ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 899 Decirle la verdad

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7086

Actualizado: 2020-02-15 00:02


"¡Vaya! Pues sí que debe ser rico".

Evelyn se quitó la mano de la cintura y miró su alrededor, un pasillo jalonado por unas 30 habitaciones. ¿Había planeado todo?

Obviamente, la respuesta estaba muy clara.

¡Qué hombre tan manipulador! ¡Se confabuló con la recepcionista del hotel para atraparla allí! Evelyn apretó los dientes furiosa mientras maldecía por dentro. En aquel momento, lo único que quería era partirle la cara a Sheffield.

Tayson encendió el motor en cuanto ella subió al coche. Al pasar junto al coche de Sheffield, dijo ella de golpe, "¡Espera!".

Tayson detuvo el auto y preguntó: "¿Qué pasa, señorita Huo?".

Evelyn sacó su teléfono y llamó a Sheffield. "Sheffield, creo que dejé mi lápiz labial en tu auto. ¿Puedes abrirlo?".

"¡Claro que sí!", dijo Sheffield, que no sospechaba nada. Después de colgar, simplemente desbloqueó su automóvil a través de una aplicación de su teléfono.

Evelyn dijo a un Tayson, quien aún estaba confuso, "¿Puedes ir a echar un vistazo al auto de Sheffield?".

"Sí, señorita Huo".

Cinco minutos después, apareció Sheffield. Cuando vio a Tayson revisando su auto, se sorprendió un poco, pero siguió caminando hacia ellos.

Cerrando el capó y sacudiéndose las manos, Tayson se acercó a Evelyn y le dijo, "¡No le pasa nada al coche, señorita Huo!".

"¿Funciona? ¿No le pasa nada?".

"¡Funciona perfectamente, señorita Huo!", respondió Tayson. Estaba seguro y hasta había encendido el motor para comprobarlo.

Evelyn cerró los ojos por un momento, sin salir del auto. Miró a Sheffield, que venía sonriendo alegremente. "Sheffield Tang", lo llamó.

Sheffield corrió hacia ella y le dijo alegremente, "Dime cariño".

"¡A tu coche no le pasa nada, funciona bien!". Después de decir eso, Evelyn observó la expresión en el rostro de Sheffield y le hizo gracia.

Sheffield preguntó pensativamente, "¿Ah sí?".

"Sí", confirmó ella.

Él hizo como si eso fuera una nueva noticia. "Oh, pensé que le pasaba algo. Debe haberse arreglado solo. Anoche ni siquiera arrancaba".

Evelyn estaba cabreada con él. Así que lo había planeado todo y la había

Carlos dejó los palillos. Como si no hubiera oído a Evelyn, se volvió hacia Calvert y le dijo, "Eso suena bien. No tenemos ninguna objeción".

Debbie se quedó a cuadros. '¿Cuándo he dado yo mi consentimiento para que Evelyn se case con Calvert Ji?'. Estaba a punto de decir algo, pero Carlos la tomó de la mano y la detuvo.

Debbie estaba furiosa, pero no podía hacer una escena aquí en público, por lo que decidió guardarla para más tarde.

Calvert sonreía radiante. "Cuando mi padre regrese de Nueva Zelanda, me gustaría invitarlos a usted y a la señora Huo y a Evelyn a cenar. Nos encantaría que vinieran".

"Sin duda iremos", dijo Carlos asintiendo con la cabeza.

Dejando la cuchara, Evelyn se levantó de su asiento. Todos se giraron para mirarla. Ella respiró hondo y dijo suavemente, "Discúlpenme. Voy al baño".

"¿Quieres que te acompañe?", ofreció Calvert.

Muy seria, Evelyn lo rechazó sin rodeos, "No, gracias, señor Ji". '¿Pero qué coño le pasa? ¿Por qué se ofrece a acompañarme al baño de mujeres? ¡Ni siquiera se le permite entrar allí!'.

Se dio la vuelta y se fue, pero en lugar de dirigirse al baño de la habitación privada, fue al baño comunitario del club.

Por el camino, se topó con alguien, era Sheffield. Sin embargo, lo que más la sorprendió fue la expresión de su rostro.

Cuando Sheffield la vio, en lugar de acercarse a ella, aceleró el paso y se fue a toda prisa.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir