ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 857 Oficialmente una cita

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7075

Actualizado: 2020-02-01 00:02


Todos sabían lo complicado que era el caso del paciente de la cama nueve. De lo contrario, no habrían discutido durante tanto tiempo sin llegar a una solución.

Sidell checó sus notas, y le preguntó a Sheffield, "¿Cuál es tu opinión, Dr. Tang?".

Sabía que trataban de engañarlo, así que Sheffield levantó las cejas hacia Pablo. "Ya que el Dr. Wang confía en mí, ¡permítame realizar la operación!".

La mirada en los ojos de Sidell era incierta. Realmente no sabía qué sería más grande, las habilidades de Sheffield o su arrogancia. "Espero que no lo dice solo por impulsividad".

Sheffield sonrió, "¡Desde luego que no! Cuanto antes se realice la operación, mejor. Mañana temprano vendré al hospital para hacer la cirugía. Que alguien se encargue de avisar a los familiares del paciente".

La reunión finalizó pronto.

Luego de que una docena de médicos salieran de la oficina, Sheffield se levantó de su silla, rodeó a Pablo con el brazo y le preguntó: "Oye, amigo, ¿qué hice para molestarte?".

Pablo miró su mano y respondió, "Nada".

Sheffield fingió una mirada de desaprobación. "Entonces, ¿por qué me da la impresión de que estabas metiéndote conmigo?".

"Me ofendes, Dr. Tang. ¿Por qué diablos haría algo así? En verdad admiro tus habilidades médicas", explicó Pablo, con un tono repleto de sarcasmo.

"Tú también eres bastante bueno. ¡Solo tienes que esforzarte de vez en cuando!". Sheffield respondió, con un tono poco entusiasta. Luego se dio la vuelta y se marchó.

Mirándolo marcharse, Pablo murmuró con desdén.

'¡Eres tan arrogante! Veamos cuán orgulloso te pones cuando no puedas salvar al paciente'.

Luego de salir de la oficina, en lugar de apresurarse a la sala de pacientes externos, Sheffield sacó su teléfono para enviar un mensaje. "Querida, mañana tengo una cirugía importante".

Evelyn estaba en una llamada cuando vio la notificación de WeChat.

'¿Querida? ¿Cirugía?'. El mensaje provenía de alguien llamado "Príncipe Tang". ¿Quién otro podría ser, más que Sheffield Tang?

'No recuerdo haberlo agregado en WeChat. ¿Qué ha pasado?'.

En realidad, Sheffield habí

abello. No pudo evitar decir, "¡Vaya, estás preciosa!".

Pero la actitud de Evelyn era indiferente. "¿Estás seguro de que no es para Dollie?".

"Por supuesto que no, ella no te llega ni a los talones. No la mencionemos, mejor acompáñame a cenar, yo invito. Nos conocemos desde hace tanto, y nunca te he invitado".

"No, gracias…", Evelyn trató de negarse.

"Hemos hecho de todo, hoy tan solo quiero llevarte a cenar. ¿Por qué te portas así conmigo?". Fingió tristeza de una forma muy convincente.

Mirándole sus enternecedores ojos, Evelyn pensó que quizás estaba siendo demasiado cruel. Después de todo, solo era una cena. "¿A dónde iremos?".

"¡Cerca!". Sheffield sonrió. Tomó las rosas y se las entregó en sus brazos, luego cerró la cajuela.

Después de llevarla un poco a rastras hacia el asiento del pasajero, se marcharon.

Entraron en un restaurante. Sheffield había reservado todo el segundo piso, que contaba con un hermoso paisaje a través de las ventanas de cristal. Solo estaban los dos, y el ambiente era muy romántico.

Sheffield conocía muy bien sus gustos, y pidió una copa de vino. "Evelyn, es nuestra primera cita oficial. Estoy algo nervioso. ¿Qué debería hacer?".

La sonrisa en su rostro provocó que ella se ablandara. "No es la primera vez que como contigo", dijo en voz baja.

"¡Esto es distinto!". Aquellas veces, no habían sido oficialmente una cita. Esta vez, sí.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir