ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 923 Sexo y piruletas

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7755

Actualizado: 2020-02-23 00:02


Con las manos en los bolsillos, Sheffield se apoyó contra la puerta y observó a los guardias alejarse obedientemente. "Te tienen mucho respeto. Eres una mujer fabulosa, señorita CEO".

Evelyn se volvió para mirarlo y preguntó en voz baja, "¿Vienes o no?". Si no se iban pronto, su padre podría cambiar de opinión y empezar a perseguir a Sheffield otra vez.

"¡Sí, claro! ¡Vamonos! Vamos a divertirnos mucho, pequeña mía".

Evelyn hizo un gesto de resignación. "Soy mayor que tú".

"Eso no importa. Yo soy tu novio", dijo inclinándose hacia su cuerpo sin pudor ninguno.

En ese momento estaban llegando a la secretaría y Evelyn lo empujó. "Compórtate. Estamos en mi oficina", lo regañó.

Sheffield se apartó de inmediato. "¡Sí, señora!". Se puso las gafas de sol y la capucha del abrigo. Ahora nadie lo reconocería.

"¿Por qué quieres llevarme de compras de repente?", preguntó ella, subiéndose al coche de Sheffield.

"Como le dije antes a tu padre, a comprarte una piruleta", respondió con una sonrisa mientras le abrochaba el cinturón de seguridad.

"¿Puedes hablar en serio aunque solo sea por un momento?", dijo ella con el mismo gesto de resignación.

"Lo digo en serio. Te voy a llevar al supermercado a comprar una piruleta". Lo dijo como si estuviera ofendido porque ella no creía que una piruleta fuera algo suficientemente importante.

Evelyn no tuvo más remedio que acceder y dijo, "Bien. Ya que estoy aquí contigo, llévame a donde quieras. Lo dejo en tus manos".

"¿De verdad?".

"Sí".

"Entonces vamos a tu casa y podemos...".

"¡Excepto eso!"

"Bueno, vale, entonces hagámoslo en el coche".

"¡No!".

"¿Y en un hotel?".

"¡Sheffield!". Estaba empezando a tocarle mucho las narices. "¡Se acabó el tema!".

Sheffield suspiró admitiendo su derrota. "Muy bien, entonces vamos a comprarte una piruleta".

Y así fue, él la llevó a un supermercado.

Una vez allí, tomó una piruleta del estante de dulces y le preguntó, "¿De qué sabor la quieres? ¿De fresa? ¿De coco? ¿Te gustan los arándanos? ¿Y el mango?".

Evelyn miró el pasillo de los dulces y luego a los dos niños que estaban cerca de ella. "No quiero ninguno de esos sabores".

"De eso nada. Tienes que elegir uno. Te encantará, ya lo verás".

"¡Comer caramelos dañará mis dientes!", respondió ella.

"¡Una sim

a de lo raro que sonaba aquello.

Sheffield se echó a reír. Le divirtió su tono serio. '¡Es linda hasta morirse! ¡Esta mujer podría acabar conmigo!'. "Ten la seguridad, Evelyn, de que por muchos postres que comas, mientras estés conmigo, no engordarás".

"¿Y cómo así?".

"Porque yo sé cómo hacerte perder todas esas calorías, cariño. ¿Por qué no te mudas conmigo y descubres sobre el programa de ejercicios que he planeado para ti todas las noches?", preguntó con una sonrisa de confianza en su rostro.

Evelyn se puso del color de la remolacha. '¡Ya está hablando de sexo otra vez! ¿Es eso en lo único que piensa? ¡Dios!'.

"¡Sheffield!", dijo mirándolo fijamente a los ojos.

"¿Sí?". Perplejo, él la miró a los ojos, tratando de averiguar si estaba enojada. Cuando estaba a punto de engatusarla, ella dijo, "Soy alérgica a los mangos". Diciendo eso, ella apartó la mirada de él.

La sonrisa de Sheffield se desvaneció. Saboreó la piruleta en la boca y confirmó que era mango.

Evelyn también era alérgica a los gatos. Así que cuando le dijo que era alérgica a los mangos, no dudó de lo que le decía.

Él extendió la mano para sacarle la piruleta de la boca. "¡Escúpela!", dijo muy alterado. "Lo siento, Evelyn. Es mi culpa. Te llevaré al hospital ahora mismo".

Evelyn apretó los dientes para que no le sacara la piruleta. Se quedó allí y lo observó preocuparse por ella.

"Evelyn, ¡escúchame! Escúpela ya", dijo intentándola convencer suavemente, como si estuviera hablando con un niño, pero ella se negó a abrir la boca.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir