ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 880 ¿Cuál es la verdad

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7208

Actualizado: 2020-02-08 05:35


"Él no está quebrado. Me ha comprado joyas valiosas. Le ofrecí dinero y lo rechazó. ¡Más de cien millones! ¡Los rechazó, papá!". Dollie también le había dicho a Evelyn que Sheffield solo la quería utilizar, pero ella no lo creía.

Carlos estaba colérico. "¡Eso es solo porque quiere aún más! ¿Que no lo ves? No es tan bueno como aparenta ser. Lo he investigado. Sus padres eran bastante acaudalados, y tenían unas cuantas conexiones comerciales, murieron en un accidente automovilístico. Pero ellos no eran su verdadera familia. El hombre que murió en ese accidente era Beric Tang. Tenía un hijo, pero no era él. Ustedes han estado saliendo por tanto tiempo. ¿Y alguna vez te dijo quién era realmente?".

Carlos, con todos sus recursos, no había logrado descubrir quién era Sheffield en realidad. Pudo llegar hasta cierto punto revisando los antecedentes, y pero algunos datos simplemente no se podían obtener. Y si Carlos no podía averiguarlo, quería decir que el joven médico estaría ocultando algo. Al menos, eso era lo que pensaba él.

Que sería peligroso para Evelyn quedarse con alguien como él. Preferiría que Evelyn se casara con un chico pobre con antecedentes claros, o con un hombre engreído como Calvert. Al menos a él lo conocía. O al menos podía averiguar cualquier cosa sobre ellos.

Pero Sheffield era distinto. Sus antecedentes familiares eran apócrifos. Incluso Carlos no logró descubrir nada, pues había ocultado su identidad demasiado bien.

Evelyn se quedó allí estupefacta. Si aquello era cierto, entonces había más sobre Sheffield de lo que aparentaba. Ella ya lo presentía. Luchador, doctor, piloto de carreras. ¿Qué más le estaría ocultando? Después de un largo rato, ella respondió tímidamente, "Dijo que su madre era doctora en neurología. Que fue incriminada y encarcelada por tráfico y falsificación de drogas. Ella murió cuando él era un niño". En cuanto a su padre, Sheffield casi nunca lo mencionó, y ella tampoco quiso preguntar.

Carlos le interrogó con desdén, "¿Estás segura de que estaba diciendo la verdad? ¿Lo comprobaste? ¿O solo creíste en su palabra? ¡Dios, qué ingenua eres! Si le preguntaras directamente,

omo tú, la criara durante casi 30 años, y algún tipo se enamorara y tomara su virginidad, también me enojaría. Cuando termine aquí, me mudaré con tus padres. Cocinaré, lavaré y los atenderé todos los días. Dejaré que me conozcan, y sabrán que soy mucho mejor que Calvert...".

Sheffield balbuceó burlonamente. Al escucharlo, Evelyn se echó a reír, pero luego lloró.

Si de verdad la amaba, la noticia debería haberle roto el corazón. Pero aún sonaba tranquilo al respecto. Evelyn se preguntaba si era porque se estaba haciendo el fuerte, o porque simplemente no la amaba.

"No estés triste, en unos días, estaremos tomando café en París. Tendremos unas bellas vacaciones y nos olvidaremos de todo esto por un tiempo, ¿de acuerdo?", dijo Sheffield.

Evelyn cerró los ojos y las lágrimas se deslizaban por sus mejillas. "De acuerdo".

"Me tengo que ir, tengo otra cirugía por empezar". De hecho, tan solo quería hablar con ella. Después de todo, rara vez se veían y él la echaba de menos. Y en el trabajo, apenas cruzaba palabra con otros.

Sin embargo, Sheffield ignoraba que ella malinterpretaría lo que diría a continuación. "He estado trabajando como loco para ganar más dinero. Hace mucho tiempo que no te compro joyas. Evelyn, no me odies por favor. Cuando tenga más dinero, te compraré las mejores cosas del mundo todos los días".

'Ganar más dinero... Trajo lo del dinero a colación, tal como papá dijo', pensó Evelyn.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir