ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 804 Me casaría contigo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7591

Actualizado: 2020-01-14 03:56


Sheffield llevaba puesta una camisa casual azul cielo, y tenía su típica sonrisa pícara en el rostro que indicaba peligro. Y parecía que no había escuchado las duras palabras de Evelyn, caminaba como si nada hubiera pasado ayer. Se alegró de verla.

Evelyn se sintió avergonzada por humillarlo ayer. De modo que asintió levemente y se disculpó, "Perdóname".

"¿Por qué?", preguntó él confundido.

"Por lo de ayer...", ella le explicó incómoda. "No tenía idea de que la mochila de la anciana estaba llena de mercancía peligrosa", añadió.

"Ya he tratado con gente como ella. No te preocupes, sólo, de ahora en adelante, ten más cuidado. ¡Tengo que irme! ¡No vemos luego!".

Antes de que Evelyn le respondiera, Sheffield ya había regresado con sus amigos.

Ella se decepcionó un poco cuando lo vio con sus colegas; hablando, riendo, dándose palmadas en la espalda.

La chica trató de olvidar lo que acababa de suceder y entró en la plantación de té con una cesta de mimbre.

Estaba ubicada en la montaña. Sus tenis se llenaron de arcilla, tierra y otras cosas, así que sacó un pañuelo húmedo y trató de limpiarlos. Pero fue algo inútil, ya que después de dos minutos, estaban embarrados una vez más. Finalmente, Evelyn se rindió y decidió limpiarlos cuando estuviera de regreso en la casa de huéspedes.

En la cima de la montaña, una mujer recolectora de hojas la esperaba. La llevó a una plantación de alta calidad y le enseñó a recoger los brotes más tiernos. El proceso consistía en encontrar las hojas jóvenes y jugosas que tuvieran una porción de tallo y un brote al final. Luego, cuando las encontró, las recogió cuidadosamente y las colocó en su cesta.

Evelyn realmente lo disfrutó. Era algo tan relajante como el Zen. Se quedó un rato más y su estado de ánimo mejoró mucho.

Muy pronto, su cesta ya casi estaba llena. De pronto, escuchó una voz familiar detrás de ella, "¡Oye! ¿Necesitas un descanso?".

Era Sheffield.

No sabía cuánto tiempo llevaba ahí parado. Cuando se dio vuelta, él le estaba sonriendo y tenía una hoja de té verde en la boca.

Evelyn miró su cesta de hojas y respondió con voz suave: "Todavía no".

Él se acercó a ella y miró las hojas de té que había recogido. "¿Te importa si lo hacemos juntos?".

"¿Sabes cómo re

ntaña".

La cara de Sheffield se oscureció de pronto. "¡Oh, Dios mío! Me mentiste. ¡Pensé que nos casaríamos de inmediato!".

El hombre se veía desesperado como si después de pasar un buen rato con ella, lo hubiera abandonado.

Evelyn retiró la mano y frunció los labios. "Cuando quiera casarme, serás el primero en saberlo".

"Bien. ¿Cuál es tu teléfono? Te llamaré más tarde". Sacó su teléfono listo para guardar su número.

Evelyn lo miró y dijo rotundamente: "Mira, me gustas, pero esto no durará. Cuando volvamos a casa, viviremos nuestra vida, así que tal vez ya no deberíamos intentarlo".

Sheffield enmudeció. Contuvo su corazón lastimado.

Él había rechazado a muchas mujeres en el pasado. Ahora estaba pagando por ello. Evelyn era su castigo.

Al llegar a la base de la montaña, entregaron las hojas de té que recogieron a los trabajadores y entraron juntos a la casa de té.

La atmósfera en la casa de té era espesa y se sentía un olor agradable.

Tomó la mano de Evelyn y la acompañó a sentarse frente a un especialista en té. "¿Qué sabor prefieres? Le pediré al experto que nos prepare una tetera", ofreció él.

Evelyn miró las diferentes selecciones en la habitación y respondió: "Lo mismo que recolectamos".

"Excelente. ¿Podría prepararnos un té oolong de primera categoría?", Sheffield preguntó directamente.

Sin embargo, el especialista parecía tener un dilema. "Señor, té oolong de primera categoría de aquí cuestan más de $50, 000 por kilo, y no pueden probarlas...".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir