ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 915 ¿Quién más está ahí

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8178

Actualizado: 2020-02-20 00:54


Evelyn cerró la puerta detrás de ella y se acercó a Sheffield, que estaba confortablemente sentado en el sofá, con una pierna apoyada sobre la otra. "He estado muy preocupada por ti", dijo ella de pie delante de él.

Sheffield dio otro sorbo a su copa. "¡Oh! Gracias por su preocupación, señorita Huo". Sus palabras estaban llenas de sarcasmo.

Su arrogancia provocó la ira de Evelyn, que apretando los dientes, le espetó bruscamente, "Como no quieres hablar conmigo, esto no tiene sentido. ¡Hemos terminado! ¡De ahora en adelante no me meteré en tu vida!".

Evelyn se dio la vuelta y se dirigió hacia la puerta.

Al siguiente instante, Sheffield se puso de pie y le rodeó la cintura con los brazos. Sonriendo de oreja a oreja, dijo, "Evelyn, estaba bromeando".

"¿Bromeando?". Evelyn se dio la vuelta para confrontarlo, y su rostro había convertido en una nube de tormenta.

"¡Sí!". Sheffield asintió y ladeó la cabeza hacia un lado haciéndolo parecer un poco idiota. "¿Cómo no iba a querer hablar contigo?".

Evelyn retornó a su expresión fría y carente de emociones, y dio un paso adelante, obligando a Sheffield a dar un paso atrás. "¿Cómo llamaste a Dollie? ¿Guapa? ¿Fue eso lo que dijiste?".

"No, no, no. Yo creo que no me entendiste bien. ¿Por iba a llamarla 'guapa'?". Si hubiera sabido que las cosas irían por este camino, no habría tratado a Evelyn así.

"Oh, ¿quieres decir que no te oí bien? ¿Insinúas que tengo problemas de oído?". Evelyn dio otro paso adelante y Sheffield reaccionó con otro paso atrás. "Oigo bien, ¿sabes? Y oí que la llamabas 'guapa'. ¿Y cómo te atreves a invitarla a hacer un trío conmigo? ¡Si piensas acostarte con ella, hazlo! Pero tú y yo hemos terminado".

Sheffield ya no tenía espacio para seguir retrocediendo y cayó en el sofá, pero siguió sonriendo a su reina. "Me has entendido mal. ¡Sólo bromeaba!". Se dio cuenta del gran error que había cometido al burlarse de Evelyn así.

Evelyn pellizcaba su mejilla cada vez más fuerte.

En poco tiempo, la patética expresión de Sheffield se tornó en amargura. "Evelyn, cariño... Por favor...".

"Solo quería hablar contigo, pero veo que estás muy ocupado. Debe ser muy divertido estar rodeado de todas estas mujeres".

"No, no lo es", respondió él mansamente bajando la mirada. Como Evelyn seguía agarrándolo por la mejilla, Sheffield no tuvo más remedio que ceder.

Evelyn se inclinó para acercarse más a él. "¿Vas a volverme a hacer pa

tido si abriera y entrara sin más. Como el hombre considerado que era, Joshua decidió evitar cualquier tipo de situación incómoda y llamó a la puerta. "¡Hola! ¡Soy yo!".

Joshua oyó un ruido, pero de repente todo quedó en silencio dentro.

Volvió a llamar a la puerta y dijo, "Sheffield, Evelyn, voy a entrar".

Mientras tanto, justo al otro lado de la puerta, Sheffield se inclinó hacia Evelyn y le susurró, "Dile que se largue".

Evelyn estaba a punto de volverse loca por culpa de Sheffield. Se mordió el labio con fuerza, pero no dijo nada.

Sheffield, sin embargo, tenía muchas maneras de hacerla hablar.

En menos de dos minutos, Joshua oyó la voz de Evelyn que llegaba desde el interior de la habitación. "Joshua... ¿Podrías...? ¿Podrías... darnos un momento?".

Algo en la voz de Evelyn le sonó extraño. Con el ceño fruncido, Joshua entrecerró los ojos y apoyó el oído en la puerta. "Evelyn, ¿puedes oírme?".

Joshua giró la cabeza para mirar a Tayson y preguntó, "¿Quién más hay ahí dentro?".

Después de un momento de silencio, Tayson respondió, "Solo ellos dos.

Señor Fan, le sugiero que se vaya a casa". "¿Por qué?", preguntó Joshua. Entonces la expresión de su rostro cambió drásticamente.

En un instante, Joshua parecía haber recibido algún tipo de revelación divina mientras miraba a la puerta con absoluta incredulidad. Sus cejas se arquearon desconcertadas, y su boca se torció de tal manera que parecía completamente caída. Cuando miró hacia la puerta de nuevo, de repente escuchó un ruido sordo y la puerta comenzó a moverse. Joshua se quedó allí congelado, mirando atónito y sin palabras.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir