MoboReader> Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 898 Admiro a mi madre

Respira Conmigo By Bai Cha Palabras: 6932

Updated: 2020-02-14 02:17


"Tómate la medicina primero". Evelyn agarró un vaso desechable para traerle agua caliente.

"Está bien". Cuando vio que ella no miraba, Sheffield tiró el medicamento y sacó las tabletas de vitamina C que tenía en el bolsillo.

Evelyn no le dio el vaso de agua en la puerta, sino que lo llevó a la habitación y le dijo, "Entra y acuéstate".

Sheffield la siguió y se tumbó en la cama.

"¿Dónde está la medicina?", preguntó ella.

"Aquí", dijo Sheffield tomándose las pastillas.

A Evelyn no le dio tiempo a evitar que tomara las pastillas. "¿Por qué te las tomaste tan deprisa? El agua todavía está muy caliente".

Él consiguió tragarse las pastillas sin ayuda de agua.

A Evelyn le iba a dar algo. Salió y echó un poco de agua fría en la taza hasta que el agua estuvo tibia. Luego volvió a entrar y dijo, "Bébete esto para que puedas tragarte bien las pastillas".

"Bueno". Obedientemente, Sheffield se bebió el vaso entero.

Satisfecha, Evelyn tiró el vaso desechable a la basura y lo obligó a acostarse en la cama. "Deberías dormir".

"Vale", dijo él, cerrando los ojos como si tuviera sueño.

Cuando ella se dio la vuelta para ir a darse una ducha, él la tomó de la mano.

"Evelyn, no te vayas. No me siento bien", dijo con voz débil.

"No me voy a ninguna parte. Solo voy a darme una ducha". Ella se sentó al lado de la cama y lo consoló suavemente.

"No te duches, Evelyn. Quiero dormirme contigo en el brazo". No la dejaría ir.

Evelyn suspiró al verlo comportarse como un niño mimado. "Está bien, al menos deja que me quite el abrigo".

Ella se soltó de él, después se quitó el abrigo y lo colgó al lado del suyo en el perchero.

Sheffield se movió para hacerle sitio en la cama.

Tan pronto como Evelyn se acostó, él la tomó en sus brazos.

Al ver que el hombre no intentaba nada más, ella se relajó y dejó que la abrazara.

"Evelyn, quiero decirte algo", le susurró al oído mientras pensaba para sí mismo, 'Ahora está en guardia, así que necesito hacer algo o decir algo que la haga relajar'.

"¿No tienes sueño?", preguntó Eve

odía sentir su cálido aliento en el rostro. "Comí demasiado esta noche. Y ahora me siento lleno de energía y con ganas de hacer ejercicios. Así que..."

Evelyn se dio cuenta de que todo era una trampa. "Pues como estás tan lleno de energía, mejor me voy".

"¡Por favor, no!". Con una sonrisa ladina, él levantó la colcha para cubrir a los dos y dijo, "Ya es tarde y estamos solos. ¿Estás segura de que quieres desperdiciar esta oportunidad?".

"¡Oye, espera! No te atrevas a... Emm...", intentó decir algo, pero él le selló los labios.

'¡Hijo de puta! ¿Cómo pudo hacerme esto? ¡Cómo se atreve a engañarme así!'.

Al día siguiente, Evelyn no fue a desayunar hasta casi el mediodía. Tayson la llamó y la fue a recoger.

Para evitar chismes, le pidió a Sheffield que esperara en la habitación antes de que ella saliera del hotel.

A Sheffield no le importaba. Se acurrucó en el sofá satisfecho, viéndola irse con la mano en la cintura, dolorida por todas partes.

Cuando Evelyn salió de la habitación, pasó junto a algunos miembros del personal que estaban charlando. Uno de ellos dijo, "No tuvimos muchos huéspedes anoche, ¿verdad? Solo había una habitación reservada en este piso presidencial. Los dos huéspedes se quedaron en una Suite".

"No, no. No fue eso lo que pasó. La recepcionista dijo que el huésped en la habitación 1609 había reservado toda la planta".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top