ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 791 Ella debe ser la amante

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7485

Actualizado: 2020-01-09 23:13


El elefante acarició lentamente su mejilla con su trompa. Se sentía dura y áspera.

Sheffield estaba a punto de decir que no lo hiciera, pero Evelyn dio un paso adelante y le dijo al hombre: "Está bien".

Aunque nunca se había atrevido a besar a ningún animal antes, esta vez quería intentarlo.

El hombre le dijo que se parara frente al elefante. La trompa larga se movió hacia la boca de la mujer.

Sheffield estaba notablemente molesto. 'Ni siquiera yo he tenido la oportunidad de besarla todavía. No puedo creer que el elefante me haya ganado', pensó irritado.

La trompa estaba a punto de hacer contacto con los labios de Evelyn. De repente, Sheffield la movió hacia atrás, sujetó la trompa y se la puso en la boca.

Al final, el elefante chupó los labios de él. Fue tan gracioso que las personas a su alrededor estallaron en carcajadas.

Incluso Evelyn comenzó a reír.

El fotógrafo aprovechó la oportunidad y tomó la foto de Sheffield besando al elefante y Evelyn sonriendo como si fuera un ángel a su lado.

Una vez que todo terminó, Sheffield corrió directamente hacia un grifo y comenzó a enjuagarse la boca repetidamente.

Su aliento olía a corteza de árbol y plátano. "Desearía tener una solución esterilizante", dijo con consternación.

"Si la tuvieras, ¿te arrancarías la boca de la cara y la sumergirías en la solución?", preguntó ella en broma.

Sheffield se secó la boca con un pañuelo y le dijo, "No tenía idea de que eres capaz de hacer una broma".

Ella simplemente lo ignoró.

Después de eso, Sheffield fue al fotógrafo para pedirle las fotos que había tomado. Se le cayó el rostro de vergüenza al ver la foto de él besando al elefante. Pero cuando vio la sonrisa de Evelyn, pensó que su sacrificio había valido la pena.

Entonces ella extendió una mano hacia él y dijo: "Déjame verla".

Como ella había dicho que no le gustaba que le tomaran fotos. Por lo que a él le preocupaba que la tirara, así que metió la foto en su bolsillo y dijo: "El fotógrafo es realmente malo. Hizo que me viera horrible. La arrojaré a la basura más tarde".

Sin esperar a que le respondiera, la tomó de la mano y le dijo: "Vamos a alimentar a los elefantes".

Varios elefantes estaban encerrados en un patio.

ccesorios que usa la mujer, debe ser la amante de un viejo rico. A Sheffield no le gustaría estar con ese tipo de mujer".

Horace resopló y miró a la mujer con desprecio. No permitiría que insultara a su diva. "Obviamente es una persona bastante exitosa. O tal vez pertenece a una familia adinerada. No es posible que sea una amante".

"¡Qué superficiales son todos los hombres! Ven la sonrisa de una mujer hermosa y pierden el juicio".

"¿Y qué hay de malo en eso? No es nuestra culpa que tú no seas bonita", respondió él con sarcasmo. No quería hacer comentarios insultantes sobre la apariencia de la enfermera, pero ya no podía soportarla más.

Antes de que las cosas empeoraran, otra mujer trató de mediar la situación. Se volvió hacia la enfermera y dijo, "Lo que dijiste fue demasiado severo. Horace tiene razón. La mujer parece ser de una familia adinerada. Y no todas las mujeres que parecen ser ricas son amantes".

"Exacto. Si ella fuera la amante de alguien, entonces ¿por qué está con el Dr. Tang? Es probable que esté soltera", dijo alguien más.

La enfermera se quedó callada después de que muchas de sus compañeras de trabajo la criticaran.

Sheffield y Evelyn, por su parte, no sabían lo que estaba pasando. Estaban ocupados alimentando a los elefantes.

Evelyn miró las bayas en las manos de Sheffield. Vio como el elefante tomaba las bayas de la mano de él, se las comía y regresaba por más, y eso le parecía interesante, por lo que también quería intentarlo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir