ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 859 Soy tan atractivo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7214

Actualizado: 2020-02-01 06:04


"¿No lo sabías? Mató a un paciente. Le dio medicamentos falsificados, y el paciente murió. ¿Crees que no he buscado quien la ayude? Pero ella está completamente hundida, tanto que no puedo ayudarla. ¿Tú que vas a saber? ¡Eres solo un niño!".

Sheffield respiró hondo, mientras digería las palabras de su padre. '¿El paciente de mamá habría muerto por su culpa? ¿Le dio medicamentos falsificados?'. Hasta entonces, no sabía por qué encerraron a su madre. "¡Eso es imposible! ¡Mi madre nunca haría algo así!".

Su padre suspiró profundamente y respondió, "Es verdad, Ni yo puedo salvarla".

Pero eran una pareja, y su padre hizo todo lo que estaba en sus manos para ayudar a Ingrid. Había sido condenada a quince años de prisión. Pero logró salir después de cumplir dos años por buena conducta.

Los años en la prisión fueron los peores años de su vida. Nunca pudo dormir bien por las noches, y sus hábitos alimenticios empeoraron. Estaba bajo mucho estrés, y eso afectó su salud.

Poco tiempo después de su liberación, Ingrid murió.

Ese año, Sheffield tenía once. A pesar de su corta edad, ya había probado la amargura del mundo. En este tiempo, para hacerse de un nombre de respeto, tuvo que luchar en las calles durante 3 años. Sin embargo, le fue bien en la escuela, y estaba a punto de saltarse el tercer año de secundaria.

Tuvo que encargarse del entierro de su madre él solo.

Y siete días después del fallecimiento de su madre, tres millones de dólares fueron transferidos a su cuenta.

Como era menor de edad, el padre de Sheffield checaba la cuenta, por lo que se enteró. Preguntó de dónde venía ese dinero.

"Me lo gané", dijo Sheffield con indiferencia.

Un niño de once años obtuvo tres millones, así como así, sorprendiendo a todos en la familia Tang.

Sheffield era inteligente. De lo contrario, no se habría saltado grados de forma continua, ni estaría listo para pasar del octavo al décimo a la edad de 11 años.

Pero nadie creía que fuera capaz de ganar tres millones.

Entonces, el padre de Sheffield hizo lo que pensó que era correcto, y tomó un látigo. Luego preguntó, "¿Cómo hiciste tanto? ¿Acaso te estás juntando

ose en su pecho, le dijo suavemente, "Evelyn, quiero más".

Ella respondió sin aliento, "¿Aquí? Piensa en lo que pasaría mañana por la mañana... Olvídate de eso, nos volveríamos virales en un instante".

Sheffield sonrió en sus brazos. "Eso no me importa. Soy un hombre, no me importa quién me vea desnudo. Pero soy el único en el mundo que puede ver tu cuerpo".

'¿Que solo él puede ver mi cuerpo?'. Evelyn cada vez se convencía más de que Sheffield era alguien muy dominante. Sus labios esbozaron una sonrisa. Fingió estar enojada y reprochó, "¡Entonces suéltame!".

A pesar de sus ánimos, simplemente observó a Evelyn recobrar la compostura antes de cenar nuevamente.

Luego de la cena, de camino al estacionamiento, Sheffield insistía en pasarle el brazo por la cintura a Evelyn. Pero a ella no le gustaban las demostraciones públicas de afecto. Y mientras discutían sobre esto en voz baja, alguien llamó a Evelyn.

"¡Evelyn!".

Cuando ella escuchó esa voz, la sonrisa en su rostro se esfumó instantáneamente. Se detuvo en seco, sin darse la vuelta. "Señorita Ji, ¿qué sucede?".

Sheffield la mantuvo tomada de la cintura. Giró la cabeza para ver quién era.

Un hombre y una mujer se encontraban parados en la puerta del restaurante.

No reconoció a la mujer, era de aspecto normal, bien vestida y con un maquillaje ligero.

Pero había visto antes a ese hombre. ¡No era otro que el ex novio de Evelyn, Calvert Ji!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir