondió, con un emoji sonriente.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top