ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 838 Cuando Eve conoció a Bailee

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7540

Actualizado: 2020-01-25 02:01


"Evelyn...". Un agudo maullido interrumpió a Sheffield justo cuando estaba a punto de decir algo.

¡Miau!

Una gran criatura peluda apareció a la vista. Si no hubiera sido por el maullido, Evelyn habría pensado que lo que tenía Sheffield era un leopardo.

Pero para ella, los gatos eran mucho peores que los leopardos.

El animal la miró fijamente y comenzó a caminar hacia ella.

"¡Colega! ¿Por qué no mandaste a Bailee a la tienda de mascotas? ¡Si ya sabías que yo iba a venir!", dijo Joshua mientras huía de la gata y se dirigía a la cocina.

'¿Dijo Baby?'. Evelyn no podía creer que Sheffield le hubiera puesto a su mascota un nombre tan... bueno, tan adorable.

"Ahora ya no se llama Bailee. Se llama Eve", lo corrigió Sheffield.

'¿Eve?'. La cara de Evelyn se ensombreció. La gata seguía caminando hacia ella. Sheffield se dio la vuelta para mirar a Evelyn, que estaba completamente quieta. "Eve, espera...", se dio cuenta de que sería confuso usar ese nombre estando Evelyn y la gata en la misma habitación, y también pensó que en realidad nadie podría reemplazar a Evelyn. "Bueno, está bien. La llamaremos Bailee. Ya no quiero cambiarle el nombre. Evelyn, se llama Bailee. Aunque sea enorme, es muy mansa".

'Oh, es Bailee, no Baby', pensó Evelyn, pero no dijo nada.

Joshua decidió burlarse de Sheffield. "Evelyn, la gata es su amante. Él la mima sin fin. No la detiene ni cuando se mete con nosotros", bromeó.

Los dos hombres esperaron un buen rato, pero la mujer no se movió. Pensaron que ella estaba jugando con Bailee, por lo que no hicieron mucho caso y llevaron toda la comida a la cocina.

"¡Achís!". De repente, un estornudo vino de la sala de estar.

Sheffield levantó la cabeza de la cocina y preguntó, "Evelyn, ¿te resfriaste?".

Ella negó con la cabeza. "Sheffield...", le temblaba la voz.

Incluso Joshua, que estaba lejos de la gata, sintió que algo le pasaba a Evelyn.

La gata caminaba alrededor de sus piernas, mirándola con sus ojos amarillos mientras ella permanecía inmóvil.

"¡Achís!". Evelyn estornudó de nuevo.

En cuanto Sheffield vio su reacción, supo qué era lo que pasaba. "¿Eres alérgica a los gatos?".

Evelyn no tenía buen aspecto. Ella asintió con la cabeza. Y además de ser alérgica

inmediatamente. "Estoy almorzando afuera. Hablamos de esto cuando regrese".

Había dos platos con ciruelas. Sheffield también había cocinado aquellos palitos de pescado a la brasa con apio.

Sheffield se sentó al lado de Evelyn y Joshua tuvo que sentarse solo, frente a ellos.

Sheffield tomó una pedacito de manitas de cerdo y se la llevó a los labios de Evelyn. "Prueba esto".

Aquello la sorprendió. Él sonrió y dijo, "No te preocupes. No he usado los palillos todavía. Come".

Joshua se cubrió los ojos dramáticamente. "No he visto nada. Nada de esta mierda romántica".

Evelyn tomó su tazón y dijo, "Ponlo en el tazón".

Sheffield insistió, "Abre la boca. Toma... Sé una niña buena".

Cuando Evelyn trató de protestar, él aprovechó la oportunidad y le metió el bocado en la boca.

Desde debajo de la mesa, Joshua pateó la pierna de Sheffield y dijo, "No me pediste que viniera para que almorzáramos. Solo querías que viera lo mucho que la quieres, ¿no?".

Sheffield lo miró con una sonrisa satisfecha y dijo, "Si te sientes incómodo, sabes que puedes irte cuando quieras".

"¿Te piensas que soy idiota o qué? Llevo un buen rato esperando esta comida. ¿Crees que me voy a ir con el estómago vacío? Ni de coña. Me quedo aquí de sujetavelas. ¡No me importa!". Joshua se puso a dar cuenta del arroz.

Evelyn se centró en la deliciosa comida y no hizo caso de sus historias, estaba de buen humor y comió mucho. Incluso se tomó todo el plato de sopa que Sheffield le había servido.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir