ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 208 No vimos absolutamente nada

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 7784

Actualizado: 2019-04-26 00:31


"Samuel, ¿y ahora qué has comprado?"

Mientras sostenía su teléfono entre el hombro y la cabeza, firmó la recepción de los paquetes.

"Pasé cerca de un centro comercial y pensé que era buena idea comprarte un poco de ropa". Samuel había notado la noche anterior que Luna sólo llevaba un abrigo delgado, por lo que se preguntó si no tenía otros abrigos más cálidos.

Luna se quedó sin palabras, ya que reconoció en segundos la marca de la ropa en cuanto vio el logotipo del paquete que recibió. Era una marca internacional y había sido diseñada por Leandro. Incluso, sin estar en temporada, las prendas de verano son especialmente caras, ni que decir la nueva temporada de invierno.

"Sam, ¿por qué estás haciendo todo esto?" La pregunta de Luna sorprendió a Samuel.

Al percatarse de su silencio tan repentino, Luna se exhaló y volvió a preguntarle pero ahora con una voz más coqueta, "Sam, en serio, ¿por qué estás siendo tan atento conmigo?"

Samuel agachó la mirada y no le quedó más que reír. ¡Pero qué chica tan traviesa! Sin siquiera pensarlo, Luna había logrado ponerle nervioso. "Eres mi esposa y la única mujer en este mundo a la que tengo que complacer".

Él estaba decidido a cumplir su palabra al pie de la letra. Siempre cuidaría de ella y la protegería hasta el último día de su vida.

Luna no pudo ocultar la sonrisa que se dibujaba en todo su rostro.

"¿En serio?"

"Claro que sí, eso no lo dudes jamás. Los hechos hablan más que mil palabras".

"Dime, ¿qué... pasaría si tenemos una hija?" Preguntó de manera tentativa, mientras abría el paquete.

¡Vaya!, ¿una hija? Samuel meditó un poco sobre esto. ¡Qué maravilla, sería un bello futuro!

Respondió con una voz llena de suavidad: "Veremos qué nos depara el destino. Sin embargo, lo más importante ahora es cómo poder tener una hija en estos momentos".

Samuel había estado esperando con ansias la llegada de una hija desde hacía mucho.

Si llegara una hija a su vida, desearía que fuera tan hermosa como la pequeña Irene que conoció. Él ya tenía a su lado a Gerardo y Luna, pero tener una hija sería la cereza en el pastel.

"Aunque... tengo el presentimiento de que te olvidarías de Gerardo y de mí en el momento que tengas a una bebé en tus brazos". Luna se burló de él intencionadamente.

"¿Cómo te atreves siquiera pensarlo? ¡Ca

aminó hacia Chuck, y notó de inmediato su mal humor, en forma de burla le dio una palmadita en la espalda, "Chuck, ¿por qué no continúas en lo que estabas haciendo y nosotros volveremos más tarde?"

Sorprendentemente, Chuck lo miró y asintió: "Muy bien. ¡Será mejor que no regreséis antes de una hora!"

"¡Qué interesante!" Samuel soltó la carcajada, "Chuck, ¡debería darte vergüenza!"

El rostro de Daisy se llenó de un rubor carmín imposible de ocultar, "¡Chuck, cierra la boca! Luna, tómate tu tiempo por favor. ¡Ya me voy!" Daisy de inmediato salió de oficina con su bolso en la mano.

"¿Qué clase de amigo eres, Samuel?". Chuck observó fijamente a Samuel. ¿Por qué no se tomó la molestia de llamar antes de venir? Chuck le habría dicho que no era el momento.

Samuel dejó de reír, "¿Dime desde cuándo soy tu amigo?".

"¡Bueno, entonces olvídalo!" Chuck por fin pudo controlarse, y enseguida trató de hacer que Samuel se fuera.

"Vale. Vámonos". Samuel puso su brazo sobre el hombro a Chuck, y salieron de la oficina junto con Luna.

Chuck estaba al tanto de la razón por la cual Samuel estaba ahí. Se dirigieron al piso número 12, donde se encontraba el laboratorio y le pidieron a una enfermera que llevara a quién querían ver.

Antes de que la enfermera se retirara, Chuck le pidió una cosa más: "Por favor, llama a los médicos de la sala de emergencias y pídeles que esperen en el ascensor".

La enfermera lo miró un poco confundida, pero sin hacer ningún otro comentario, se fue.

Después entraron los tres al laboratorio.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir