ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 920 Abrirle el corazón

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7254

Actualizado: 2020-02-22 00:02


De mala gana, Carlos le dijo a Evelyn, "Al final, gracias a que piratearon tu computadora, parece que la licitación va a tener más éxito de lo que esperábamos. El juego que estamos desarrollando aún no ha salido al mercado y ya se ha hecho viral el tema. A Theo Group le gustó mucho la popularidad que adquirió incluso antes del lanzamiento. Además, es un juego altamente desarrollado y tiene un trasfondo muy sólido. Si son inteligentes, sin duda cooperarán con nosotros".

'O sea que, básicamente, Papá dice que ganamos la licitación', pensó Evelyn para sí misma. Después de una breve pausa, ella ofreció, "¿Qué tal si después me encargo de gestionar todo lo que tiene que ver con el juego?".

"Matthew tomará el mando del caso. No quiero que te canses demasiado", respondió Carlos.

"No estoy cansada. Y Matthew debería concentrarse en sus estudios".

Pero Carlos no accedió. Se puso de pie y dijo, "Esto va a ser complicado, y lo sabes. Es una cooperación a largo plazo entre dos empresas. Tú puedes ocuparte de otras cosas más normales. Oye, ¿no vas a celebrar tu fiesta de cumpleaños mañana? ¿Por qué no preparas eso?".

"Está bien". Evelyn decidió no insistir más, conocía bien a su padre, si él no quería que ella se hiciera cargo, nadie podría hacerle cambiar de opinión.

Cuando Carlos se fue, Evelyn suspiró aliviada, hizo una llamada interna a Nadia.

"Señorita Huo". Nadia vino rápido.

Evelyn tomó el jarrón que contenía las rosas búlgaras que Sheffield le había regalado. Eran preciosas, como siempre. Para preservarlas más tiempo, le dijo a Nadia, "¿Podrías secarlas antes de enviarlas a mi apartamento?".

"¡Por supuesto, señorita Huo!". Nadia agarró el jarrón con todo el cuidado, para no romperlo. Sabía lo importantes que eran aquellas flores para Evelyn.

Evelyn se recostó en su silla y sacó el teléfono. Estuvo en silencio por un largo rato. Luego envió un mensaje de texto a Sheffield, diciendo, "El hombre que viste en mi apartamento ese día se llama Napier Tao. Te dije antes que una de mis mejores amigas murió joven, pues era su novia". Evelyn decidió contarle todo a Sheffield por mensaje de texto en lugar de decírselo cara a

lyn se sacudió su mano, se levantó y se apartó de él. "Por favor, vete".

Napier resopló, "¿Qué? ¿Ahora estás enfadada? ¡Te dije que dejes de fingir! ¿Es porque estoy sucio? ¿Por eso te niegas a acostarte conmigo?". Dio un paso adelante y la agarró por la muñeca.

Este simple toque ya lo excitaba. Evelyn era realmente hermosa. Era difícil resistirse a ella. La atrajo hacia él y la atrapó contra el sofá.

Evelyn trató de librarse, pero fue en vano. Así que gritó, "¡Tayson! Mmmph...". Él le tapó la boca con su mano.

Napier se inclinó hacia ella para besarla en los labios. Evelyn lo esquivó, y eso lo excitó aún más. El hombre trató de rasgarle la ropa, pero solo logró arrancarle un botón.

Incapaz de pedir ayuda, Evelyn tuvo que pensar en una forma de salir de esa situación. Al ver la taza sobre la mesa, ella la agarró y la estrelló contra su cabeza. Le golpeó una y otra vez.

"¡Aaargh! ¡Maldita puta!". Gritando de dolor, finalmente el hombre cayó al suelo rodando y se alejó de Evelyn.

Evelyn lo golpeó tan fuerte que le empezó a sangrar por la cabeza.

Tan pronto como se vio libre, Evelyn fue a buscar el bote de basura e intentó vomitar, pero no salió nada. Luego corrió hacia la puerta para que Tayson pudiera entrar.

Y poco después de eso, llegó Sheffield.

Ella aún no había ido al hospital a visitar a Napier después de aquello. Ya no quería verlo ni saber nada de él. Ya no le importaba si él moría o no.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir