ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 820 Es preciosa

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7510

Actualizado: 2020-01-19 09:49


"No hay de qué. El edema aún no se ha ido del todo. No bebas demasiada agua", le advirtió Sheffield, y luego se dio la vuelta y se fue.

Al final del pasillo, había un televisor colgado de la pared. Desde el aparato, le llegó la agradable voz de la presentadora del evento del Grupo ZL. "Ahora, reciban con un aplauso a..." La presentadora dijo el nombre, pero Sheffield no se dio cuenta. Estaba demasiado ocupado con su ronda de visitas. Ajustó el tubo de oxígeno para el paciente de la cama número 9, y cuando se dio la vuelta y caminaba hacia la puerta, escuchó a alguien murmurar, "¿Quién es esa mujer? Es preciosa".

"No lo sé. No la había visto nunca. Acabo de oír que la presentadora la presentó como una CEO regional. Y está dando una conferencia de prensa para algún desfile de modelos. Se llama... Eve... O algo así. No me acuerdo bien".

De repente, llegó a los oídos de Sheffield una voz conocida. Y aquella voz estalló en el aire como fuegos artificiales. "Buenas noches damas y caballeros. Soy Evelyn Huo, la organizadora a cargo de todo...".

Sheffield se detuvo de repente. La chica que lo seguía detrás casi choca con él.

Sheffield se dio la vuelta y retrocedió unos pasos temiendo estar oyendo voces. Se quedó mirando fijamente a la mujer de la pantalla como si ella fuera a desaparecer en cualquier momento.

La mujer llevaba un vestido de noche negro y un rubí de un valor incalculable. No había dejado de pensar en ella ni un instante, y ahora estaba allí.

'¿Cómo la llamó la presentadora hace un momento? ¿Eveline Huo? ¿Evelyn Huo?'.

En este momento, Sheffield no pudo evitar preguntarse, '¿Estás sorprendido? ¿Estás feliz o triste? Finalmente la encontraste, pero ella no es quien creías que era. ¡Incluso te dio un nombre falso!'.

Una mujer de unos cincuenta años que estaba a su lado le preguntó a Sheffield con una sonrisa, "¿Está bien, doctor Tang?".

Su compañera se echó a reír y dijo, "Creo que el doctor Tang está un poco distraído ahora mismo".

Todos se rieron a carcajadas.

En la televisión, Evelyn hizo un elegante gesto al público y abandonó el escenario.

Solo entonces Sheffield salió de su ensueño. "Estoy bien. La belleza de esa mujer me dejó atónito, eso es todo".

"¡Jaja! Docto

he, y por eso había rechazado la invitación.

Al pensarlo, sacó su teléfono y marcó el número de Dollie, quien contestó rápidamente. "Hola, Sheffield".

Al oír su voz, Sheffield preguntó en tono plano, "¿Estás en la pasarela?".

"No, acabo de terminar. Me dirijo a mi camerino. Tengo que cambiarme". Fue una sorpresa tan agradable recibir una llamada de él que ella contestó el teléfono antes de quitarse la ropa.

"Okay. Llámame cuando estés libre".

"De acuerdo".

Le dio el teléfono a su asistente y lanzó el dobladillo de su vestido antes de ordenar, "¡Quítenme el maquillaje ya!".

Pero no vio que había un clavo que sobresalía del armario. Cuando arrojó su vestido, este dio con el mueble y se enganchó. Ella dio un paso adelante y ¡Ssshhriiip! Todos oyeron el desgarro de la tela.

Siguiendo el sonido, se dio la vuelta y vio un gran desgarrón en su vestido.

El asistente se apresuró a ayudarla. "Oh, no. Es enorme".

Todo el mundo la estaba mirando. Algunos se regodeaban, otros lo lamentaban y otros no creían que tuviera nada que ver con ellos.

El diseñador de ropa todavía estaba dando una entrevista afuera y en ese momento solo las modelos y el resto del personal estaban detrás del escenario.

Dollie se puso nerviosa un momento, pero luego se calmó. "No te preocupes. Ya ha cumplido su propósito. Probablemente no haya que volver a usarlo".

El asistente asintió, tratando de decir algo. Pero luego pensó en el mal genio de Dollie y se tragó sus palabras.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir