ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 930 La verdadera belleza no envejece nunca

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8348

Actualizado: 2020-02-25 00:41


Carlos se burló del entusiasmo de Debbie. Una sirvienta se acercó a la mesa llevando en la mano un plato de chuletas de cordero asadas. Carlos imitó el tono de su mujer y dijo, "Calvert, estas son chuletas de cordero de Nueva Zelanda, recién asadas. ¡Pruébalas!".

Todos se quedaron en silencio, desconcertados al ver a aquel hombre, que era famoso por su arrogancia, actuar de una manera tan infantil e inmadura.

Lo que dijo Carlos hizo que Calvert se sintiera algo menos incómodo. "Gracias, Sr. Huo", dijo cortésmente.

Mientras cortaba la carne con su cuchillo, Sheffield pensó para sí mismo, '¡Calvert, menudo cobarde!'.

Cuando sirvieron las chuletas de cordero a Calvert, Sheffield se quedó mirándolas y se le ocurrió una broma. Se inclinó hacia Calvert y susurró, "¿Sabías que las chuletas de cordero asadas ayudan a mejorar las funciones corporales y ayudan con la disfunción...? Bueno, ya sabes de lo que te hablo. ¡Te hace falta comer muchas!".

Sheffield habló en voz tan baja que quienes estaban al otro lado de la mesa no podían oírlo. Pero Evelyn, que estaba sentada al lado de Calvert, sí oyó lo que había dicho y casi se ahoga con su jugo.

'¡Sheffield, eres tan malo!', dijo para sí misma.

Los otros se volvieron para mirarlos. Calvert se puso de mal humor al sentir aquellas miradas confusas posadas sobre él. '¿Qué daño le haría a este tipo ser un poco más amable conmigo?'.

Aunque Carlos no podía oír de qué estaban hablando, cuando vio la cara de Calvert, supuso que Sheffield le debía haber dicho algo. Lanzando una mirada fría a Sheffield, que estaba ocupado comiendo, Carlos preguntó, "¿Qué pasa, doctor Tang? ¿La comida no es de tu agrado?".

El corazón de Sheffield dio un vuelco cuando oyó a Carlos, de modo que sonrió y dijo, "¡En absoluto! ¿Cómo podría alguien objetar algo a toda esta deliciosa comida? Solo estaba sintiéndome un poco celoso de Calvert".

"¿Celoso? ¿Y por qué? ¿No estás contento con el plato que mi esposa le pidió a la sirvienta que te sirviera?", Carlos no dudó en atacar a Sheffield, explotando astutamente la ambigüedad de las palabras.

"Por su puesto que estoy contento. Mire, ya he vaciado mi plato. ¡Estaba delicioso!", respondió Sheffield mostrando su plato a Carlos con una mirada seria. Luego, para reforzar sus palabras, se volvió hacia la sirvienta que tenía más cerca y dijo, "¿Podría servirme un poco más, por favor? Una porción más. ¡Gracias!".

"Sí, señor. Por favor, espere un momento".

Enfurecido, Carlos ap

cosas. Hay un viejo dicho que creo que es perfecto para describirla en este momento".

A Miranda no le importaba si Sheffield le había dicho eso sinceramente, porque se sentía muy cómoda hablando con él. Especialmente cuando sonreía, la hacía sentir de maravilla. "¿Qué dice ese dicho?".

"La verdadera belleza no envejece nunca. No me había dado cuenta de lo cierto que era eso hasta que la conocí hoy. El tiempo puede acabar con todo, pero un temperamento hermoso dura para siempre y no puede erosionarse con el tiempo". No había rastro de frivolidad en su tono, lo que hizo creer a todos que su elogio era sincero.

En el transcurso de su vida, Miranda había escuchado muchos elogios de la gente, pero escuchar palabras tan gentiles provenientes de un apuesto joven como Sheffield ciertamente le levantó el ánimo. "¡Jaja, muchacho, deja ya los halagos!".

"Abuela, no sea tan modesta. Yo no le mentiría. Evelyn, por favor dile a la abuela que estás de acuerdo conmigo".

Evelyn sonrió y asintió con la cabeza. Cuando vio lo bien que se llevaban Miranda y Sheffield, rezó sinceramente para que algún día su padre y él también pudieran llevarse así de bien.

Miranda estaba tan feliz que se reía de todo lo que decía. "Está bien, ya es suficiente por ahora. En realidad esperaba poder preguntarle algo a Sheffield". Girándose para mirar al joven, continuó, "Sheffield, escuché de Debbie que estás haciendo un proyecto de investigación en este momento. ¿Cómo va?".

"Sí, abuela. Está casi terminado. Estoy ansioso por presentarlo a principios del próximo año". Faltaba menos de un mes para el próximo año y muy pronto Sheffield iba a estar muy ocupado.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir