ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 222 Se resuelve el escándalo

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 6987

Actualizado: 2019-04-29 04:47


No desconfiaba de Manolo porque le constaba que ellos no se gustaban.

Al escuchar eso, Luna se conmovió bastante.

"Laura, gracias por confiar en nosotros. Aclararemos todo esto lo antes posible".

"De nada. Tómalo con calma, no dejes que este asunto te saque de tus casillas". A Laura le quedó claro por qué Luna estaba tan preocupada. Por una parte, ya habían existido algunos rumores respecto a ella y Manolo inventados por los medios de comunicación.

Pero en esta ocasión, la evidencia parecía tan convincente, que no pudo soportarlo.

Por otra parte, Manolo era su esposo, y Luna y ella eran amigas íntimas. Evidentemente le preocupaba que estos rumores arruinaran su relación.

"Está bien, llamaré a Manolo ahora mismo para que me diga qué es lo que piensa". Luna se sintió aliviada. Se despidió del director y se dirigió a su empresa.

Después de colgar el teléfono, Laura buscó temas candentes en Internet y leyó varios artículos, luego tiró su teléfono en el sofá sintiéndose agobiada.

'Medios estúpidos!', pensó.

Luna lo contó a Samuel lo que había sucedido cuando estaba muy ansioso.

Estaba en una reunión sobre un caso internacional que había durado toda la mañana.

Y el ambiente estaba tenso debido a su ansiedad. De repente, su teléfono sonó y quien lo llamó pareció aliviar todas sus preocupaciones.

"Discúlpenme, tengo una llamada".

Los demás abogados comenzaron a hablar sobre la herida en su labio justo después de que se fue, llegando a la conclusión de que seguramente lo había mordido una chica la noche anterior cuando con toda seguridad ambos sostenían relaciones sexuales.

En la zona de fumadores.

Samuel respondió a la llamada, "Querida".

"Samuel, te engañé!"

Al escuchar esto, su mente se quedó en blanco, pero inmediatamente soltó una risita contenida.

"¿Quieres que te rete? Te reto a que me engañes. ¿Acaso me crees un gallina?"

Luna se quedó sin habla, ya que no esperaba que él reaccionara de esa manera.

"¡Oye! ¡Te acabo de engañar con Manolo! ¿Qué te parece eso? ¡Qué sorpresa, ¿no?!"

¿Manolo? Dio una cal

ta que la noticia se volvió viral.

La vida en la prisión de mujeres era aburrida en comparación con el exterior.

Un taxi se detuvo en la puerta de la prisión. Un visitante salió del auto y entró.

"Número 26, tienes un visitante", dijo la guardia de la prisión a Emma, quien lucía una expresión de estupidez en su rostro.

La chica con el cabello rebelde estaba acurrucada en un rincón, sus ojos se movieron un poco cuando escuchó la llamada de la guardia de la prisión.

Dos guardias la sacaron.

Y una de ellas murmuró: "Me pregunto quién querría visitar a una loca".

"Yo también tengo curiosidad. Por cierto, qué suerte tuvo, me sorprendió que sobreviviera a tantas heridas".

Cuando la enviaron ahí, las puntadas que tenía aún estaban frescas y nadie le envió ningún medicamento, pero para su sorpresa, las heridas sanaron muy bien.

Al reconocer a la persona que había ido a visitarla, no pudo evitar apretar los puños.

Y la mujer que estaba frente a ella pudo percibir su ira con toda claridad.

Emma no llevaba mucho tiempo en prisión, pero ya había perdido mucho peso.

Catalina levantó el teléfono con indiferencia. De cualquier manera, Emma no podría salir de ahí en varias docenas de años.

"¿Quién eres tú?" Un dejo de extrañamiento apareció en los ojos de Emma. Catalina la miró a los ojos, preguntándose si de verdad le estaba haciendo esa pregunta.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir