ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 778 Es hombre

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7358

Actualizado: 2020-01-05 00:02


"No, no fue por la comida. La prueba muestra que el niño tiene una infección bacteriana. Hay muchas formas posibles de infectarse; tal vez la contrajo mientras jugaba al aire libre", explicó el médico.

El sentimiento de culpa que pesaba sobre Blair disminuyó un poco. Al menos, la comida que había preparado no era la razón directa de la enfermedad de su hijo.

Regresó a la habitación de su bebé y vio a una enfermera jugando con él.

Cuando esta la vio entrar, le informó: "Mamá de Gifford, el niño no ha vuelto a vomitar esta mañana, pero su temperatura está subiendo. Necesita otra bolsa intravenosa. Vaya a la caja y pague la factura antes".

"Claro, iré de inmediato. ¿Podrías cuidar a Gifford mientras voy?".

"¡Claro!".

Keith, Baldwin y Cecelia regresaron al centro por la tarde. En lugar de ir a casa, fueron directo al hospital.

Cecelia sintió que se le rompía el corazón cuando vio a su nieto acostado en la cama, enfermo y exhausto.

Blair se entristeció. "Abuelo, papás, lo siento mucho. No lo cuidé bien...".

Sólo lo había cuidado un día y ya se había enfermado. No era una buena madre.

Cecelia suspiró y la atrajo para abrazarla. Le dio unas palmadas en la espalda y la consoló: "Eres la madre de Gifford. Sabemos que estás sufriendo más que nosotros. Pero no te preocupes, es normal que los niños pequeños se enfermen con facilidad. Además, Gifford había estado en una incubadora las primeras dos semanas después de su nacimiento. Es más débil que los otros niños. De todos modos, ahora está bien. Entonces, no te culpes. ¿Entendido?".

Blair se conmovió y asintió, "Sí, mamá. Entiendo". Juró que aprendería a cuidar mejor a su hijo.

Por la noche, Niles e Irene fueron a ver al niño después del trabajo. Cuando supo que Blair había ido sola al hospital con el niño, se molestó y la regañó. "¿Por qué no me llamaste? Soy su tío. Debiste informarme de inmediato. Wesley no está en casa y tú apenas te estás recuperando. Es muy peligroso que lleves sola al niño, recorriste un largo camino en medio de la noche. ¿Qué haríamos si te pasara algo?".

Blair sabía que la estaba regañando por su bien, por lo que no le respondió y asintió dócilmente, "Lo siento, Nile

monos juntos. Estás sudada".

Encontraba cualquier excusa posible para tener más intimidad con su esposa.

Más tarde ese día, Wesley bajó las escaleras y Blair decidió descansar un poco más. Al ver a su padre, Gifford corrió hacia él. "Papi, ¿puedo ir a visitar al tío Talbot?".

Él vivía en el País A y ahora trabajaba para Wesley.

Gifford había descubierto muchas cosas interesantes en la casa de Talbot cuando lo habían visitado la última vez; Tenía algunas armas raras y equipo extraño.

Wesley lo había llevado a su casa dos veces y cada vez que iban, le costaba más trabajo irse. Se sentía atraído por esos "juguetes".

"Hoy no. El tío Talbot está ocupado. Tal vez mañana". Wesley tomó los tirantes del overol del niño y estaba a punto de cargarlo como siempre solía hacerlo. Pero recordó lo que Blair le había dicho, por lo que se inclinó, levantó al niño y lo cargó.

Gifford estaba un poco decepcionado de no poder ir. Aun así, asintió, "Está bien".

Cuando Blair se despertó, notó que Wesley todavía usaba la rasuradora que le había comprado hacía muchos años. Era vieja, pero aun así la conservaba.

Ella sonrió impotente, pero se llenó de alegría. Cuando lo vio abajo, dijo: "Cariño, quiero invitarte a comer". 'Y comprarte una nueva rasuradora', pensó.

Wesley la miró confundido. Dijo con cautela: "Eso es extraño. ¿Qué se te ocurrió? ¿Qué estás tramando?".

Ella le pegó en el hombro con enojo. "¡Olvídalo! ¡No te invitaré nada!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir