ManoBook > Romances > Enamorada del abogado

   Capítulo 258 Sospechosa de un caso de asesinato

Enamorada del abogado Por Bai Cha Palabras: 7143

Actualizado: 2019-05-06 10:54


Por suerte, la atención de Silvano se desvió cuando Luna y Samuel comenzaron a dar sus discursos y ofrecieron un brindis.

Después de cambiarse y ponerse un vestido rojo, Luna estuvo escuchando a Samuel bromear con sus amigos.

Al final de la jornada, tuvo que admitir que era realmente agotador ser la novia.

Cuando Samuel y Vicente despidieron a los invitados, se sentó a descansar con sus dos hijos a su lado.

A las ocho de la noche, Samuel le pidió a Yang que los llevara de regreso a la Mansión Leroy, pues sentía que había bebido demasiado y no quería poner en peligro sus vidas conduciendo intoxicado.

En el auto, se sintió somnoliento y se apoyó en el hombro de Luna. "Bebe un poco de agua, y te sentirás mejor". Ella le abrió una botella y se la pasó.

Al haber bebido demasiado, Samuel estaba sediento y se bebió la mitad de la botella de agua.

Al llegar a casa, Yang y Luna sostuvieron uno a cada lado de Samuel y lo llevaron hasta el segundo piso.

Al llegar ahí, Yang se detuvo y les dijo, "Sr. y Sra. Shao, me tengo que ir ahora. Felicitaciones a los dos", y salió corriendo.

Luna siguió sin su ayuda, y cuando abrió la puerta, vio que el dormitorio había sido redecorado. En las paredes habían sido colocadas fotos de su boda, y velas y pétalos de rosa adornaban la habitación.

De repente, Samuel pasó su brazo por detrás de ella y la sostuvo en sus brazos.

La besó fervorosamente.

Ella intentó zafarse de su abrazo, pero sus esfuerzos fueron inútiles. Un par de minutos después, Samuel retrocedió pero no la soltó.

"Estás borracho. Voy a llenar la bañera con agua para que te bañes". Esperaba que el agua de alguna manera disipara el efecto del alcohol.

Samuel sonrió, "Estaba borracho, pero ya estoy sobrio. Eres mía ahora, por siempre y para siempre".

Realmente estaba diciendo la verdad, pero Luna pensó que tenía elocuencia insincera.

Cuando Samuel la empujó hacia la cama, Luna lo empujó hacia el baño. Este tira y afloja terminó cuando ambos cayeron sobre la cama. A pesar de que estaba borracho, seguía siendo fuerte.

Él había quedado encima de ella, pero sorprendentemente

la gente sacó sus teléfonos y comenzó a tomar fotos.

Samuel miró con desprecio a la multitud ansiosa. Esto no era lo que él tenía en mente para su luna de miel.

Volviendo su atención de nuevo a los policías, preguntó, de manera bastante imprudente: "¿Tienen alguna prueba? Si no es así, ella no va a ninguna parte con ustedes".

Los policías se miraron entre sí. Samuel era bien conocido dentro de las filas de la policía por ser un gran abogado y un tipo duro, una reputación que se mantendría inquebrantable sin importar lo que pasara.

"Tenemos el derecho de traer sospechosos para ser interrogados".

"Presenten la evidencia por favor. Si insisten, los acusaré de calumnia y difamación", replicó Samuel.

Los policías se sintieron apenados y uno de ellos trató de razonar con Samuel. "Aléjese, Sr. Shao. Es contra la ley obstruir a la justicia cuando estamos haciendo un arresto".

Justo cuando la multitud se hacía más grande, una voz se dejó escuchar por el altavoz.

"Sr. y Sra. Shao, favor de abordar por la puerta número 17. Su avión despegará en 5 minutos". Luna se miró las manos, entristecida por el giro de los acontecimientos.

"¿Obstruir la justicia? No, no es eso lo que estoy haciendo. Simplemente les pedí que presentaran pruebas y no lo han hecho, de modo que sólo me están haciendo perder mi tiempo".

Se burló, tomando a Luna de la mano y arrastrándola hacia la puerta de abordaje.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir