ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 924 Eres una niña mala

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7458

Actualizado: 2020-02-23 00:15


Había una sonrisa en los ojos de Evelyn. Y en un instante, sintió ganas de llorar cuando vio lo preocupado que estaba. 'Debe confiar mucho en mí. Y ahora me siento culpable'.

"¡Sheffield!".

"¿Sí, cariño?".

"Tengo un secreto que contarte".

"Mmm... Quizá más tarde. Ahora escupe eso. ¡No volveré a comprar piruletas nunca más!". Él le tenía agarradas las mejillas con ambas manos, pero Evelyn se negaba a abrir la boca. Como no podía forzarla, se resignó a seguir obligándola. Después de todo, era alérgica. ¿Se le hincharía la cara como un pez globo?

Evelyn hizo que le soltara la cara y dijo con una sonrisa, "El secreto es... ¡Que era broma!".

"Sí, vale, lo sé. Ahora hazme caso y escupe la piruleta". '¿Cómo puede ser tan tonta? Sabe que es alérgica a los mangos y sigue chupando la piruleta. ¡Espera un momento! Ella me había dicho que no quería y fui yo quien se la metió en la boca. ¡Todo es culpa mía!', pensó.

Evelyn se echó a reír. "No soy alérgica a los mangos. Solo estaba jugando contigo. Porque como siempre estás hablando de sexo...". Después de eso, ella se sintió un poco culpable. ¿Era justo hacer que se preocupara así?

Fue entonces cuando Sheffield se dio cuenta de que Evelyn le había engañado. Resultó que no tenía nada de estúpida. El tonto había sido él, todo el tiempo.

Pero de todos modos, se sintió aliviado de que ella no fuera alérgica a los mangos. Sin poder hacer nada, se quejó, "¡Eres una niña mala!".

Al oír eso, Evelyn inclinó levemente la cabeza y lo miró mientras mordisqueaba la piruleta. "Aprendí del mejor, de ti".

Sheffield se rio con ganas. Cuando se calmó, la tomó en sus brazos, sus cuerpos cerca uno del otro. Luego dijo, "Como eres una niña tan mala, tendré que castigarte".

"¿Ah sí? ¿Y qué tienes pensado?". ¡Evelyn no le tenía ningún miedo!

Una misteriosa sonrisa apareció en el rostro de Sheffield. "¡Lo sabrás en seguida!".

Fueron al aparcamiento subterráneo y encontraron su auto. Cuando Evelyn estaba a punto de abrir la puerta, Sheffield la detuvo. "¡Mira, Evelyn! ¿Qué es eso que hay en el asiento trasero?". Hoy Sheffield no traía su auto deportivo, sino que conducía el sedán. Abrió la puerta trasera y esperó a que Evelyn cayera en su tramp

que Joshua los había pillado juntos en una situación así. Era tan embarazoso.

Joshua tardó un tiempo en darse cuenta de lo que estaba pasando. Y finalmente, "Ooohh...", dijo alargando la palabra. Con una sonrisa astuta, dijo, "Colega, realmente eres un todoterreno. ¿Qué te parece esto? Necesito algunos billetes verdes o tomaré algunas fotos y las venderé a los periódicos".

'¿Me está amenazando?'. Sheffield besó a Evelyn en sus labios y arrojó el teléfono ignorando a Joshua.

Joshua se quedó esperando pacientemente al otro extremo de la línea.

Pero después de un largo rato, no escuchó ni una palabra de Sheffield. Y entonces vio que el auto se balanceaba ligeramente.

Su cara estaba tan roja como una manzana. Después de toser en silencio, inmediatamente le pidió al amigo que le estaba esperando que caminara con él hacia su propio automóvil. "Tienen cámaras de vigilancia en el aparcamiento. Recuerda ir a la sala de vigilancia después y destruir las imágenes", dijo por teléfono a Sheffield cuando se iba.

Sin embargo, nadie le respondió. Joshua estaba tan deprimido que colgó.

Mirando su teléfono, maldijo en su mente, 'Sheffield es tremendo'.

Su amigo lo miró con curiosidad y le preguntó, "¿Con quién estabas hablando? ¿Está Sheffield en el coche? ¿Qué pasó?".

"No preguntes. No es asunto tuyo", respondió Joshua con indiferencia. Su amigo era un bocazas. Si Joshua le dijera que Sheffield estaba follando en el coche, mañana todo el mundo lo sabría.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir