ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 737 Una noche en el campo de juncos

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8357

Actualizado: 2019-12-20 02:03


El estrecho sendero del pueblo estaba envuelto por la oscuridad. Después de caminar durante mucho tiempo sin luz, Blair sintió que algo andaba mal. "Espera, ¿hacia dónde estamos caminando?". Estaba demasiado oscuro y no sabía la dirección.

Wesley dijo honestamente: "Oeste".

"¿Qué? ¡Pero el abuelo dijo que no fuéramos hacia allá!". Asustada, Blair se detuvo en seco al instante.

Wesley sonrió, "Será una aventura".

"¡De ninguna manera! Ni siquiera los ancianos del pueblo exploran las profundas montañas del oeste. ¡No avanzaré más!". Blair le apretó la mano con miedo.

"Estoy contigo, no tengas miedo. Si yo estoy aquí, ni los fantasmas se te acercarán. No verás nada que no quieras ver".

La sola mención de los fantasmas la hizo saltar de miedo. Ahora estaba más asustada que antes.

"Noooo, no iré por ese camino. ¡Quiero ir a casa ahora!". Ella sacudió la cabeza y se dio la vuelta para regresar.

Wesley la tomó entre sus brazos. "No huyas".

"Está muy oscuro y no conocemos el pueblo. Nos perderemos", suplicó ansiosamente.

Habían visto algunas casas diseminadas a lo largo del camino hace un par de minutos, pero ahora, no había señales de ningún habitante. Ahora estaban en un campo de juncos.

Una ráfaga de viento sopló sobre las cañas. El susurro de las hojas sonaba ominoso en la noche oscura y silenciosa.

Wesley la abrazó con fuerza y le susurró al oído: "No te preocupes, no avanzaremos más".

"Entonces, volvamos a casa". Ella cerró los ojos, sin atreverse a mirar alrededor del campo vacío.

Le dio un beso en los labios y dijo seductoramente: "Cariño...".

Su voz sonaba ronca, llena de lujuria. Blair tenía un mal presentimiento sobre a dónde iba esto. "¿Q-qué...? ¿Qué es lo que quieres ahora?".

"Nunca lo hemos hecho en el campo...". Durante una misión, una vez se había escondido en un campo de juncos como este y había pensado en Blair. La idea de tener sexo con ella en un campo como este había cruzado por su mente en ese momento. Pero se había sacudido la bonita imagen de inmediato, porque no era posible en ese momento. Ahora que estaba ahí, con la mujer que tanto había extrañado, ¿cómo podía perder una oportunidad tan rara?

Blair se sorprendió por sus palabras. "Wesley, te lo advierto. ¡Tú... Mmm!".

Su voz se apagó; sus labios estaban sobre los de ella. Rompiendo el apasionado beso, la llevó rápidamente al parche de tierra verde al lado de las cañas.

Las hojas crujieron violentamente, mezcladas con sus gemidos de placer

más conveniente para ellos tener un calentador".

"Oh. ¿Cuándo tuviste tiempo para eso?". Blair estaba sorprendida por su eficiencia. No tenía idea de cuándo había hecho todo esto. Había estado con ella la mayor parte del tiempo.

"Cuando estabas ocupada gritando mi nombre en tus sueños", bromeó.

Blair se puso roja, pero respondió de inmediato mientras se lavaba la cara con agua tibia, "¿Cómo es posible? Estaba soñando con Kinsley Feng anoche".

'¿Kinsley?'. Wesley frunció el ceño. "¿Por qué lo conoces?".

Ella hizo una pausa y lo miró. "Parece que tú también lo conoces".

"Es sólo un conocido". Yates se lo presentó, pero no tuvieron mucha interacción.

Blair cerró el grifo. "¿Lo conoces?".

"Sí". Mucho más que eso, había compartido una tienda de campaña con él al pie de una montaña, durante toda una semana.

"¿Es guapo en persona?", ella preguntó emocionada. Emocionada, olvidó por completo usar su limpiador facial y rápidamente se limpió la cara con una toalla. Luego se acercó a Wesley, ansiosa por saber más sobre la gran estrella.

La cara de Wesley se oscureció. "No", respondió sin rodeos.

"¿De verdad? ¿Cómo? Se ve apuesto en la pantalla". Blair estaba un poco decepcionada. Ella lo admiraba. Pero si no era tan guapo, ya no sería su admiradora.

Pobre Kinsley. Perdió a una de sus fanáticas en un segundo

"Es sólo maquillaje", dijo Wesley sucintamente.

"¡Oh, ya veo!". Finalmente, recordó que no se había lavado la cara con el limpiador facial, así que abrió la llave y se lavó una vez más.

Cuando finalmente terminó con su rutina matutina, Wesley ya había cortado la leña y también había regado las verduras.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir