ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 797 La edad no importa

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7556

Actualizado: 2020-01-12 00:02


Evelyn descubrió que a Sheffield le gustaba presumir. Era un lado que no conocía. Se atrevió a desafiar a Calvert...

"Pero...". Sheffield se acercó a ella nuevamente antes de que Evelyn pudiera decir algo, estaban tan cerca el uno del otro que sus narices estaban casi pegadas.

El corazón de Evelyn se agitó, y tartamudeó, "¿Pero...? ¿Pero qué?".

Él la miró con seriedad. "Quiero que cumplas tu promesa".

"¿Qué promesa? ¿De qué hablas?", volvió a preguntar ella, rompiendo contacto visual y fingió no saber a qué se refería.

Sheffield nunca imaginó que ella fingiría demencia. Suspiró y le explicó. "Prometiste ser mi novia por diez días".

"¡Vaya!", respondió en voz baja.

Él se sintió triste. "¿Es lo único que puedes decir? ¿Vaya? ¿Qué tal sí o no? ¿Me dejarás después de que te ayudé?".

Evelyn sintió que había actuado con demasiada impulsividad. No debió pedirle que atendiera la llamada de Calvert.

Sheffield la tomó de las manos y la enfrentó incrédulo, "¿Entonces me mentiste? ¿Por qué lo hiciste? ¿Me diste esperanzas solo para engañarme?".

Estaba acostumbrada a decir que no, así que la chica movió la cabeza. "No...".

"¿Entonces cumplirás tu promesa?". Nuevamente, el chico se sentía feliz como un niño.

Evelyn sintió dolor de cabeza.

Cuando vio su mirada de desconcierto, Sheffield dejó de sonreír y se recostó en su asiento. Luego, le dijo con voz tranquila: "Relájate, ¿de acuerdo? Me gustas, pero no te obligaré a hacer nada que no quieras. Simplemente diviértete".

Evelyn se quedó sin palabras. Era la primera vez que conocía a un hombre como él. Un manipulador, capaz de todo. Era tan impredecible como el tiempo. Pero sus palabras la tranquilizaron.

Tenía sentimientos encontrados sobre él. Era realmente extraño, muy difícil de entender.

De vuelta en la casa de huéspedes, Sheffield se apoyó con pereza contra el marco de la puerta de su habitación, con las manos en los bolsillos de los pantalones. Cuando se aseguró de que Evelyn estuviera bien y que su guardaespaldas estaba en su puesto, el médico regresó a su habitación y silbó una melodía.

Evelyn se lavó la cara, se puso el pijama y comenzó a mandar mensajes de texto en WeChat a una amiga. "¿Estás ocupada?".

La persona del otro lado en

apoyó contra la mesa y dijo: "No me importa".

Joshua puso los ojos en blanco. Se dio cuenta de que a su amigo no le importaba ni la fama, ni el dinero ni el puesto.

"¡Oye! ¿Conoces al hijo de la familia Ji?". Sheffield acababa de regresar del extranjero. No conocía a nadie del círculo social de jóvenes ricos, porque antes simplemente no estaba interesado. Pero cambió de opinión, había ciertas personas, lugares y eventos que necesitaba conocer, porque ahora sí estaba interesado.

"¿Te refieres a Calvert Ji?". Joshua sacó el bisturí del sofá y jugó con él. "Pregúntalo de forma amable y te lo diré".

Sheffield resopló, "¡Jum! Bien, por favor, dime. Ahora, habla".

"¿No te lo dije amablemente? ¿Te parece bien así? Pero ahora entiendo. Consígueme un auto de la F1 y te lo diré". Joshua mostró una sonrisa astuta.

El médico se volteó y abrió la computadora portátil. Se sentó en el sofá y comenzó a buscar la información por su cuenta.

Joshua lo miró y suspiró. "Basta, te lo diré. Dios, eres un idiota".

Sheffield guardó su computadora y espetó fríamente "Dime".

"Calvert Ji, 32 años, hijo único de la familia Ji. Es un especialista de nivel internacional en el negocio de joyería, conocedor y genio de la mercadotecnia. Me enteré de que tiene una novia muy rica. Pero no pregunté mucho porque no me interesan sus asuntos privados. Entonces, ¿por qué quieres saber?". Joshua miró al médico confundido.

'¿Novia rica? Debe hablar de Evelina'. "¿Es poderoso el tipo?", preguntó.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir