ManoBook > Romances > Enamorada del doctor

   Capítulo 3 Ala

Enamorada del doctor Por Bai Cha Palabras: 8158

Actualizado: 2019-04-12 00:11


Winnie Miao, madre de 38 años con dos hijos, era la enfermera jefa del Departamento de VVIP Ward. Esta era su quinceavo año trabajando en el Hospital Yao.

Escudriñó a las dos nuevas enfermeras frente a ella, sabiendo que consiguieron el trabajo por sus contactos. Esto hizo que Winnie se molestaba muchísimo.

Se aclaró la garganta y preguntó: "¿Eres Ángela Si? ¿Y tú eres Nancy Dong?"

Ambas asintieron. Ángela, con una sonrisa, le dijo a Winnie, "¡Winnie, soy Ángela Si, y ella es Nancy Dong!"

Winnie Miao parecía ofenderse por su sonrisa poca seria. Ella entrecerró los ojos y respondió con un tono antipático, "¿Te he dicho que me interrumpieras?"

Winnie estaba siendo dura con ellas. Ángela quería responderle algo de vuelta, pero Nancy la interrumpió en voz baja, "¡Ángela, cálmate!"

Para calmar sus nervios, Ángela respiró hondo y pensó en la advertencia de su hermano, "Salir a trabajar no es lo mismo que estudiar en la escuela. ¡Aguanta tus rabietas, o ni siquiera sabrás por qué te han echado!"

Hizo una pausa por un rato para poder calmarse, luego respondió a Winnie con una sonrisa, "Siento lo que he hecho, por favor, continúa".

Winnie miró a las dos chicas y asintió con satisfacción, "Pueden comenzar su trabajo ahora. Debes comenzar desde lo básico y seguir aprendiendo. No me importa cómo obtuvieron este trabajo, pero nunca recibirán ningún trato especial. Aquí serán tratadas como enfermeras comunes. Si no pueden soportar las dificultades, no les impediré que se vayan".

Winnie era una persona honesta. Sin hablar mucho, pidió a dos enfermeras calificadas que las llevaran a trabajar de inmediato.

El tiempo había pasado muy rápido. Por suerte, el trabajo de esta mañana había sido una brisa. Como solo había dos pacientes en las diez salas VIP, no había necesidad de pedir a los novatos que los trataran. Pasaron su tiempo simplemente observando cómo trabajaban los veteranos para familiarizarse con su nuevo entorno de trabajo.

Al mediodía, Ángela le pidió a Nancy que la acompañara al Departamento de Farmacia. Nancy la obligó a detenerse cuando vió a Ángela corriendo, "Ángela, es mejor que cuides tu apariencia..."

Nancy era como una señora vieja conservadora. Ella siempre le recordaba a Ángela acerca de los buenos modales. Ángela se detuvo en seco, "Nancy, como chica, a veces no puedes ser demasiado débil, ¿sabes? Bueno, deberías aprender de mí..."

Nancy dio una mirada de desaprobación: "¡Tu hermano te ha dicho que aprendas de mí!"

"... ¡Tú olvídalo!" En realidad, Ángela aprendió algo de ella pero no era una buena experiencia. Nancy era demasiado amable y de corazón blando. ¡Para Ángela sería pan comido enfrentar a diez chicas como ella a la vez!

Ella sacudió la cabeza y frunció el ceño. Sin embargo, cuando de repente vio a alguien, su expresión cambió rápidamente, "Oye, Ángela, ¿no es ese Rafael?"

Rafael, el tipo que realmente le gustaba a Ángela, era la única razón por la que estaba corriendo por las escaleras abajo y esperaba poder toparse con él.

¡Incluso con solo ver su espalda, estaba segura de que el chico delgado era Rafael!

Ella rápidamente se enderezó la gorra, le dio unas palmaditas a su uniforme rosa y luego se dirigió hacia él. Sin embargo, Ángela no fue lo suficientemente rápida. Había otras dos enfermeras que llegaron a él primero, "¡Hey! ¡Rafael!"

Ángela de repente se desanimó, "Nancy, dime cómo pueden ser estas mujeres... ¡igual de atrevidas que yo!"

Nancy se rió, "Entonces, ¿solo eres tú quien puede estar determinada a ganar su atención?"

"¡Bueno, lo que sea!" Ángela dejó a Nancy y corrió hacia Rafael, "Ra... ¡Ah!"

Cuando Ángela estaba a punto de tocar el hombro de Rafael, se chocó con un hombre que estaba mirando cabeza bajo a los registros médicos.

Desafortunadamente, Ángela perdió el equilibrio y dio varias vueltas... antes de que pudiera estabilizarse.

Ángela miró sin comprender que a su alrededor volaban por el aire los registros médicos. ¿Por qué no había ningún héroe que viniera a salvarla?

¿Dónde estaba Rafael?

Él

ya se había ido...

De repente, una voz fría la volvió a traer a la realidad, "¿Qué estás haciendo? ¿Por qué eres tan imprudente?"

¡Venga!

Ángela sintió algo extraño pero familiar. ¿Cómo es que esta voz sonaba como alguien que ya conocía...?

Esta sensación la hizo sentir un poco nerviosa. Cuando ella miró hacia la dirección de la voz, lo reconoció de inmediato, "¡Ah! ¡Ala! ¿Por qué estás aquí?"

Álvaro Gu era un hombre inteligente y sensato, pero realmente se puso confuso cuando ella lo llamó "Ala".

De repente se dio cuenta de que había gritado el apodo que le puso a Álvaro delante de todos. Para ocultar su vergüenza, ella se tapó la boca inmediatamente, y luego dijo, "Nada. ¡Sólo mira por dónde caminas! ¿No sabes que realmente me has hecho perder el tiempo?"

Tan pronto como dijo esas palabras, le dio la espalda y se apresuró a perseguir a Rafael.

"¡Alto ahí!" Su voz fría la detuvo abruptamente.

Ángela suspiró con impaciencia antes de mirarlo, "¿Qué quieres?" ¡Todo era su culpa! ¡Ahora, Rafael se había perdido de su vista!

"¡Recogelos!" Él le lanzó una severa mirada mientras le ordenaba.

¡Bueno! Como no tenía por qué para apurarse ya que Rafael ya se había ido, Ángela no se rechazó su petición. Se agachó al suelo y recogió los registros médicos.

Después de recoger los papeles, ella descubrió que solo quedaba un registro médico en el suelo. Con un poco de molestia miró al hombre, "Oye, ¿no te da vergüenza pararte allí y verme recoger sola todos estos registros médicos?"

¿Cómo puede ser tan alto? ¡Tengo que inclinar mi cuello hacia atrás solo para ver su cara!

"¡No, yo no!" De pie en el mismo lugar, Álvaro se cruzó de brazos.

Ángela se enojó y golpeó sus brazos con los registros médicos, "¿Cómo pudiste tener el valor de permanecer allí y no ayudarme? ¡Fuiste tú quien se topó conmigo! ¡No eres un caballero en absoluto!"

Álvaro ni siquiera se molestó en tomar los registros médicos. Parecía despreocupado cuando los registros médicos cayeron al suelo de nuevo. Solo miró a su corbata, que Ángela había tocado. Se la quitó, la arrugó y la tiró a la basura.

...

Sus ayudantes, que estaban de pie detrás de él, sabían que Álvaro estaba enojado. Corrieron hacia adelante y recogieron todos los registros médicos para él.

Ángela se quedó boquiabierta ante la basura, y luego volvió sus miradas hacia Álvaro. Ella miró su camisa sin corbata, y finalmente a sus manos. Acaso ella tenía... ¿Un virus?

O él... era quien... ella escupió tres palabras con rabia: "¡Usted tiene problemas!"

¡Sin duda! Cuando la misofobia de alguien alcanza un cierto nivel, ¡debía tener algún problema grave! Al igual que su papá...

Después de gritar esas palabras a Álvaro, agarró a Nancy, que estaba disfrutando el placer de mirar a Álvaro, y se alejaron.

"Ángela Si, ¿te dije que te puedes ir?"

Tan pronto como ella lo escuchó, con una mirada sorprendida en sus ojos, Nancy susurró, "¿Cómo sabe nuestro director tu nombre?"

Ángela se detuvo y no dio otro paso. Ella estaba realmente confundida. Le susurró a Nancy, "¿Quién es nuestro director?"

¿No puede ser que ese "ala" fuera el... director de este hospital? ¡No! Ella no podía creer lo que acababa de escuchar.

"¡Álvaro Gu! ¡Es un buen amigo de mi hermano! ¡Bueno, de hecho, él es el subdirector de este hospital! Su padre, Hugo Gu es el director. Hay otro subdirector llamado Sergio Gu. Su familia básicamente dirige este lugar..." El hermano mayor de Nancy, Galo Dong, era un buen amigo de Álvaro Gu. Sin embargo, debido a su diferencia de edad, normalmente estaban ocupados con cosas diferentes. Por eso Nancy solo vio a Álvaro un par de veces, y ni siquiera fue una reunión cara a cara.

Ángela casi se atragantaba por lo que oyó, y no respondió durante un buen rato. "¿Caímos en un nido de ganso?"

Álvaro se movió ligeramente. "¿Qué quieres decir con un nido de ganso?"

Aún sorprendida, Ángela pensó la pregunta venía de Nancy, de modo que respondió "¡Sus apellidos son todos Gu! ¡Este lugar es ciertamente un nido para ganso!"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir