ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 856 Buen humor

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7523

Actualizado: 2020-01-31 02:53


Después de besarla en la mejilla y soltar un suspiro, Sheffield fingió tristeza. "Evelyn, te esperé mucho tiempo, pero nunca llegaste. Así que mejor vine yo a ti", le dijo.

"Te lo advierto: ¡vuelves a tocarme y lo lamentarás!". De pronto, Evelyn se veía asustada. Sheffield no se acobardó por amenaza. Estaba sonriendo burlonamente como siempre y se veía muy confiado.

"En realidad, ¡eso me parece divertido! ¿Me arrepentiré de esto?". Sin darle otra oportunidad para hablar, bajó la cabeza y besó sus labios rojos.

"Shef... field... hum".

"¿Sheffield? ¡Prefiero que me llames cariño! ¡O tal vez amor!", le dijo, y empezó a recorrer todo su cuerpo, cuello, hombros, mejillas.

Evelyn estaba molesta. "¿Quieres que llame a Tayson?", ella lo amenazó.

"No, ¡gracias! ¡Tres es demasiado!". La cargó y caminó hacia su habitación.

Evelyn tenía una recámara lujosa, bastante amplia. Tenía una cama grande con ropa de cama gris y blanca cerca del balcón. Sin embargo, Sheffield no estaba de humor para apreciar el paisaje. La colocó suavemente sobre la cama y luego se acostó encima de ella.

En la penumbra, él sujetó sus manos en la cama y le susurró al oído: "Evelyn, te he extrañado tanto. Por favor no me rechaces. Tengo el corazón deshecho".

"Espera... Oye...". Ella luchó contra él, pero la gravedad no estaba de su lado.

"Eve, ¿te importo?", le preguntó a la mujer que estaba debajo de él. Parecía que se estaba burlando de ella.

Evelyn estaba excitada, así que su mente era un desastre. Al escuchar su pregunta, ella simplemente respondió: "Sí".

"No me digas que ya no te importo, ¿de acuerdo? ¡Me pondría muy triste!".

"Bien...".

"Buena chica".

Al día siguiente, a las nueve de la mañana. El teléfono de Evelyn sonó varias veces antes de que ella pudiera despertarse.

"Ay...". Se sintió incómoda, así que frunció el ceño pronunciadamente.

El dolor le recordó que lo que había pasado anoche había sido real y no un sueño. Sheffield realmente había estado ahí y se había acostado con ella.

Tomó su teléfono de la mesa de noche. Era Nadia, su asistente, que la estaba llamando. "¡Hola!", respondió Evelyn con voz ronca.

"Señorita Huo, ya casi es hora de la reunión de la mañana. ¿Podrá llegar? No la he

itó y dijo: "Creo que no debemos realizar la operación de la cama nueve, y no soy el único que piensa así. Varios de los expertos del área piensan que no es factible. ¡Doctor Tang, debemos ser responsables de lo que decimos!".

Sheffield se burló entre dientes: "Por supuesto que me hago responsable. Pero usted basa su opinión en algo teórico. ¿Por qué no intentarlo? Quizás la cirugía sea la solución".

El joven doctor estaba más agitado, "¿Intentarlo? ¿Quizá? ¿Realmente es un médico? ¿Cómo puede ser tan irresponsable?".

De pronto, un médico con gafas sentado frente a Sheffield dijo: "Señor Xiang, nunca habíamos tomado un caso así y nadie puede asegurar el resultado. Pero el Doctor Tang es diferente. Es investigador y lo ascendieron a subdirector de nuestra área de forma extraordinaria porque estudió en el extranjero. Entonces, ¿por qué no escucharlo y dejar que realice la cirugía?".

Parecía una trampa. Sheffield volteó a ver a la persona que habló. Era un médico llamado Pablo Wang. '¡Buena jugada, doctor Wang! ¡Me acordaré de esta!'.

Las palabras de Pablo hicieron que toda la sala se quedara en silencio, y todos lo miraron.

Sheffield era joven, inexperto y, sin embargo, tenía un alto cargo. Había muchas personas que se sentían incómodas con esto y querían ocasionarle problemas.

"Señor Xiang, opino lo mismo que el doctor Wang. El doctor Tang es un excelente cirujano. Su porcentaje de éxito es superior al 99%. Puede lograrlo", dijo otro hombre con una sonrisa.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir