ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 783 Esto no tenía nada que ver con él

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7531

Actualizado: 2020-01-06 09:05


En la villa de la familia Huo.

El látigo restalló en el aire. Había un hombre arrodillado en medio de la sala de estar y una línea se abrió en su espalda. Brotó la sangre. Le estaban golpeando con un látigo del grosor del dedo de un hombre. El castigo era despiadado y el látigo desgarraba incesante la espalda del hombre.

¡Sah! ¡Sah! ¡Sah! La ropa que llevaba el hombre estaba hecha jirones sanguinolentos.

El hombre a quien azotaban tenía unos veinte años. Estaba vestido con ropa informal negra y su rostro era anguloso y bien definido. Apretaba los dientes y soportaba el dolor. No suplicó piedad ni una sola vez.

Los hombres que había alrededor temblaban aterrados. Apretaban los ojos con cada golpe.

Cuando el látigo estaba a punto de aterrizar en la espalda del hombre una vez más, alguien abrió la puerta y se asomó. Una chica con un vestido amarillo claro se abalanzó hacia el grupo. "¡Papá! No lo hagas ¿Por qué lo has azotado? ¡Para!". Ella corrió hacia el hombre arrodillado en el suelo y extendió los brazos para protegerlo.

Con el látigo en la mano, Carlos miró a su hija menor y ordenó con voz fría, "Levántate".

Terilynn negó con la cabeza. Le corrían las lágrimas por las mejillas rojas mientras miraba su espalda lacerada. "Papá, Evelyn dijo que el sexo fue consensuado y no culpó a ese tipo. Ella te pidió que no interfieras. Esto no tuvo nada que ver con Tayson. ¿Qué hizo él para merecer esto?".

El hombre en sus brazos tenía la cara pálida. La protección de Terilynn conmovió su corazón.

Carlos, por su parte, se enojó aún más cuando pensó en lo que le había sucedido a Evelyn. Trataba a Evelyn como una princesa y le concedía todo cuanto deseaba. Pero ahora estaba en el hospital, herida por otro chico. Había llamas de furia danzando en su mirada.

Se volvió para mirar a los guardaespaldas en la habitación y ordenó, "Llévenla de aquí".

"Sí, señor Huo".

Terilynn, sin embargo, se negó a soltarlo. Sostuvo a Tayson Jin con fuerza y gritó a pleno pulmón, "¡Papá! No puedes hacerle esto. ¡Podrías matarlo! ¡Papá!".

Aunque Carlos sabía lo que ella sentía por Tayson Jin, fingió ignorancia y le preguntó, "Terilynn, ¿por qué lo proteges?".

Atónita, bajó la cabeza para evitar mirar a su padre a los

ta. ¿Cómo vas a encontrar un hombre competente para ir con ella y protegerla allí? No puedes, al menos no tan rápido. ¿Por qué no dejas que vaya Tayson? Puedes decidir qué hacer con él cuando regresen", sugirió.

"Señorita Huo, sé lo que pretende, pero haré lo que su padre diga", dijo Tayson Jin.

"Papá, dije que deberías buscar al imbécil que lastimó a Evelyn. Piénsalo, ¿de acuerdo? Papá, piensa con la cabeza".

"Señorita Huo...", Tayson Jin intentó impedir que hablara más. Al ver que la cara de Carlos estaba tan oscura como la tinta, Tayson Jin se paró frente a Terilynn y dijo, "Señor Huo, haré lo que usted quiera".

Carlos miró a Terilynn con ojos fríos. Ella se estremeció y puso mala cara, "¿Qué, papá? ¿Qué dije? Precisamente tú...".

"¡Tayson!", Carlos dijo de repente, interrumpiéndola. El guardaespaldas se puso en alerta.

"Volarás a Estados Unidos con Evelyn pasado mañana. Si vuelve a sufrir daño, te matarás. ¿Entendido?".

Después de una pausa, Tayson Jin respondió, "Sí, señor Huo".

Terilynn dejó escapar un suspiro de alivio al ver que Carlos decidió soltar a Tayson Jin. Ella quería abrazar al guardaespaldas. Pero Carlos estaba aquí y no estaba segura de si Tayson Jin sentía lo mismo por ella. Ella lo dejó correr e intentó no pensar en ello.

Carlos miró a Terilynn, y ella puso una excusa para largarse. "Bueno, el único motivo por el que estoy aquí es conseguir algo para Evelyn. Me pondré a ello".

Después de decir eso, ella corrió escaleras arriba.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir