ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 834 Juntos por un tiempo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7238

Actualizado: 2020-01-24 07:07


Dollie sintió que todos la ignoraban en la mesa. Así que perdió el apetito y la paciencia, y le susurró a Sheffield: "Estoy llena. Tengo que ir a unas clases por la tarde. ¿Nos vamos?".

Sheffield aceptó. Tomó una servilleta y se limpió la boca. Fingió una mirada casual y les dijo a los otros tres: "Disfruten la comida. Tengo que llevar a Dollie a la escuela".

"¡Adiós, guapo!", soltó Terilynn en tono de broma y con una sonrisa.

Sheffield se la devolvió y luego miró a Evelyn. "Tengo que irme, ¡Nos vemos!".

Evelyn se quedó congelada, pero permaneció en silencio.

Joshua se levantó y le dijo a Evelyn: "Iré a despedirlos. Ahora vuelvo".

"Está bien", respondió Terilynn en lugar de su hermana e hizo gestos con la mano para despedir de los tres que se alejaban de la mesa.

Camino al auto, los hombres caminaron más lento y mantuvieron una cierta distancia de Dollie. Joshua susurró: "Amigo, realmente no tenía idea de quién era, ni de que era tuya".

"Lo sé". Sheffield sabía.

Joshua no había hecho nada malo. Si no fuera él, otro hombre habría salido con Evelyn.

"¡Anímate, hombre! No te deprimas. Si quieres ganar su corazón, debes mantenerte alejado de Dollie. Si yo fuera Evelyn, tampoco saldría contigo si estuvieras con otra mujer", dijo Joshua con seriedad.

"Sé lo que hago", asintió Sheffield.

"Muy bien, yo sólo te digo. De todos modos, tienes que trabajar mucho para poder comprarle la mejor piedra preciosa del mundo". 'Una chica como Evelyn se merece lo mejor', eso fue lo que Sheffield le dijo el otro día.

Con una sonrisa burlona en el rostro, Sheffield murmuró: "Esperemos que lo acepta".

Joshua le dio unas palmadas en el hombro. "Le gustas".

"¿Cómo lo sabes?".

Joshua le sonrió misteriosamente. "Créeme. Ahora vete, debo regresar con Evelyn. Yo la cuidaré, no te preocupes".

"De acuerdo, pero recuerda, ella es mía. No pases los límites", le recordó Sheffield a su amigo en un tono serio.

"No lo sé, quizá te la gane", bromeó Joshua.

Sheffield le siguió la broma con lentitud. "Entonces, seremos enemigos por siempre".

Joshua se despidió con la mano en la puerta del restaurante. "Si me tengo c

me lo dé personalmente".

"La señorita Huo está con el señor Fan ahora. Por favor, déjela en paz, doctor Tang".

Sheffield frunció el ceño y lo miró. "¿A qué te refieres?".

"Cuando la señorita Huo regresó de su cita ayer, les dijo a sus padres que la había pasado bien con el señor Fan y que había decidido seguir saliendo con él".

Sheffield sintió un golpe en el corazón.

En la residencia de la familia Fan

Sheffield tocó el timbre. Una criada le abrió, le sonrió y dijo: "¡Hola, señor Tang!".

"¡Hola, Sra. Abby! ¿Está Joshua?".

La sirvienta se hizo a un lado y dijo: "El señor Fan está durmiendo. Puede subir a su habitación".

Sheffield era un visitante frecuente, por lo que la criada estaba familiarizada con él.

"Bueno. ¡Gracias, Sra. Abby!", dijo con cortesía Sheffield.

Luego caminó hacia la habitación más a fondo del segundo piso y abrió la puerta sin llamar.

Joshua estaba profundamente dormido en la gran cama, cubierto por una sábana gris y una colcha esponjosa. Sheffield caminó hacia la cama y gritó: "¡Joshua Fan!".

El chico se despertó sobresaltado, abrió un ojo y gritó: "¡Fuera, hombre!".

Sheffield le quitó la colcha y la tiró a un lado. El hombre estaba completamente desnudo. Sheffield puso los ojos en blanco y luego lo regañó: "¿No te dije que cambiaras el hábito de dormir desnudo?".

"¡Vete al diablo! ¿Por qué no aprendes a tocar?". Joshua se tapó con la colcha para cubrirse.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir