ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 829 Niña tonta

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7251

Actualizado: 2020-01-22 08:33


Savannah y Evelyn vivieron juntas cuando estaban en la escuela secundaria. A ninguna de los dos le apetecía demasiado limpiar su dormitorio. Debbie no le había enseñado a Evelyn nada sobre las tareas domésticas. Y Evelyn, a pesar de ser una loca de la limpieza, no sabía cómo hacerlo. Al principio fue capaz de soportar el desorden y la suciedad. Pero pasados unos días ya no pudo más y contrató a un trabajador por horas para que limpiara su habitación.

Evelyn se echó a reír ante el comentario de Savannah. "Lo que puedo hacer es contratar más sirvientas".

"Pues sí. A nuestra Evelyn nunca le falta el dinero", bromeó Savannah.

Evelyn sonrió y dijo, "Savannah, tienes que cuidarte. Me preocupas".

"Lo sé, y tú a mí también. ¿Cómo te sientes ahora? ¿Alguna secuela?". Savannah estaba enterada de su embarazo ectópico. Evelyn se lo había dicho.

"Tengo algunas molestias cuando me viene el período, pero por lo demás, todo bien".

"¡Me alegra oír eso!".

"En fin, deséame una cita exitosa".

Negando con la cabeza, Savannah dijo, "Eso no va a funcionar, Evelyn. No puedes hacerlo. Hay otra persona en tu corazón".

Si Evelyn no se hubiera enamorado de ese hombre, no se habría acostado con él. Y aunque ella se negaba a verlo ahora, él todavía ocupaba un lugar en su corazón.

El corazón de Evelyn dio un vuelco ante sus palabras. Cambió de tema y dijo, "Me tengo que ir. Tengo que regresar a la compañía. Aún me queda mucho trabajo por hacer".

"Bueno. Cuídate".

"¡Tú también! ¡Adiós!".

Después de colgar, Evelyn se quedó con la mirada perdida en el sillón que había frente a ella.

Poco después, notó que había alguien más en la habitación. Mientras observaba, el hombre se sentó en el asiento vacío.

Él la miró y sonrió. "Niña tonta".

Su voz trajo a Evelyn de vuelta al presente.

Como ella no dijo nada, él se levantó de su asiento y caminó hacia ella. Lentamente se inclinó hacia ella con una malvada y atractiva sonrisa. "Llevas un rato mirando ese asiento vacío. ¿Me echaste de menos?".

Ella se levantó para irse, pero Sheffield la agarró de la mano. "Eve".

Ella trató de soltarse de su agarre, pero él la abrazó con fue

eld conseguir verse con ella en privado. ¿Cómo iba a dejarla ir tan rápido? Él bloqueó la puerta. "Te dejaré ir si me das tu número de teléfono. Así puedo enviarte un mensaje cuando te extrañe, aunque no pueda llamarte".

"¡Maldita sea! ¡Apártate de una vez!", gritó Evelyn.

Sheffield sonrió y le rodeó la cintura con los brazos. Luego le susurró lentamente al oído, "Por favor, no te enfades. Ya me aparto. La ira no te sienta bien, Eve...". Luego la soltó y se apartó de la puerta.

Evelyn lo miró fijamente.

Era sorprendente que él siempre cedía primero.

Cuando Evelyn abrió la puerta y salió de la habitación, Sheffield no la persiguió.

Evelyn se sintió tan aliviada como pérdida.

Nada más irse ella, Sheffield recibió una llamada de Joshua. "¡Hermano, ayúdame!", dijo con urgencia.

"¿Qué pasa?", preguntó Sheffield apoyado contra la pared, y vio a Evelyn irse.

"Tengo una cita arreglada pasado mañana. ¡Necesito que vengas conmigo!"

"¿Y qué se supone que tengo que hacer? Ya no estoy soltero. ¡Tengo a alguien en mi corazón!" le escupió Sheffield.

"Me jode admitirlo, pero eres más guapo que yo. ¡Si vienes, quizá ella se sienta atraída por ti y yo puedo escabullirme de la cita!". Las mujeres se enamoraban de Sheffield con tanta facilidad. Cuando Joshua lo conoció, casi se sintió cautivado también.

"¿De qué coño estás hablando? No voy a ir contigo. Tengo una chica y le soy le fiel", le gritó Sheffield.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir