ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 839 La cita con los padres

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7637

Actualizado: 2020-01-26 00:02


Después del almuerzo, Sheffield volvió a revisar las piernas de Evelyn. Por fortuna habían mejorado mucho después de la pomada y no había ni rastro de la alergia.

Colocando los platos sucios en el lavavajillas, les dijo a Evelyn y Joshua, que estaban a punto de irse, "¡Esperen!".

"¿Por qué? ¿No tienes que limpiar? La llevaré de regreso a su oficina", dijo Joshua mientras se ponía los zapatos.

Sheffield se limpió las manos con una toalla, agarró su abrigo y caminó hacia ellos. "Me corresponde a mí llevarla de regreso".

Evelyn suspiró. "No necesito que ninguno de los dos me lleve. Tayson me está esperando abajo".

"No me importa. Que nos siga. De todos modos tengo que hacer unas cosas". Sheffield todavía tenía que quitarse el tatuaje.

Así que los tres salieron juntos de la casa. Sheffield dejó a Evelyn en el trabajo.

Le abrió la puerta para que pueda salir, a lo que ella respondió, "Gracias".

"Evelyn", la llamó justo cuando ella estaba a punto de irse.

Ella se dio la vuelta y lo miró.

"No me eches mucho de menos". Con una sonrisa traviesa, él le guiñó un ojo.

Las comisuras de los labios de Evelyn se alzaron en una sonrisa imperceptible. Pero ella le respondió, "No esperes que esto vuelva a suceder. No vamos a estar juntos".

Pero Sheffield siguió sonriendo mientras se apoyaba contra la puerta del auto y la despedía agitando la mano. "La próxima vez cocinaré alitas de pollo con ciruela, o tal vez unas tostadas con azúcar moreno y ciruela".

Evelyn se fue sin volverse para mirar de nuevo.

Cuando su figura desapareció en el interior del edificio, la sonrisa de Sheffield se desvaneció gradualmente.

'Eve, por mucho que me apartes de ti, no me rendiré', se juró a sí mismo.

Para sorpresa total de Evelyn y Joshua, sus padres quedaron para verse poco después. Ni siquiera les habían dicho la hora y el lugar de la reunión.

En el quinto piso del edificio Alioth.

Cuando Evelyn llegó al edificio, se encontró con Joshua, que acababa de salir del trabajo. "Lo siento, Evelyn. Probablemente fue idea de mi madre. Yo había planeado posponer la reunión entre las dos familias, pero mi papá llamó a tu papá. Y no sé de qué hablaron, pero al final, decidieron reunirse esta noche", dijo Joshua.

Evelyn supuso que debía haber s

comprometernos tan pronto. Lo siento. Espero que lo entiendan". Evelyn miró al señor y la señora Fan disculpándose.

Penélope se quedó momentáneamente algo aturdida, pero pronto se recuperó y trató de suavizar las cosas. "Evelyn tiene razón, señor Huo. Estamos siendo demasiado insistentes. Creo que deberíamos dejarlo estar por ahora. Los sentimientos de nuestros hijos son más importantes que cualquier otra cosa".

"Evelyn, escúchame. Comprométete ahora. El amor crece con el tiempo". Era raro que Carlos se mantuviera tan firme con Evelyn.

Joshua respiró hondo y miró a Carlos a los ojos. "Señor Huo, agradezco mucho que me dé su aprobación. Me siento realmente honrado. Pero para mí también son importantes los sentimientos de Evelyn. ¿Qué les parece si hacemos lo que ella desea?".

No tenía idea de que el padre de Evelyn era Carlos Huo. Y supuso que Sheffield tampoco era consciente de que su futuro suegro era un hombre tan poderoso.

Joshua rezó en silencio por su mejor amigo.

Pero cuando miró a Terilynn, sintió un dolor sordo en las sienes. Si quería perseguir a la hija menor, también tendría que tratar con Carlos Huo. Terminaría teniendo que pasar por la misma prueba que Sheffield, y Joshua solo de pensarlo se le quitaba la sonrisa.

'Si le doy coba al viejo ahora, quizá eso mejore mis probabilidades más adelante', pensó desesperado.

Carlos miró a Evelyn decepcionado, mientras ella le devolvía la mirada tercamente. En el reservado había ahora un ambiente incómodo y un tanto hostil.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir