ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 202 Cariño mío

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 8065

Actualizado: 2019-04-25 04:02


"Nada de estas comidas es para ti, tu tienes otra dieta", dijo Samuel como respuesta a la ansiosa mirada de Luna, quien se saboreaba las comidas con su mirada pegada en los platos y no dejaba de lamerse los labios. Samuel tocó el timbre junto a la cama y le pidió a la enfermera que trajera el almuerzo de Luna.

"No quiero comer una comida para enfermos, es horrible...", protestó débilmente, aunque en vano. Estaba muy deprimida, así que Samuel le sonrió de manera encantadora para calmarla, y funcionó tan bien que Luna inmediatamente aceptó la comida sin quejarse.

Aunque llevaban mucho tiempo casados, Samuel rara vez sonreía de esa manera, por lo tanto, su corazón se sintió cautivado fácilmente.

"Te recuperarás más rápido si comes esta comida ahora, y así podrás disfrutar de aquellos deliciosos platillos más pronto, ¿de acuerdo?" ¿Cómo podía pensar en comer algo delicioso antes de que la herida hubiera sanado perfectamente y de que su cuerpo se hubiera recuperado por completo?

¡Qué tontuela tan adorable que era!

Luna asintió y estuvo de acuerdo ya que lo que le decía era razonable: "Bueno, entonces me conformaré con la comida para enfermos."

"¡Buena chica! Querida, cuando salgas del hospital, te llevaré a cenar unos platillos deliciosos". Él acarició amorosamente su largo y sedoso cabello.

Este cariñoso gesto iluminó a Milanda, quien se estaba comiendo unas verduras mientras los miraba y luego comenzó a bromear: "Vaya parejita".

Su voz hizo que Luna se diera cuenta de que la abuela todavía estaba en la sala, e inmediatamente se alejó del tacto de Samuel, tomó su teléfono y fingió mirar la pantalla.

"Querida abuela, ¿no pudiste haber fingido no vernos?", preguntó Samuel en un tono juguetón. Ajustó la cama de Luna a la altura correcta y se dirigió al baño.

"Incluso si pretendiera no veros, es difícil para mí no escucharos. Sois tan dulces y tú la sigues llamando "querida" y "cariño" contínuamente". Milanda no se dio cuenta de que lo de "cariño" había sido añadido por ella misma, observaba inocentemente a Samuel lavando las toallas en el baño.

Sus palabras casi hicieron que Luna se ahogara con su propia saliva, "Abuela, te equivocas, Samuel nunca me llamó 'cariño'."

'¿Quién sabe a qué otra mujer habrá dedicado esas palabras tan lindas?', pensó enojada.

Samuel se acercó con una toalla mojada y vio que su mujer giraba los ojos hacia arriba. Parpad

es anteriores, y él no le había dado los resultados deseados, pero ahora incluso quería más.

"Señor Fuller, sabes que he tenido algunos problemas últimamente, y tres millones es demasiado. ¿Podríamos negociar el precio?" No sólo había tenido que soportar el repudio de su familia, sino que su reputación había sido arruinada por Luna.

En los últimos días, se había entrevistado con varios bufetes de abogados pero ninguno se interesó en contratarla, y sospechaba que Luna había desempeñado un papel crucial en eso.

"¿Demasiado? Srta. Gu, ¿sabías que alguien ha comenzado a investigar mi organización por tu culpa? ¡Si alguien descubre algo sospechoso, todos estaremos en problemas!" El precio de tres millones era de hecho un precio amistoso, y la razón del descuento era que Catalina había aportado decenas de millones a su organización.

"¿Por mi culpa?" Catalina se preguntó quién podría estar sospechando de ella, ya que siempre había manejado sus asuntos con absoluto cuidado. Podría ser que...

"Y de acuerdo a las noticias que he recibido, Amber ya ha salido del coma".

"¿Qué? ¿Y dijo algo?" Catalina hablaba con voz trémula, "¿y Samuel, la ha visitado alguna vez?"

Si Samuel había interrogado a Amber, ya se habría enterado de sus acciones. ¡Todo se acabó!

Yamasaki Fuller asintió con la cabeza, "Sí, Samuel se encontró con Amber poco después de que ella se despertó".

Catalina se levantó de su asiento completamente aterrada, y todos los comensales a su alrededor voltearon a verla. Al darse cuenta de su metedura de pata, Catalina se calmó con prontitud y volvió a sentarse.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir