ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 817 Soy el idiota de Tang

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7329

Actualizado: 2020-01-18 02:45


"¿Y?". Sheffield se burló indiferente y mantuvo los ojos cerrados; no reflejaba emociones, su cara permaneció fría como piedra.

Joshua y Gifford se miraron; de alguna manera entendieron lo que pasaba.

Conociendo a Sheffield, estaban seguros de que él jamás jugaría con los sentimientos de una mujer. Pensaron que quizá Dollie había hecho algo.

Sheffield abrió los ojos, se sirvió otra copa de vino y preguntó con indiferencia: "¿Vinieron sólo para hablar de Dollie?".

"¡Claro que no! Supimos que estabas herido, así que nos tomamos un tiempo para verte", dijo Gifford. Como estaba bajo la supervisión de su padre, Gifford ahora estaba más ocupado.

Joshua le arrebató la copa a Sheffield. "Ya no bebas, amigo. Si te emborrachas y enfermas, tendré que llevarte al hospital. Y no tengo tiempo para esas tonterías".

Sheffield se limpió la cara y lo fulminó con la mirada. "Una mujer me abandonó. ¿Me entiendes?".

"¡Claro! El maestro Tang ahora es el juguete de una mujer. ¡Se siente increíble!", Joshua bromeó. Cuando el bisturí se dirigió directamente hacia él, Joshua se hizo a un lado rápidamente. Pasó junto a él y se quedó incrustado en la pared, atravesando el papel tapiz donde se clavó.

"¡Paguen el tapiz y lárguense!", Sheffield le gritó a sus amigos.

"Tu bisturí, tu tapiz. No te pagaré nada, tonto ebrio. Además, casi no tengo dinero". Joshua se levantó, se alisó la ropa y dijo con calma: "¿Y si me prestas cinco millones? Te calentaré la cama este invierno".

Sheffield lo miró con los ojos entrecerrados. "¿Me estás tomando el pelo, señor Fan? ¿No tienes dinero? Eso no es creíble".

"Es culpa de mi madre. Ella insistió en que me viera con una chica. ¿No crees que es ridículo? ¡La chica es un año mayor que yo! Además, soy popular entre las mujeres. No necesito una cita", dijo Joshua con un tono molesto.

Gifford dijo firmemente: "Ya veo. No aceptaste sus demandas, así que tu mamá te quitó el dinero. Y ahora estás en bancarrota".

"Así es", dijo Joshua, abatido.

Sheffield buscó a tientas en sus bolsillos, pero no encontró lo que buscaba. Luego, señaló su abrigo que estaba colgado. "Tengo cincuenta centavos en la billetera, en el bolsillo de

"¡Carlos, es nuestro hijo! Dijiste que lo amarías y lo tratarías igual".

Al escuchar las palabras de Debbie, Carlos volteó a mirar a su hijo y dijo a regañadientes: "Lo amo".

Matthew lo miró y respondió con desprecio: "No necesito tu amor".

"¿De verdad? ¿Es cierto? ¿Por qué? ¿Alguien más te ama? ¿Una chica, tal vez?", Carlos replicó enojado.

Matthew no esperaba eso. Se quedó aturdido por un momento. "¿De qué estás hablando?", preguntó.

"¿Te gusta alguna chica? El otro día vi que miraste la foto de una joven, pero no logré mirar su cara con claridad. Sácala para que tus hermanas y tu madre puedan verla". Carlos pensó por un momento. Si su hijo se casara con una joven tan adorable como sus hijas, entonces quizá podría amarlo más.

Los ojos de Debbie se iluminaron con la noticia. "Matthew, ¿te gusta una chica?".

Terilynn lo tomó del brazo y, con la misma emoción de su madre, dijo: "Hermano, muéstranos la foto".

Evelyn le dio un sorbo a la sopa y dijo: "No importa quién sea, sólo trátala bien".

Acababan de exponer su secreto. Matthew miró con enojo a Carlos y respondió con calma: "No es lo que piensas".

Carlos se molestó. "Sólo tienes diecinueve años. Yo no quisiera que salieras con una chica aún, porque sé que todavía no eres capaz de apoyarla y protegerla. Pero eres mi hijo. Así que no te tomará mucho llegar a ese punto. Enséñales la foto a tu mamá y hermanas. Si les agrada, te daré permiso para salir con ella".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir