ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 765 Es su bebé

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8690

Actualizado: 2019-12-31 07:11


A Niles le dolía que Wesley pensara eso. "¡Quería decírtelo, pero no me lo permitiste!", él protestó.

Wesley soltó a su hermano y respiró hondo para calmarse. Después de un rato, le preguntó a Niles: "Entonces, ¿está embarazada?".

"Sí".

"¿Cuánto tiempo tiene?".

"Nueve meses". Muy pronto, Blair daría a luz, y entonces Wesley podría estar a su lado.

'¡Nueve meses! Eso significa que estaba embarazada cuando me dejó. ¡Es mi hijo!', Wesley pensó. Una miríada de emociones lo inundaron. Realmente odiaba a su hermano por mantenerlo en secreto. Levantó el puño, listo para golpearlo en la cara. Su hermano cerró los ojos con fuerza. Justo cuando Niles pensó que estaba condenado, el puño pasó por su oreja y golpeó el árbol detrás de él. El árbol tembló por el impacto.

Wesley moría por ver a Blair, así que tomó un helicóptero y salió volando para verla. Los helicópteros no son conocidos por su alcance, pero en este caso fue suficiente para la distancia que tenía que recorrer.

Este se instaló en el helipuerto de la base militar. En el momento en que descendió, un oficial se acercó y saludó. "Wesley, llegas justo a tiempo. Tengo algo...".

"Lo siento, señor. Tengo un asunto que atender. Me voy a casa".

"Eso es lo que quería decirte. ¿Recuerdas el grupo criminal que tú y Carlos erradicaron? Bueno, no los capturaron a todos, y descubrieron dónde vive tu familia. Necesitarás unos soldados de respaldo. Puede ser peligroso". Wesley se detuvo en seco.

Era algo preocupante. Después de reflexionar un poco, llevó unos soldados y condujo hasta la casa donde vivía la familia Li.

Sin embargo, justo cuando salía de su auto, sus sentidos agudos le indicaron que algo estaba mal. Inmediatamente se arrastró por el suelo y esquivó la bala. Una de las personas había estado al acecho. A juzgar por el hecho de que lo que escuchó fue el arma y no la detonación, el tipo debía haber instalado un silenciador.

Wesley rodó debajo del auto, para evitar que el francotirador pudiera marcarlo. Un disparo cayó en el suelo cerca de él justo cuando rodó, y así pudo descubrir dónde estaba su atacante.

Sabía que no era humanamente posible esquivar la bala. Había visto la película "Matrix" y él no era precisamente como Neo. La mejor manera de evitar una bala era salir de la línea de fuego. Si dispararan, sería demasiado tarde. Las balas viajan más rápido que el sonido del arma. Cuando la escuchas, ya habrás recibido el impacto.

Salieron más soldados del auto y lo usaron para protegerse. Habían silenciado sus armas: si la boca de la pistola es angosta, se escuchará menos e

s ojos de Wesley estaban rojos de dolor. "¡Blair, te dije que te callaras!", él le ordenó.

Blair le dedicó una sonrisa. "Te perdono... por casarte con Patty... Lo sé... ella te sedujo... Llevas dos años... con ella y tú... ya debes haberte acostado con ella. Te perdono. Por favor, ¿podrías perdonarme... por no aceptar... tu propuesta de matrimonio?". Era algo de lo que se había sentido culpable durante mucho tiempo.

"¡Carajo! Nunca me he acostado con otra mujer. ¡Sólo tengo a una mujer, y esa eres tú!", Wesley gritó.

Blair se alegró con su explicación. "Wesley... si no lo logro... por favor salva a nuestro bebé... Nunca he sido fuerte... y no importa si me voy... Pero nuestro bebé es diferente... Es un niño... Será un buen hombre como tú... Wesley...".

Ella vomitó otro bocado de sangre, que manchó su ropa de rojo y le irritó los ojos.

Wesley miró a la moribunda Blair, y las lágrimas cayeron por primera vez en su rostro. Él constantemente limpiaba la sangre de la boca de Blair. Las lágrimas cayeron por su rostro y se mezclaron con la sangre. Presionó el vendaje improvisado para detener la sangre que se había acumulado ahí. Ella gritó fuertemente.

Blair se sorprendió al ver llorar a Wesley por primera vez. Sus hombres también estaban sorprendidos.

Blair sentía dolor en el pecho. ¡Este hombre realmente debe amarla!

Ella no quería que él llorara por ella. Era un héroe, y los héroes no lloraban.

"No llores", dijo débilmente.

"¡Cállate!". Él dijo. Movió las vendas, arrancó más partes de su camisa para reemplazar las que estaban pegajosas y rojas.

"Una palabra más, y te besaré. Sé que odias las demostraciones públicas de afecto. Si hablas, te besaré delante de todos", él amenazó.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir