ManoBook > Urban romance > Enamorada de Daniel

   Capítulo 1 Sin tonterías no hay desgracias

Enamorada de Daniel Por Bai Cha Palabras: 7720

Actualizado: 2019-03-18 19:16


Dieciséis años después, En Fort St. Universidad de EE.UU.

Era una universidad privada de chicos blancos con bajos recursos y chicos provenientes de la Universidad de Harvard, que ofrecía casi 1000 carreras. Las clases de los estudiantes eran impartidas por profesores o líderes del sector empresarial.

Aparte de los estudiantes de clase baja que obtuvieron buenos resultados en sus estudios, el resto de los estudiantes eran principalmente niños ricos de segunda generación.

Incluyendo a Irene Shao. Ella había reprobado todos sus exámenes.

Era un día espléndido y soleado, y era el día de graduación para los estudiantes. Se estaban tomando fotos en sus uniformes escolares.

Durante este tiempo, se escucharon algunos gritos de festejo provenientes del edificio de la escuela.

De pronto, Irene Shao, quien se estaba vistiendo con su uniforme escolar, fue sacada de su dormitorio por su compañera de cuarto Estela Zheng.

"Estela, espera, todavía no me he puesto el uniforme". Irene Shao, que tenía una hermosa figura, vestía una camisola blanca y pantalones cortos de mezclilla. Ella había sido arrastrada apresuradamente por todo el campus por Estela Zheng, quien había sacado 10 en todos los exámenes. Esta escena había atraído la atención de muchas personas.

Estela estaba sin aliento. Ella balbuceó algunas palabras, "Nosotros... no podemos... esperarte... a que te... vistas... alguien está en agonía."

Irene miró a Estela aún más confundida. ¿Qué estaba pasando?

Tres minutos después...

El edificio de la escuela ahora estaba rodeado por una gran multitud de estudiantes en sus uniformes escolares.

Una voz gritó: "¡Irene se acerca!"

Entonces la multitud abrió paso a Irene Shao.

Estela llevó a Irene directamente al frente del edificio y luego señaló hacia arriba.

En el edificio escolar de 15 pisos colgaba una pancarta roja que decía: "¡Irene, te amo! ¿Te casarías conmigo?".

La pancarta estaba rodeada de rosadas rosas, las cuales eran también las flores favoritas de Irene. En la parte superior del edificio había un hombre vestido con una camiseta blanca y pantalones casuales, con el cabello amarillo que se asemejaba a la paja de una escoba.

Tenía un gran ramo de las mismas rosas rosadas en su mano izquierda y un megáfono en su mano derecha. Cuando vio a Irene, comenzó a gritar: "¡Irene, te amo! ¡Cásate conmigo!"

La multitud gritó y chilló: "¡Dí que sí! ¡Dí que sí!"

Irene se cubrió las orejas. Estaba casi ensordecida por los ruidos que venían de todo su alrededor. Ella sacó su teléfono y llamó a Bill: "¡Sin tonterías no hay desgracia! ¡Baja de una vez!"

Bill Han, sin embargo, seguía gritando con el megáfono: "¡Irene, saltaré si me dices que no! ¡Entonces, nunca me olvidarás!"

Al escuchar estas palabras, la multitud comenzó a gritar histéricamente.

"Irene, no seas tonta. Su abuelo es un general, y su padre es un teniente general. Dile sí, ahora."

Irene, por supuesto, conocía los poderosos antecedentes familiares de Bill. Pero ella lo veía sólo como un amigo.

"¡Bill, baja ahora! ¡Ya basta, o te dejaré de hablar por el resto de mi vida!"

¿Cuántas veces Bill Han había dicho "Te amo" a Irene Shao? Irene levantó su mano izquierda y comenzó a contar. Fueron más de 5 veces.

"Si no me dices que sí, ¡te juro que saltaré!" Bill realmente lo dijo en serio esta vez. Ire lo había rechazado mil veces, y si esta vez tampoco funcionaba, entonces no tendría sentido seguir viviendo.

"¡Adelante, salta! ¡Será mejor que te mates ahora, o de lo contrario tu abuelo te matará a golpes con su bastón!" Irene le hizo un gesto para que se bajara. Bill se volvió cada vez más tímido cuando mencionaban a su abuelo.

"Solo di que sí y bajaré". Bill guardó el megáfono y habló con Irene por teléfono.

Cada vez más estudiantes que se encontraban alrededor del edifi

cio sacaron sus celulares y comenzaron a grabar vídeos de todo lo que sucedía. Irene torció los ojos y habló por teléfono: "Bill, tu abuelo sabrá lo que está pasando si ve estos vídeos. ¿Eres consciente de que estás actuando como un tonto y estás haciendo el ridículo?"

Bill Han abrió la boca y miró a Irene Shao. Su corazón estaba roto y destrozado en mil pedazos. "Ire, ¿sabes por cuánto tiempo he estado enamorado de ti?"

¿Cómo pudo ella no saberlo?

Desde que la vio por primera vez en la secundaria, Bill se había enamorado de ella.

Habían pasado casi diez años.

"Bill, ¿quieres que me meta en problemas con mi madre?" La madre de Irene era sumamente estricta con ella. Si descubría lo que estaba sucediendo, Irene recibiría mil golpizas para cuando se vieran.

"Tus padres se divierten en algún lugar del mundo. No tienen tiempo para ti." Eran la pareja perfecta, como era bien sabido en todo el país C. Samuel Shao había renunciado a su trabajo el año pasado por Luna Bo, y Gerardo Shao se había quedado a cargo de su puesto en la empresa.

Y luego Samuel y Luna dejaron a sus hijos e hijas en casa y decidieron vivir una vida ociosa y tranquila en una montaña desconocida en algún lejano lugar.

Ire casi lloró cuando se enteró que tenía que cuidar de su hermano pequeño de 20 años.

¡Qué angustiada se sentía!

Irene le gritó: "Bill, esta es la última vez y hablo en serio: si no bajas ahora mismo, ¡nos convertiremos en completos extraños!"

"Está bien, está bien, Irene, voy a bajar. Pero por favor acepta mis flores y el anillo, ¡por favor! Estas flores fueron traídas aquí sólo para ti. Son únicas."

Bill dio un paso atrás y subió al ascensor con las rosas en la mano.

Ahora todos se sentían aliviados. Sin embargo, todos se quedaron para ver qué pasaría a continuación.

Irene fue un poco indiferente hacía las flores. "Voy a quedarme con las flores, pero tienes que regresar el anillo. No quiero avergonzarte delante de los demás."

En ese momento Bill salía del edificio de la escuela.

Se puso de rodillas y levantó las flores y el anillo. "¡Ire, cásate conmigo, por favor!"

La multitud gritó, silbó y gritó de nuevo ante esas palabras.

Sus amigos gritaron juntos enérgicamente: "Irene, di que sí. ¡Irene, di que sí!"

Antes de que ella pudiera decir que no, tres hombres fuertes con gafas de sol oscuras abrieron camino entre la multitud y de inmediato levantaron a Bill en el aire: "Señor Han, su abuelo nos ha ordenado que lo enviemos al ejército de inmediato."

"No ... ¡Ah, ah! Ire, por favor di que sí, ¡no quiero ir!"

A pesar de que se resistía, Bill terminó siendo llevado por los guardaespaldas. Irene gritó despidiéndose: "¡Bill, cuídate! Hasta pronto."

Ese fue el final de la travesía del día.

Irene regresó al dormitorio para ponerse su uniforme escolar y después tomó fotos con sus compañeros de clase.

En medio de la sesión de fotos, su celular sonó de nuevo. Era Sally Si. Ella sonrió. "¡Sally!"

"Ire, ¿a qué hora sale tu vuelo? Ya he aterrizado y Gonzalo también ha abordado el avión. Sólo faltan tú y Bill."

Hablando de Bill, ella recordó lo que acababa de suceder: "Llegaré al país C mañana. Bill fue llevado al ejército por su abuelo. Incluso ya no tomó fotos. Olvídate de él."

Sally Si lamentó un poco haber escuchado eso. "Muy bien, te veré pronto. Salgamos mañana por la noche cuando llegues."

"¡Está bien, nos vemos entonces!"

En el aeropuerto C del país.

En la puerta VIP, una chica con una playera azul y unos pantalones cortos de mezclilla, usando un par de gafas de sol grandes, sostuvo una maleta con su mano izquierda y tomó a Estela con su mano derecha. Salieron del aeropuerto juntos.

Irene se sentía tan bien al ver el brillante cielo azul y las nubes blancas en su ciudad natal. Miró la hora. ¿Dónde estaba Sally por cierto?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir