ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 787 Un sutil manipulador

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7521

Actualizado: 2020-01-08 00:02


Tayson sacó otros cien de su billetera y se los dio a Sheffield. Él los tomó con una sonrisa y los guardó en el bolsillo. "Los usaré para invitarte algo otro día", le dijo a Evelyn.

"Es un sutil manipulador", pensó.

Sheffield le mostró su credencial y dijo: "¿Ves? No soy malo. Tengo un buen trabajo. Soy subdirector del Primer Hospital General de Ciudad Y. El personal de nuestro hospital vino de viaje. Quería conocerte. ¿No es normal que alguien sienta curiosidad por una mujer hermosa como tú?".

Evelyn miró su credencial. El nombre estaba escrito en color rojo. Sheffield Tang.

Cuando le mostró la credencial, ella notó sus manos: tenía los dedos largos y la piel clara. Eran perfectos para sostener escalpelos.

Tayson vigilaba de cerca a Sheffield. Le advirtió con un susurro: "Señorita, vinimos a que se relajara. Por favor, no se ocupe de asuntos tan triviales. Yo me encargo de él".

Evelyn era la hija mayor de Carlos Huo, así que había nacido en una familia poderosa y rica y había crecido bajo demasiada protección, lo que finalmente había moldeado su sensibilidad a cuidar su seguridad. Incluso de viaje, no podía bajar la guardia.

No respondió a la preocupación de Tayson, y elegantemente le dio un mordisco a su pastel de manzana caliente.

Un pequeño caramelo quedó en sus labios cuando lo mordió. Sheffield lo notó y le dio un pañuelo de papel que traía en su bolsillo. "Tienes dulce en los labios", dijo y le señaló la boca.

A pesar de que Sheffield estaba muy interesado en ella, no quería verse muy ansioso. Después de darle el pañuelo, sonrió y dijo: "Diviértete. ¡Adiós!".

Era vigoroso. Y tenía un leve matiz de travesura en su sonrisa. Por un momento, Evelyn quedó fascinada.

Él se fue y no lo volvió a ver hasta que regresó a la casa de huéspedes.

Cuando regresaron a su habitación, Tayson le dio un archivo. "Señorita Huo, no le mintió. Su nombre es Sheffield Tang. Tiene 26 años. De hecho, es el subdirector del departamento de nefrología del Primer Hospital General de Ciudad Y. Se graduó en una escuela de medicina estadounidense. Y por lo que investigué, no es una persona peligrosa. Llegó antes que nosotros".

El viaje fue una decisión de último minuto; así que no había forma de que Sheff

así consiguió algo de paz en este lugar. Esa noche llamó a sus padres y por supuesto estaba de mejor humor que al inicio de su viaje.

Evelyn durmió hasta la mañana siguiente. Cuando se despertó, ya eran más de las nueve.

Después del desayuno, decidió ir a la atracción más cercana: Elephant Valley.

El camino era cada vez más estrecho al acercarse al lugar pintoresco. Los autos no podían pasar por ahí. Por lo tanto, los visitantes solo podían llegar en un auto turístico.

Cuando Evelyn llegó a la estación, un gran grupo ya estaba reunido allí, y ninguno de ellos se preocupó por formarse, sólo esperaban con impaciencia.

Cuando finalmente llegó el auto turístico, la multitud entró y se apresuró a subir.

El conductor tuvo que levantar la voz para tratar de mantener el orden. Pero nadie le hizo caso. Nadie lo escuchó.

Evelyn se molestó al ver una escena tan loca. "Señorita Huo, podemos alquilarle un auto", dijo Tayson.

"Está bien", accedió.

En cuanto Tayson se fue, apareció Sheffield. Evelyn no supo de dónde salió, apareció de la nada. Llevaba una chamarra rosa casual.

Mientras se acercaba, ella podía percibir su aroma a menta. "¿Irás a Elephant Valley?", preguntó.

Evelyn miró sus ojos amorosos y asintió.

"Conseguí un auto para llegar. ¿Vienes conmigo?".

"No, yo—", estaba a punto de rechazarlo, pero él la tomó de la mano. Evelyn se sorprendió y su corazón empezó a latir con fuerza.

Su mano era grande y cálida, por lo que casi cubría la suya.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir