ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 756 Arreglarlo de frente

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8395

Actualizado: 2019-12-28 09:39


La figura que salió corriendo del ascensor, por supuesto, fue la de Wesley. Antes de que los dos hombres pudieran reaccionar, Wesley saltó en el aire, estiró la pierna y pateó con fuerza la esquina posterior de la mandíbula del matón, justo en la conexión con el cráneo. El hombre se desmayó y se cayó. Aterrizó con gracia. El otro mafioso dio un paso adelante y le lanzó un puñetazo. Pero Wesley esquivó el golpe y pisó el empeine del otro tipo, la parte superior del pie. El sonido del crujido de los huesos le anunció que había tenido éxito. Le dio un empujón y se tambaleó hacia atrás, luego aterrizó sobre los huesos navicular y metatarsianos que se fracturaron. Gritó y también cayó al suelo. En pocos segundos, acabó con los dos hombres, ambos gimieron de dolor y cayeron completamente desmayados.

Pero eso no bastó para desahogar su ira. Wesley levantó a uno y lo aventó contra la pared. Tomó el brazo y la mano del hombre, los torció con fuerza y luego llevó esa extremidad detrás de la espalda del matón. Después la subió al mismo tiempo. La maniobra dislocó el brazo del hombre. El hombre se desmayó al sentir un dolor extremadamente intenso. Entonces Wesley tomó al otro tipo, llevó sus brazos hacia su pecho y, usando los antebrazos como palanca, separó los bíceps del hombre. Luego lo empujó contra su amigo, y cayeron en una pila.

Con el corazón acelerado, Blair se aferró a su pecho y respiró con dificultad hacia un lado. Pronto, Wesley la abrazó. Al respirar su aroma familiar, se sintió segura y aliviada.

Wesley la miró rápidamente y le preguntó con preocupación: "¿Llego demasiado tarde? ¿Estás bien?".

Blair sacudió la cabeza. "No, para nada...".

Se escuchó un grito agudo desde el pasillo. Era Niles. "Wesley, ¡ve a salvar a tu hermano!", ella instó ansiosamente.

Dos de los soldados que llegaron siguieron a Wesley hasta la salida de incendios, mientras que los otros vigilaron a los dos hombres en el suelo.

La acompañante de Niles regresó con un contingente de seguridad del hotel.

La chica alcanzó a Blair y le preguntó con preocupación: "¿Dónde está Niles?".

"Está por allá. ¡Vamos!".

"Sí".

Las dos mujeres siguieron a los soldados hasta la salida de incendios también. Aparentemente, Niles esperaba abandonar el edificio y activar las alarmas, pero los matones llegaron primero. Wesley los abordó, los golpeó en la cabeza y los arrojó al suelo. Niles cubrió su rostro magullado y pateó al tipo que lo había golpeado. Su pie llegó hasta el estómago del mató

ley trató de calmarla. "No te enojes. Tal vez haya una explicación perfectamente lógica. Megan comete errores o crea problemas, pero no es una criminal...".

"Wesley", dijo Blair con voz tranquila.

Él estaba callado.

"Necesitamos arreglar esto. No quiero volver a pelear por Megan. Tienes que elegir. Si no acepta que fue su culpa o se hace responsable, quiero el divorcio".

Él la tomó de la muñeca y la sacó de la habitación. Cuando estaban en el tranquilo pasadizo que conducía a la salida de incendios, él la miró con la cara fría. "Háblame cuando te calmes".

"Estoy tan tranquila como el mar", respondió ella.

"No dije que no le pediría que se hiciera responsable, pero necesito pruebas". Si Megan está detrás de todo esto, no quedará impune. No tendría piedad con ella. Pero no podía hacer nada sin evidencia sólida.

Ella se burló, "Bien". Entonces, se quedó callada.

Esperaron a Megan en la habitación 301. Después de veinte minutos, Wesley recibió una llamada de ella. "En el séptimo piso, habitación 301... Espera ahí, yo... Le pediré a alguien que te acompañe". Wesley corrigió sus palabras bajo la mirada de enojo de Blair.

Muy pronto, la llevaron a la habitación. Cuando vio esa cara falsa e inocente, Blair se molestó. Caminó hacia ella. Realmente quería abofetearla una y otra vez.

Megan gritó mientras corría hacia Wesley y se escondía detrás de él. "¡Tío Wesley, ayúdame!".

Abrazó a Blair para evitar que atacara a Megan. "Tranquila, Blair".

"Suéltame, Wesley". Ella lo miró con frialdad.

Wesley suspiró y la soltó. De inmediato, llevó a la chica que gritaba hacia los cuatro hombres esposados. "¡Hablen! ¿Ella les pagó?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir