ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 798 El amor llega como un tornado

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7284

Actualizado: 2020-01-12 06:40


"Por supuesto, tiene algo de poder. Además, son ricos. Calvert y su padre visitan a mi padre a menudo. La última vez, le dieron a mi madre un juego de joyas con piedras preciosas. Por cierto, Langston Ji es amigo de Vernon, el líder del grupo... ¡Espera un minuto! ¿También conoces a Vernon, verdad?", Joshua preguntó. Sheffield nunca hablaba de sus asuntos personales con otros. Pero como sus mejores amigos, Joshua y Gifford lo conocían bien.

Una amplia sonrisa apareció en la cara del médico. "Ya veo. Las cosas se han puesto más interesantes. Parece que compartimos una conexión. Vernon sólo me dijo que conocía a Langston, pero no mencionó que eran amigos. No creo que se lleven bien", analizó Sheffield.

"Muy bien, ya te conté todo lo que sé sobre Calvert. Ahora te toca decirme por qué quieres saber sobre él". Joshua sentía curiosidad sobre Sheffield, su misterioso amigo. Quería saber en qué estaba pensando.

"Porque...". Sheffield sonrió y luego dijo: "A partir de este momento, Calvert es mi rival". Estaba decidido a hacer que Evelyn fuera suya. Nadie los separaría.

Joshua suspiró. Quería saber qué había hecho Calvert para ofenderlo. Pero, decidió abandonar el tema. "¿Quieres tomar un trago?".

"No, deberías irte. Tengo algo importante que hacer".

"¿Qué? ¿Algo más importante que yo? ¿Tu mejor amigo?". Joshua puso una cara larga.

Sheffield tenía una sonrisa juguetona. "Tu amigo intenta conseguir una esposa".

Joshua se atragantó. "¿Qué? Sheffield Tang, ¿quieres algo serio con esta chica?". Sus ojos se abrieron sorprendidos. Era una gran noticia.

"Sí. Nunca he tomado la iniciativa con una chica. Pero esta vez, lo hice. Y quiero algo serio con ella", dijo con firmeza.

Joshua le recordó: "Te faltan cuatro años para tener treinta. Mejor vete con calma".

Sheffield entendió lo que insinuaba. Hacía aproximadamente un año, él y sus amigos se habían emborrachado durante una fiesta y juraron que no se casarían hasta los treinta años. El que rompiera las reglas del juego tendría que pasar la noche antes de la boda con otra mujer.

Sheffield, que sólo tenía veintiséis en ese entonces, no había pensado que conocería a Evelyn un año

í, es la tercera vez que vengo. Pero vine por algo diferente. Esta vez, sólo vengo a divertirme".

"Ya veo".

En ese momento, sonó el teléfono de la muchacha. Era Debbie. Deslizó los dedos por la pantalla y respondió: "Hola, mamá".

"Evelyn, ¿cómo estás? ¿Ya te acostaste?".

"Todavía no, mamá. Salí un rato", respondió con honestidad.

Sheffield permaneció en silencio porque sabía que era una llamada de su madre. Pero, no dejó de darle pastel de arroz.

Evelyn no estaba acostumbrada a eso, pero poco a poco, lo comió como si fuera algo natural.

"Son más de las nueve. ¿Sigues afuera? ¿Estás cenando?". Debbie escuchó que su hija estaba masticando algo, por lo que sintió curiosidad. Evelyn nunca hablaba mientras comía. Llevaba dos días fuera de casa y ya había cambiado demasiado. Debbie pensó que quizá se sentía con mayor libertad afuera.

"Sí, hay una gran variedad de alimentos en esta ciudad".

"¿Saben bien?". Evelyn rara vez comía en la calle. Ahora, también hacía eso.

"Sí, están deliciosos".

"¡Qué bien! Evelyn. Cuídate".

"Lo haré, mamá. ¿Cómo están todos? ¿La abuela está durmiendo?". Mientras ella hablaba, Sheffield la llevó a un lugar tranquilo y se sentaron. Le puso varios bocadillos frente a ella.

"Todavía no. Tu abuela quiere tener noticias tuyas. Me pidió que te recordara que te cuidaras. Siempre se preocupa por ti".

"Tayson está conmigo. Nada me pasará. Por favor, pídele que no se preocupe".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir