ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 853 Un vividor

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7112

Actualizado: 2020-01-30 09:31


Dollie no era bajita de estatura, pero Sheffield era mucho más alto que ella. Por eso tuvo que bajar la cabeza para revisarle el oído.

De igual manera, Dollie se inclinó hacia él. Entonces, con la sombra del cuerpo de Sheffield, parecía que se estaban besando.

"¿Qué parte te duele?", Sheffield preguntó, porque no encontró nada inusual, no había manchas, ni hinchazón.

Dollie dio un paso atrás, se frotó la oreja y dijo con timidez: "Creo que ya me siento mejor. ¡Gracias, Sheffield!". Después de decir eso, inclinó la cabeza y se tocó los labios con el dorso de la mano, tenía la cara roja como una rosa. Cualquiera que los estuviera mirando desde atrás, sabría lo que estaba pasando.

Evelyn sostuvo una copa de vino y conservó su expresión fría al verlos. Cuando pasó junto a ellos, estuvo a punto de desviarse.

"¿Evelyn?", preguntó Sheffield cuando la vio.

Este día, Evelyn se había puesto un vestido blanco, sexy, sin espalda, con cuello en V pronunciado, que revelaba su hermosa espalda. Incluso los dos hoyuelos de Venus de la espalda baja se le veían claramente. Los ojos de Sheffield no la perdieron de vista.

Evelyn se detuvo en seco, se dio la vuelta y asintió con indiferencia. "Señor Tang". Luego siguió caminando.

Sheffield había asistido a la cata de vinos con Dollie por otra razón totalmente distinta. No quería degustar el vino, ni siquiera le importaba Dollie. Ahora que había visto a Evelyn, estaba emocionado y se había olvidado por completo de su acompañante. Rápidamente la alcanzó con alegría. "Evelyn, tenemos que hablar", dijo.

"No hay nada de qué hablar".

"Claro que sí. Al menos dime por qué estás enojada, así puedo disculparme". Él se sentía muy confundido.

Al ver esto, Dollie corrió hacia él y lo tomó del brazo. "Sheffield, ¿no dijiste que me ayudarías a elegir la botella de vino?".

Sheffield quería que Dollie lo soltara, pero Evelyn no quiso hablar con él. Ella se alejó con frialdad. Sheffield, por su parte, no pudo evitar detenerse y mirar cómo se desvanecía su figura. Suspiró y no tuvo más remedio que ayudar a Dollie con su dilema del vino.

Cuando Joshu

etió en el ascensor. Después, dijo con indiferencia: "Sí, soy anticuado".

Ella no supo cómo responder. La joven CEO quería explotar de furia.

Después de salir del ascensor, Sheffield se puso en contacto con el gerente del hotel para reservar una habitación. Así Evelyn tendría un lugar para cambiarse.

El gerente del hotel le arregló una suite presidencial de inmediato. Tomó la tarjeta de la habitación y los condujo al ascensor sin revisar sus identificaciones. "Señorita Huo, señor, ¡por aquí, por favor!".

"¡Gracias!", Evelyn dijo con cortesía.

En la suite

Sheffield despidió al gerente, cerró la puerta y abrazó a Evelyn por detrás. "Evelyn, te ves impresionante", dijo después de oler su cabello.

Evelyn, enojada, lo apartó y advirtió: "Aléjate de mí".

Pero él la giró para mirarle a los ojos. "Ojalá pudiera, pero cada vez que te veo, no puedo controlarme. Sólo quiero acercarme, besarte y... ¡acostarme contigo!". La besó en los labios.

Evelyn inclinó la cabeza y miró hacia otro lado. "Una palabra más y te aviento por la ventana", dijo ella.

"Está bien, me detendré. Ahora dime, ¿por qué estás enojada? Llevo mucho tiempo tratando de adivinar y no he logrado entenderlo. ¿Estás enojada porque me extrañas? ¿No te he dicho que yo también te extraño?".

"¿Dónde está tu bisturí?".

"¿Para qué lo quieres?".

"¡Para arreglarte la cara y ver qué tan descarado eres, imbécil!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir